¿Qué es la cultura empresarial y cómo se desarrolla?

¿Quieres una empresa exitosa? ¡No puedes ignorar la cultura empresarial! Descubre en este artículo qué es realmente la cultura empresarial y cómo puedes desarrollarla para impulsar el crecimiento y el éxito de tu negocio. No te pierdas esta oportunidad de aprender cómo crear un ambiente de trabajo positivo y motivador para tu equipo. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la cultura empresarial y cómo se desarrolla?

La cultura de la empresa juega un papel muy importante en el éxito de una organización. La cultura organizacional adecuada puede ayudar a una empresa a atraer y retener a los mejores talentos. También puede mejorar el compromiso de los empleados y ayudar a la empresa a obtener una ventaja competitiva en el mercado.

Pero, ¿qué es la cultura empresarial y por qué es tan importante? ¿Qué tipo de impacto tiene en las nuevas contrataciones y en los miembros existentes del equipo? ¿Y qué pasos pueden tomar las organizaciones para fomentar una cultura corporativa que genere resultados?

Analicemos todo lo que necesita saber sobre la cultura de la empresa y cómo crear una cultura sólida en su organización.

¿Qué es la cultura empresarial?

La cultura de la empresa son los valores, actitudes, comportamientos y estándares compartidos que conforman un ambiente de trabajo. Se trata de la experiencia que las personas tienen en el trabajo y cómo esa experiencia se alinea con la marca externa y el mensaje de la empresa.

La cultura es lo que crea la experiencia del día a día en una empresa. Y cuando una organización tiene una buena cultura empresarial, los empleados están comprometidos, comprometidos y emocionados de venir a trabajar. Y eso se extiende desde los nuevos empleados hasta el equipo de liderazgo.

Eso es porque, en una cultura sana, hay expectativas claras. Expectativas sobre cómo se realiza el trabajo, por qué ese trabajo es importante y cómo se espera que los equipos se traten entre sí. También existe una sensación de alineación entre la visión de la empresa y los valores fundamentales y cómo esos valores y esa visión se manifiestan realmente en el lugar de trabajo.

4 tipos de cultura empresarial

La cultura de la empresa es difícil de definir y puede sentirse como un objetivo en movimiento para hacerlo «bien». Pero, en realidad, no existe una forma correcta real para todas las organizaciones. Para ayudar a tener una mejor idea de cómo funciona, podemos tomar los cuatro tipos fundamentales de cultura empresarial, tal como los definen los profesores de negocios Robert E. Quinn y Kim Cameron:

  • Cultura de adhocracia: también conocida como la «cultura de creación», este es un entorno altamente innovador y de rápido movimiento.
  • Cultura de clan: una cultura de empresa altamente colaborativa que se nutre del trabajo en equipo.
  • Cultura jerárquica: como sugiere el nombre, esta es una cultura de trabajo estructurada que generalmente sigue roles y procesos establecidos.
  • Cultura de mercado: una cultura de alta presión orientada a objetivos que se centra en la producción y el logro de objetivos.

Como puede ver, cada una de estas culturas empresariales es diferente y está arraigada en varios valores fundamentales. Puede encontrar un gran éxito o tener dificultades con cualquiera de estos, según el tamaño, la estructura y los objetivos de su organización. Por lo tanto, ser capaz de dar un paso atrás y comprender qué tipo de cultura adopta actualmente su empresa es un paso importante para determinar a dónde quiere ir a continuación. ¿Funciona bien la cultura que tiene actualmente o podría usar una estrategia diferente?

5 factores que contribuyen a la cultura organizacional

Hay una serie de factores que contribuyen a la cultura de la empresa, que incluyen:

1. Cómo trata la organización a los empleados

La forma en que una empresa trata a los miembros de su equipo juega un papel muy importante en la definición de la cultura de la empresa. Por ejemplo, ¿una organización que tiene un programa de reconocimiento de empleados? Esa empresa va a tener una cultura diferente a la de una organización en la que los gerentes se atribuyen el mérito del trabajo de sus empleados.

