Conviértete en un gran líder con estos 10 consejos

¿Has soñado alguna vez con convertirte en un gran líder? ¡No busques más! En este artículo te traemos los mejores 10 consejos para que puedas alcanzar tus metas y llegar a ser el líder que siempre has deseado. Descubre cómo desarrollar tus habilidades de liderazgo y conquistar el mundo empresarial con nuestros expertos consejos. No pierdas más tiempo y comienza tu camino hacia el éxito hoy mismo. ¡Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber para convertirte en el líder que siempre has querido ser!

Conviértete en un gran líder con estos 10 consejos

Cuando piensas en grandes líderes, pueden aparecer algunos nombres en tu cabeza: Steve Jobs, Kamala Harris, Elon Musk, Sheryl Sandberg, Ariana Huffington, y no puedes evitar preguntarte:

¿Qué los hizo especiales?

¿Hay algún secreto para convertirse en un gran líder?

¿O podría ser que, tal vez, estos líderes sean la más rara de las excepciones, tan dotados como para ser considerados fuera de los límites de la mortalidad?

La verdad es que, con apoyo, motivación y los principios correctos, cualquiera puede convertirse en un gran líder. Muchos grandes líderes comenzaron como personas promedio: tuvieron que aprender a liderar.

Para ayudarlo a desarrollar sus habilidades de liderazgo, le mostraremos cómo comenzar a aprender cómo convertirse en un buen líder.

Y todo comienza con la pregunta:

¿Cuál es la diferencia entre un buen líder y un gran líder?

Para responder a esta pregunta, debemos abordar un concepto erróneo común: líderes versus gerentes.

¿Cual es la diferencia?

Bueno, «gerente» es un título, un nivel de jerarquía dentro de una organización. es un enfoque de arriba hacia abajo frente a un enfoque de gestión de abajo hacia arriba.

Por otro lado, ¿qué hace un líder?

Plomo, por supuesto.

Todos los líderes son gerentes de alguna manera, pero no todos los gerentes son líderes.

Recuerde: las personas no siempre pueden elegir a su gerente, pero pueden decidir a quién seguir.

Entonces, el primer paso para convertirse en un gran líder es comprender que el liderazgo es más que una simple posición. Entonces puedes tomar una decisión consciente de ser alguien a quien valga la pena seguir.

Ser un buen líder implica desarrollar una inteligencia emocional excepcional.

Simon Sinek dijo una vez: «Los líderes a menudo están tan preocupados por su estatus y su posición en la organización que en realidad se olvidan de su verdadero trabajo. Y el verdadero trabajo de un líder no se trata de estar a cargo. Se trata de cuidar a los que están en nuestro cargar.»

Por ejemplo:

  • Los líderes regulares establecen metas. Los grandes líderes presentan visiones únicas que son significativas e inspiran a las personas.

  • Los líderes regulares son optimistas sobre el futuro. Los grandes líderes saben cómo cultivar el optimismo en los demás. Son pensadores prácticos que pueden pasar de la visualización a la actualización: ven tanto el panorama general como los detalles granulares.

  • Los líderes regulares trabajan dentro del statu quo. Los grandes líderes rompen la sabiduría convencional y ven las posibilidades de nuevas formas de crear y entregar valor.

  • Los líderes habituales se centran en conseguir el compromiso. Los grandes líderes saben que para obtener un compromiso, deben aprovechar la pasión y mostrar a las personas por qué y cómo seguirlos los ayudará a avanzar hacia sus aspiraciones.

Para pasar de ser un buen líder a un gran líder, debes empezar por preguntarte:

  • ¿Estoy real y genuinamente haciendo lo mejor que puedo?

  • ¿Cuáles son mis principales áreas de mejora?

  • ¿Cómo puedo establecer una visión más significativa que inspire a mi gente?

  • ¿Qué puedo hacer para entender mejor lo que quiere mi gente?

  • ¿Qué necesita mi gente de mí?

  • Al responder algunas de estas preguntas, obtendrá información valiosa sobre los pasos que debe seguir.

    ¿Por qué es importante el liderazgo?

    La verdad es que todos somos líderes de alguna manera.

