Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

¿Sientes que la paciencia no es tu virtud más fuerte? ¡No te preocupes! En este artículo, te presentaremos 15 valiosos consejos para encontrar tu zen y convertirte en una persona más paciente. Descubre cómo dominar esta virtud y mejorar tu bienestar en todos los aspectos de la vida. ¡Prepárate para vivir en armonía y dejar atrás los momentos de estrés!

Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

Todos sabemos que la paciencia es una virtud.

Pero, ¿cómo podemos tener más en nuestras vidas?

Hay muchas cosas que conducen a la impaciencia en nuestra vida diaria. Tal vez un colega tóxico te está molestando, tu jefe volvió a pasarte por alto en ese ascenso o tu equipo no se está desempeñando como te gustaría. Incluso podrías estar impaciente contigo mismo.

Si no te desempeñas como te gustaría, es fácil caer en una espiral de dudas y frustración.

Estas cosas son suficientes para hacerte sentir harto. Pero si bien es fácil arremeter contra sus colegas o castigarse a sí mismo, estas cosas solo lo lastimarán a largo plazo.

Antes de que estas cosas se conviertan en su historia de origen de Joker, busquemos formas de mantener la calma. Esto lo ayudará a tomar decisiones más inteligentes, mejorará su bienestar mental y lo ayudará a resolver el problema en lugar de empeorarlo.

Estás entre amigos aquí. Sabemos lo frustrante que puede ser la vida. Entonces, ¿por qué no encontramos nuestro zen juntos?

Aquí está todo lo que necesita saber sobre cómo ser más paciente.

¿Qué causa la falta de paciencia?

Es importante comprender la causa raíz de la impaciencia.

Lo primero que debes saber es que muchas personas se sienten impacientes. En un estudio que involucró a casi 3,000 estadounidenses, El 45% de los Millenials dijeron que se sienten menos pacientes que hace cinco años.. Y culpan a la tecnología.

La gratificación instantánea es el núcleo de la mayoría de las redes sociales, proporcionando a los usuarios la aprobación de «me gusta» y «compartir». Cada respuesta te da una dosis rápida de dopamina, uno de los químicos cerebrales responsables del placer. Pero aquí está el problema.

Cuanto más anhelamos atención en línea, menos satisfactoria se vuelve. Nuestros cerebros se acostumbran hasta que ya no es emocionante. Y cuando no recibimos nuestras emociones, nos cansamos, nos irritamos y nos impacientamos.

Las redes sociales no son las únicas culpables. Vivimos en una época en la que todo el conocimiento humano está al alcance de la mano: ninguna pregunta queda sin respuesta. Y estamos acostumbrados a escenarios de bajo esfuerzo y alta recompensa.

La cantidad de dopamina que se libera cuando hacemos algo afecta la probabilidad de que lo hagamos.. También podemos pedir casi cualquier cosa a nuestra puerta. Y si no podemos, hay una supertienda cerca que probablemente tenga lo que necesitamos.

Incluso las aplicaciones de citas como Tinder están diseñadas para enfocarse en su producción de dopamina para mantenerlo en las aplicaciones.

No es de extrañar que estemos impacientes. Nuestra cultura y tecnología nos enseñan a no ser.

Pero ser impaciente aumenta su estrés, lo que puede causar problemas de salud. El estrés crónico provoca aumento de peso, presión arterial alta y posibles problemas cardiovasculares. Eso ni siquiera comienza a cubrir lo que una vida sin pensamiento positivo le hará a su salud mental.

Cómo tener paciencia en la vida

Tenemos que luchar contra este impulso de gratificación instantánea. Dependiendo del contexto, algunos métodos funcionarán mejor que otros. Una larga fila en la tienda de comestibles, atascos de tráfico, familiares groseros: todas estas molestias diarias pueden hacer que su ritmo cardíaco se dispare.

Pero por ahora, aquí hay algunos consejos generales sobre cómo ser más paciente en la vida. Tenga esto en cuenta la próxima vez que se sienta cada vez más frustrado.

1. Replantear el problema

Cuando te encuentres en una situación irritante, trata de pensar por qué te molesta. Una vez que identifiques el motivo, puedes reformular el problema para que sea menos engorroso.

Por ejemplo, si se encuentra esperando a un compañero de trabajo que llega 15 minutos tarde, tómelo como una oportunidad para leer o ponerse al día con los correos electrónicos. Tal vez puedas escuchar un podcast en esos pocos minutos para ayudar a relajarte. Convierte lo negativo en positivo.

2. Practica la atención plena

Por supuesto, identificar tus sentimientos requiere un cierto grado de atención. Puedes practicar esta técnica cerrando los ojos, respirando profundamente y examinando tus pensamientos y emociones. Nombrarlos evitará que te dominen.

Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

3. Muestra gratitud

Las personas que muestran gratitud se las arreglan mejor con la gratificación retrasada. La próxima vez que te sientas frustrado, piensa en algo por lo que estés agradecido. Esto te ayudará a calmarte para que puedas tomar mejores decisiones.