2. La misión de la empresa

Si una organización tiene una misión sólida, puede influir en la cultura de la empresa, ya que brinda a los empleados un sentido de propósito compartido. (También puede conducir a mejores resultados comerciales. Según una investigación de Deloitte, Las empresas con una misión superan a las empresas sin.)

3. Cómo se toman las decisiones

Las normas de toma de decisiones dentro de una empresa también pueden influir en la cultura del lugar de trabajo. Por ejemplo, una empresa que solicita retroalimentación de los empleados al tomar decisiones será diferente de una empresa en la que el director ejecutivo hace la llamada solo.

4. Cómo se comunican las personas entre sí

Las normas de comunicación también influyen en la cultura de la empresa. Algunas empresas tienen un estilo de comunicación abierto y amigable que conduce a relaciones sólidas. Otros tienen una cultura más de «mantenerse solo» que limita la comunicación no esencial.

5. Expectativas en torno al estilo y volumen de trabajo

La forma en que las organizaciones esperan que sus empleados trabajen también juega un papel importante en la cultura de la empresa. Por ejemplo, ¿el ambiente es más relajado o más una cultura de alto rendimiento? ¿Los miembros del equipo tienen flexibilidad en cuanto a dónde y cuándo trabajan? ¿Es el equilibrio entre la vida laboral y personal una parte central de la experiencia laboral, o se espera que los empleados respondan a las solicitudes de trabajo en las noches y los fines de semana?

¿Qué es la cultura empresarial y cómo se desarrolla?

¿Por qué es importante la cultura empresarial?

Una gran razón por la que la cultura empresarial es tan importante es porque es importante para los empleados. Según una encuesta reciente de Jobvite, casi El 40 % de los trabajadores calificó la cultura de la empresa como “muy importante”. Por lo tanto, invertir en la cultura de la empresa tiene una variedad de beneficios a corto y largo plazo. Aquí están algunos ejemplos:

La cultura de la empresa tiene un impacto directo en la retención de empleados

Para que las organizaciones tengan éxito, deben poder atraer y retener a los mejores talentos, y la cultura tiene un impacto directo en la retención. Según un estudio de la firma global de personal Robert Half, El 35% de los trabajadores rechazaría el trabajo perfecto si no sintieran que era la cultura adecuada. Y un Informe de retención de empleados reciente de la plataforma de gestión TINYpulse encontró que los empleados que calificaron mal la cultura de su empresa fueron 24% más probabilidades de dejar su trabajo para otra oportunidad dentro de un año.

La cultura de la empresa puede impulsar el compromiso de los empleados

Cuando sus empleados están entusiasmados con la cultura de su empresa, los miembros del equipo están más comprometidos, y cuando su equipo está más comprometido, genera resultados positivos para su negocio. Según el informe Gallup State of the American Workplace Report, los empleados comprometidos son un 17 % más productivos y tienen una tasa de ausentismo un 41% más baja que sus colegas menos comprometidos.

Los empleados quieren crecer con la empresa.

Una gran cultura empresarial es una cultura que invierte en el éxito, el bienestar y la felicidad de sus empleados. Y esa inversión no solo puede ayudar a los empleados a sentirse mejor en el trabajo, sino también a avanzar en sus carreras.

Un ambiente de trabajo más positivo conduce a una mayor productividad

Una buena cultura empresarial es aquella que fomenta una experiencia positiva en el trabajo. Y cuando los empleados tienen una experiencia positiva en el trabajo, por lo general se sienten mejor para ir a trabajar todos los días.

Por otro lado, una cultura empresarial tóxica también puede afectar a los empleados de diversas formas, entre ellas:

  • Mayores niveles de estrés. Cuando los empleados trabajan en una cultura tóxica, pueden sentirse más estresados, lo que puede generar una serie de resultados negativos. Por ejemplo, según investigación de Stress.org, más de la mitad de los empleados perder entre uno y dos días de trabajo al año debido al estrés laboral. Y el 31% pierde entre tres y seis días.
  • Disminución del compromiso. Así como una cultura saludable fomenta el compromiso de los empleados, una cultura tóxica hace que el compromiso caiga en picado. Esto puede conducir a malos resultados para el empleado y el negocio. De acuerdo con la investigación descrita en Harvard Business Review, los trabajadores no comprometidos tuvieron un 37% más de ausentismo, 49% más accidentes y 60% más errores y defectos que sus contrapartes comprometidas. Y las empresas con puntajes bajos de compromiso de los empleados experimentaron una serie de efectos negativos, que incluyen un 18 % menos de productividad, un 1 % menos de rentabilidad y un 37 % menos de crecimiento laboral.

¿Cómo es una cultura empresarial saludable?

Una cosa es entender una cultura empresarial saludable en teoría. Pero, ¿cómo es una cultura saludable en la práctica?

No existe una solución única para construir una cultura empresarial sólida. Pero hay algunas mejores prácticas universales.

Pasos para desarrollar la cultura de empresa

Claramente, una cultura corporativa sólida es esencial para el éxito de una empresa. Pero, ¿cómo se desarrolla esa cultura?

Echemos un vistazo a los pasos para desarrollar la cultura de la empresa:

1. Define tus valores

El conjunto de valores de su empresa es lo que dicta todos los elementos de la cultura de su empresa. Eso incluye cómo las personas se tratan entre sí y qué tipo de expectativas hay en torno al trabajo.

Entonces, al desarrollar la cultura de su empresa, ¿el primer paso del proceso? Definición de sus valores.

Siéntese con su equipo de liderazgo y defina claramente los valores que desea incorporar a la cultura de su empresa. Por ejemplo, los valores de su empresa pueden ser la sostenibilidad, el respeto y la transparencia. O pueden ser bondad, igualdad e innovación. O tal vez la integridad, la honestidad y la justicia se sientan como sus valores fundamentales.

Cualesquiera que sean sus valores, es importante definirlos desde el principio, porque son esos valores los que actuarán como la base de la cultura de su empresa.

2. Establecer metas

Usted establece metas para todo en los negocios. Entonces, ¿por qué no establecer metas para la cultura de su empresa?

Piense en sus valores corporativos y en cómo quiere darles vida a esos valores en su cultura. Luego, traduce eso en metas.

Por ejemplo, ¿quieres construir una cultura en torno a la diversidad? Primero, reconozca que construir en torno a la diversidad significa crear una cultura inclusiva. Luego, si bien sus objetivos pueden incluir aumentar su contratación de diversidad en un 50 % en los próximos 6 meses o agregar más mujeres a su equipo de liderazgo, también necesita objetivos de inclusión y pertenencia. Estos objetivos pueden incluir aumentar la tasa de retención de empleados diversos, o aumentar el porcentaje de su fuerza laboral que responde positivamente cuando se les pregunta si sienten que pertenecen a su equipo. (BetterUp tiene herramientas que pueden ayudarlo a construir una cultura de inclusión).

O tal vez desee que la cultura de su empresa gire en torno al equilibrio entre el trabajo y la vida personal. En esa situación, su objetivo podría ser que cada empleado tome al menos tres semanas de PTO cada año.

El punto es que la cultura es más grande que cualquier área de enfoque u objetivo. Pero la cultura empresarial es solo un concepto hasta que lo pones en práctica. Así que asegúrese de establecer objetivos claros en torno a la cultura que desea construir.

3. Pregunta a tu equipo qué quieren ver en la cultura de la empresa

Sus empleados son las personas más afectadas por la cultura de la empresa. Entonces, ¿si desea crear una cultura empresarial sólida y retener y atraer a los mejores talentos en el proceso? Pregunta a tus empleados en qué tipo de cultura les gustaría trabajar.