4. Practica la aceptación

A veces no hay nada que puedas hacer para cambiar una situación. En esos casos, la impaciencia no resuelve nada. Una vez que aceptas las condiciones del momento presente, todo se vuelve más llevadero.

5. Siéntete cómodo sintiéndote incómodo

Pequeños actos de autocontrol pueden ayudarlo a acostumbrarse a la incomodidad. Por ejemplo, tratando de evitar rascarse una picazón. Esto te ayudará a construir la disciplina para ser una persona más paciente.

6. Reduzca la velocidad

Sus plazos probablemente no sean tan rígidos como cree. Si se siente apurado, pregunte a sus superiores si puede tomarse más tiempo para completar una tarea. De lo contrario, corre el riesgo de producir un trabajo de mala calidad o agrietarse en el calor del momento.

7. Intenta divertirte

La vida diaria es mucho menos irritante cuando la imaginas como una comedia de situación. Muchas situaciones estresantes son inherentemente graciosas, así que no te las tomes demasiado en serio. Reírte te ayudará a encontrar la manera de ser más paciente y menos enojado.

8. Mejora tus habilidades de escucha

La escucha activa es una táctica importante para ser más paciente con los demás. Cuando escuches sus preocupaciones, serás más compasivo. Este tipo de inteligencia emocional te ayudará a mantener la calma.

9. Recuerda, no todo se trata de ti

De alguna manera, la impaciencia es una mentalidad egoísta. Recuerda que eres parte de algo más grande: un mundo lleno de personas con sus propias preocupaciones, ambiciones y perspectivas. Cuando te pongas en su lugar, tendrás menos motivos para frustrarte. Todo el mundo está pasando por algo que no sabes.

Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

10. Ordena tu propio equipaje

Su impaciencia puede estar arraigada en experiencias pasadas o traumas. Trabajar a través de ellos te ayudará a dejar de lado las emociones negativas que alimentan tu molestia.

11. Examine sus creencias y valores fundamentales

Todos tienen su propio conjunto de valores y creencias fundamentales. Asegúrate de no proyectar el tuyo en los demás. Porque cuando lo haces, les estás pidiendo que se ajusten a un ideal que no necesariamente comparten. Esta expectativa no es justa ni para usted ni para ellos.

En BetterUp, lo ayudaremos a encontrar las tácticas que mejor se adapten a sus necesidades. Nuestros entrenadores escuchan su situación actual y lo encaminan hacia el crecimiento personal y una mayor paciencia.

Cómo ser paciente en el trabajo

La mayoría de los consejos anteriores también lo ayudarán en el trabajo. Pero desde jefes tóxicos hasta malos compañeros de equipo, los trabajos agregan una capa de estrés que requiere diferentes tácticas.

Nuestra paciencia se pone a prueba en el trabajo de dos maneras: 1) La gente nos decepciona. Otras personas y personalidades funcionan de manera diferente y, a veces, eso es frustrante, molesto o simplemente confuso. 2) Nos decepcionan los líderes, la organización o nuestro propio desempeño.

Tenemos objetivos y expectativas profesionales, y las oportunidades y el reconocimiento disponibles en el trabajo no siempre coinciden.

Aquí hay algunos consejos adicionales sobre cómo ser paciente en el trabajo.

12. Luchar por objetivos de trabajo realistas

Si tus metas son demasiado ambiciosas, es normal fracasar. Sabemos que esto es frustrante. Pero si divide sus objetivos a largo plazo en hitos más pequeños, es más probable que los alcance.

Esta sensación de progreso te ayudará a mejorar tu paciencia a largo plazo. Además, adopta algo de gracia y flexibilidad. Con una economía incierta y lo que se siente como cambios masivos en el mundo mes a mes, sus líderes pueden seguir cambiando las prioridades y es posible que su gerente no pueda brindarle el plan de promoción claro que desea.

Si bien sus necesidades y preferencias son importantes, construirá mejores relaciones si también muestra conciencia de realidades más amplias.

13. Sé más amable contigo mismo

Es posible que te estés presionando demasiado para rendir. Cuando hace esto, aumenta sus niveles de estrés y la probabilidad de volverse impaciente. Acepta que los errores ocurren, aprende de ellos y sigue adelante. Muéstrate a ti mismo la compasión que le darías a tu mejor amigo.

14. Mejora tu equilibrio entre el trabajo y la vida

En la mayoría de los lugares de trabajo, se espera que trabaje de manera productiva con una variedad de otras personas, cada una con sus propias peculiaridades y estilos. Esta diversidad es un regalo: si la aborda correctamente, puede aprender más y lograr mejores resultados que si estuviera trabajando solo o con un puñado de personas como usted.

Pero adoptar este tipo de mentalidad y descubrir la mejor manera de trabajar juntos requiere energía, tiempo y paciencia.

Todo el trabajo y nada de diversión te convierten en una persona impaciente. Asegúrate de encontrar tiempo para descansar. Si te quemas, es más probable que te sientas frustrado con tus colegas.

Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

15. Concéntrate en las tareas prioritarias

Utilice el principio de Pareto (o la regla 80/20) para organizar su lista de tareas por impacto. Prioriza el 20 % de las tareas que contribuyen a la mayor parte de tu productividad. Hacer esto te ayudará a reducir el estrés y mejorar así tu paciencia.

Los peligros de ser demasiado paciente

Si bien la paciencia es una virtud, es importante conocer sus límites. No es una reacción ideal para todos los escenarios. Debes ser asertivo y defenderte cuando otras personas cruzan la línea. De lo contrario, dejas a la gente libre de mal comportamiento.

Paciencia no significa falta de responsabilidad

Lo crea o no, puede responsabilizar a las personas sin perder la paciencia. De hecho, hacerlo puede convertirlo en un líder más efectivo y carismático. Aquí le mostramos cómo liderar a su equipo sin agresión:

1. Dale autonomía a tu equipo, pero con expectativas claras

2. Organiza reuniones individuales para asegurarte de que están cumpliendo

3. Use las mismas reglas para todos y sea consistente en cómo las aplica

4. Haz que tus expectativas no sean negociables

5. Use un registro en papel, como el correo electrónico, para que las personas rindan cuentas

6. Ofrezca y esté abierto a la retroalimentación

7. Crear consecuencias claras para el comportamiento o desempeño deficiente

8. Ofrezca refuerzo positivo por un buen trabajo

Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

La línea de fondo

Seamos sinceros. Probablemente no te guste ser impaciente. La irritación y la frustración no son buenos sentimientos.

Pero no tienes que sentirte así. Puedes desarrollar tu paciencia para prosperar frente a la adversidad.

Si todavía estás leyendo en este punto del artículo, diste un paso en la dirección correcta. La paciencia es un componente clave del autocontrol y la regulación emocional. Y dominar tus impulsos te ayudará en tu camino de crecimiento personal.

Estos consejos sobre cómo ser más paciente no son los únicos que existen. Si desea más orientación, BetterUp está aquí. Puede programar sesiones individuales regulares con un entrenador profesional que puede ayudarlo a maximizar su potencial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

Encuentra tu zen: 15 consejos para ser más paciente

¿Por qué necesitamos ser más pacientes?

La paciencia es una virtud que nos permite mantener la calma y actuar de manera asertiva en situaciones difíciles. Link: wikipedia.org

¿Cómo cultivar la paciencia en nuestra vida diaria?

Aquí tienes 15 consejos que te ayudarán a ser más paciente:

  1. Practica la respiración profunda: La respiración consciente te ayudará a relajarte y tomar decisiones más serenas.
  2. Evita las situaciones estresantes: Identifica las actividades o personas que te generan estrés y busca alternativas para minimizar su impacto.
  3. Establece expectativas realistas: Aprende a aceptar que no todo puede salir como quieres y que cada situación tiene su propio ritmo.
  4. Aprende a decir «no»: No te sientas obligado/a a complacer a todos. Reconoce tus límites y aprende a decir «no» cuando sea necesario.
  5. Practica la empatía: Trata de ponerte en el lugar de los demás, esto te ayudará a comprender mejor las situaciones y mantener una actitud más paciente.
  6. Ejercita la tolerancia: Acepta las diferencias y la diversidad de opiniones. Recuerda que todos somos únicos y tenemos nuestras propias formas de hacer las cosas.
  7. Practica la gratitud: Agradece por las cosas positivas que tienes en tu vida y aprende a valorarlas. Esto te ayudará a mantener una perspectiva más positiva y paciente.
  8. Enfócate en el presente: No te preocupes en exceso por el futuro o te obsesiones con el pasado. Aprende a vivir el momento presente y aprovecharlo al máximo.
  9. Encuentra técnicas de relajación: Explora diferentes técnicas como la meditación, el yoga o el ejercicio físico para liberar tensiones y mantener la calma.
  10. Modera tus expectativas hacia los demás: Recuerda que cada persona tiene su propio ritmo y no podemos esperar que los demás cumplan nuestras expectativas en todo momento.
  11. Desarrolla la tolerancia a la frustración: Aprende a manejar los contratiempos y los momentos de frustración de manera constructiva.
  12. Practica la autorreflexión: Analiza tus emociones y pensamientos para entender qué te genera impaciencia y busca soluciones para manejarlo de manera saludable.
  13. Busca apoyo: No tengas miedo de pedir ayuda o buscar el apoyo de seres queridos cuando sientas que la paciencia te abandona.
  14. Crea momentos de descanso: Permítete tener momentos de relajación y desconexión para recargar energías y mejorar tu capacidad de ser paciente.
  15. No te tomes todo personalmente: Aprende a separar tus emociones de las palabras o acciones de los demás y evita tomarte todo como un ataque personal.

Conclusión

Cultivar la paciencia es un proceso continuo que requiere de práctica y autodisciplina. Sigue estos consejos y poco a poco verás cómo tu capacidad para ser más paciente se fortalece. ¡Encuentra tu zen y disfruta de una vida más tranquila y equilibrada!


Deja un comentario