Envía encuestas a los empleados. Solicite comentarios sobre lo que les gusta de su cultura actual y lo que creen que podría mejorarse. Pídales su opinión sobre cómo es su cultura corporativa ideal. Luego, use sus comentarios para impulsar su estrategia de cultura organizacional. De esa manera, puede construir una cultura que no solo funcione para la empresa sino también para los empleados.

4. Desarrolle un plan para trabajar su cultura en la experiencia laboral diaria

Como se mencionó, la cultura de la empresa se trata, en esencia, de la experiencia que las personas tienen con su organización en el día a día. Por lo tanto, al desarrollar la cultura de su empresa, es importante pensar en cómo va a hacer que esa cultura cobre vida en el entorno laboral diario.

Una vez más, supongamos que la cultura de su empresa se basa en la diversidad. Eso podría significar ofrecer a los empleados tiempo libre remunerado para cualquier festividad cultural o religiosa que celebren. Incluso si no se incluyen en su programa normal de vacaciones pagadas. O, usando el ejemplo del equilibrio entre el trabajo y la vida. Puede implementar una política de comunicación que permita a los empleados saber que no se espera que respondan a los correos electrónicos del trabajo después de las 6 p. m. o los fines de semana.

La cultura de su empresa es cómo sus empleados experimentan el trabajo todos los días. Entonces, cuando esté desarrollando su cultura, asegúrese de pensar en cómo incorporar su cultura en la experiencia laboral diaria.

¿Qué es la cultura empresarial y cómo se desarrolla?

Cómo evaluar la cultura de la empresa

Hay algunos deseos diferentes para evaluar la cultura dentro de una organización, que incluyen:

  • Pida a los líderes que describan la cultura de la empresa.
  • Pida a los empleados que describan su experiencia trabajando en la empresa.
  • Busque la alineación entre la explicación del liderazgo y la descripción de los empleados.
  • Busque ejemplos de los valores de la empresa en el flujo de trabajo diario.
  • Lea las encuestas de los empleados y las entrevistas de salida
  • Mire las métricas de retención y compromiso de los empleados
  • Cómo mejorar la cultura de tu empresa

    ¿Necesita más información sobre cómo mejorar la cultura de su empresa? Pruebe estos consejos:

  • Haga del aprecio una parte de su cultura. Los empleados quieren ser reconocidos por su arduo trabajo. Entonces, si quieres mejorar la cultura de la empresa, empieza por mostrarles ese reconocimiento. Según una investigación de Deloitte, más de la mitad El 54% de los empleados prefieren un “gracias” verbal por sus logros diarios.—así que simplemente alentar a sus gerentes a agradecer a sus empleados es un excelente lugar para comenzar.
  • Busque formas de ofrecer flexibilidad a sus empleados. Cuando se trata de la cultura empresarial, hay pocas cosas más importantes para los empleados que la flexibilidad. Por ejemplo, según una investigación de GoodHire, el 68 % de los trabajadores estadounidenses preferiría trabajar de forma remota en lugar de trabajar en una oficina, y el 61 % estaría dispuesto a aceptar una reducción salarial por la opción de continuar trabajando de forma remota. Así que, si puedes, ofrece flexibilidad laboral a tus empleados. Eso podría incluir opciones remotas, un arreglo de trabajo híbrido o flexibilidad con su horario y horario de trabajo.
  • Asegúrese de que su compensación y beneficios sean competitivos. No importa qué tipo de cultura de empresa construya: si no está pagando bien a sus empleados, no podrá retenerlos. Si desea mejorar la cultura de la empresa, investigue sobre paquetes de salarios y beneficios en su industria y área. Luego, asegúrese de que lo que ofrece a los miembros de su equipo sea competitivo.
  • Consulte con sus empleados. No puede mejorar la cultura de la empresa si no sabe lo que necesita mejorar. Consulte regularmente a sus empleados y pregúnteles qué podría mejorar su experiencia en el trabajo.
  • Ejemplos de empresas con fuerte cultura organizacional

    Hay un montón de empresas que están construyendo culturas organizacionales sólidas. Algunos ejemplos de organizaciones conocidas por culturas sólidas y bien definidas incluyen:

    • Warby Parker. Un aspecto fundamental de La cultura empresarial de Warby Parker es “crear un ambiente donde los empleados puedan pensar en grande, divertirse y hacer el bien”. Como tal, la empresa organiza una variedad de actividades divertidas en el trabajo, así como oportunidades para que los empleados se involucren en la comunidad.
    • Espacio Cuadrado. La cultura empresarial de SquareSpace consiste en fomentar la creatividad y la innovación. Como resultado, se han ganado la reputación de ser una empresa en la que se alienta a los empleados a decir lo que piensan y compartir sus ideas.
    • Google. Google es conocido por su sólida cultura empresarial (¡y muchas ventajas!), incluida la regla del 20 %. Esta regla otorga a los empleados el 20 % de su tiempo de trabajo para desarrollar nuevas habilidades y trabajar en lo que crean que beneficiará más a la empresa.

    Ahora a construir la cultura de tu empresa

    “¿Qué es la cultura empresarial?” es una pregunta amplia. ¿Pero en el fondo? La cultura se trata de crear un ambiente de trabajo que refleje los valores de su organización y potencie el mejor trabajo de su equipo.

    Ya sea que esté buscando desarrollar una cultura empresarial existente o construirla desde cero, puede estar seguro de que sus esfuerzos están en el lugar correcto.

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




    ¿Qué es la cultura empresarial y cómo se desarrolla?

    Preguntas frecuentes sobre la cultura empresarial

    ¿Qué es la cultura empresarial?

    La cultura empresarial se refiere al conjunto de valores, creencias, normas y comportamientos compartidos por los miembros de una organización. Es lo que define la identidad de una empresa y contribuye a su éxito o fracaso. La cultura empresarial incluye aspectos como la misión, visión, objetivos, estrategias y políticas de la organización.

    ¿Por qué es importante la cultura empresarial?

    La cultura empresarial es importante porque tiene un impacto significativo en el desempeño de una organización. Una cultura fuerte y positiva puede motivar a los empleados, mejorar la productividad, promover la innovación y atraer y retener talento. Además, una cultura empresarial sólida puede ayudar a establecer una ventaja competitiva sostenible en el mercado.

    ¿Cómo se desarrolla la cultura empresarial?

    La cultura empresarial se desarrolla a lo largo del tiempo a través de la interacción entre los empleados, las prácticas de gestión y el ambiente de trabajo. Algunas formas en las que se desarrolla la cultura empresarial son:

    1. Valores y creencias: Los valores y creencias de los fundadores y líderes de la empresa influyen en gran medida en la cultura organizacional. Estos se transmiten a través de la comunicación interna y el ejemplo.
    2. Contratación y selección: Las organizaciones buscan contratar personas que compartan los valores y se adapten a la cultura existente.
    3. Capacitación y desarrollo: La capacitación y el desarrollo de los empleados pueden reforzar la cultura y ayudar a transmitir los valores y comportamientos deseados.
    4. Reconocimiento y recompensas: Reconocer y recompensar los comportamientos alineados con la cultura empresarial refuerza los valores y fomenta su continuidad.
    5. Liderazgo: Los líderes de una organización desempeñan un papel fundamental en el desarrollo y mantenimiento de la cultura empresarial a través de su ejemplo y acciones.

    ¿Qué pasa si la cultura empresarial no es adecuada?

    Si la cultura empresarial no es adecuada, puede generar conflictos internos, desmotivación, falta de compromiso y alta rotación de empleados. Además, una cultura negativa puede afectar la reputación de la empresa y su capacidad para atraer clientes y socios comerciales.

    Si deseas obtener más información sobre el tema, puedes visitar la siguiente fuente:

    Fuente: Wikipedia – Cultura empresarial


    Deja un comentario