    Ya sea que esté criando a una familia, capitaneando un equipo, dirigiendo un departamento o dirigiendo una corporación, necesita liderar. Si desea que su familia, equipo, departamento o corporación lo sigan durante mucho tiempo, también debe liderar con consideración y ser el líder que ellos necesitan.

    En caso de que piense que la tendencia hacia las organizaciones planas y el empoderamiento de los empleados significa que los líderes son menos importantes, piénselo de nuevo. Los humanos tienden a depender de la jerarquía. En estructuras planas y distribuidas con menos niveles formales de autoridad, el liderazgo es aún más importante. Sin ella, ningún grupo puede sobrevivir mucho tiempo.

    Entonces, la pregunta aquí no es «¿Soy un líder?» Ni siquiera es, «¿Soy un gran líder?» La pregunta es: «¿Estoy siendo el mejor líder posible para la situación actual, en función de las necesidades de las personas que necesitan mi liderazgo?»

    Desarrolle una gama de técnicas y comportamientos de liderazgo para que tenga más de lo que sacar provecho. Solo cuando ya no se trata de ti y dejas de pensar en la grandeza, puedes lograr un gran liderazgo.

    En esta economía globalizada, los empleados son cada vez más conscientes de la importancia de un buen liderazgo en sus organizaciones. Aún más importante, tienen mayores expectativas de liderazgo de la persona que eligen seguir.

    En resumen, desarrollar sólidas habilidades interpersonales y de colaboración no es opcional, sino una necesidad para cualquier persona que aspire a tener una carrera (y una vida) significativa.

    6 beneficios de un liderazgo destacado

    Ahora que comprende la importancia de un liderazgo excepcional, hablemos de algunos de los beneficios de un gran liderazgo en el lugar de trabajo.

  • Más compromiso de los empleados: las personas siguen con alegría a los líderes cuya visión les ayuda a acercarse a sus objetivos (tanto personales como profesionales).

  • Mejorar la productividad: cuando los empleados se sienten bien tanto mental como emocionalmente, trabajan más duro y de manera más proactiva.

  • Fomente a los futuros líderes: conocer a su gente hasta la médula lo ayuda a detectar líderes potenciales desde el principio.

  • Construya un equipo cohesionado: un gran líder es el pegamento que mantiene unido a un equipo, trabajando por un objetivo compartido.

  • Fomente el trabajo significativo y las relaciones significativas: el liderazgo efectivo es más que solo liderar personas, se trata de dar un propósito: la búsqueda de un ideal digno.

  • Aumente el compromiso de los empleados: recuerde que la mayoría de las personas no renuncian a un trabajo, sino a un jefe. Un líder que empodera a los empleados aumentará tanto las tasas de retención como el compromiso de los empleados.

  • ¿Cómo te conviertes en un gran líder?

    En este punto, probablemente te estés preguntando cómo convertirte en un gran líder. Y para ser honesto, ser un líder es un poco como ser un padre: no hay un enfoque paso a paso, no hay un manual.

    Sin embargo, hablemos de algunos consejos que te ayudarán a empezar desde cero.

    Empezar por dentro

    Los grandes líderes siempre se manejan a sí mismos. Para gestionarte a ti mismo primero tienes que conocerte a ti mismo. Los grandes líderes entienden sus propias motivaciones y saben dónde tienen más espacio para aprender y crecer. Un buen lugar para comenzar es conocer sus fortalezas y debilidades.

    Comience realizando una autoauditoría para descubrir cómo se desempeña mejor y dónde podría hacer su mayor contribución. ¿Como aprendiste? ¿Cómo te comunicas? ¿Eres un oyente, un escritor o te comunicas haciendo? ¿Trabajas mejor con grupos pequeños o grandes? ¿Cohesión o tensión?

    Conviértete en un gran líder con estos 10 consejos

    (Fuente de imagen)

    Luego, pide a algunos de tus compañeros que te ayuden.

    Algunas preguntas útiles incluyen:

    • ¿Cuáles son mis puntos fuertes? ¿Para qué puedes contar conmigo?

    • ¿En qué soy el mejor del mundo?

    • ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Para qué no puedes contar conmigo?

    La respuesta a estas preguntas te ayudará a encontrar un estilo de liderazgo que se adapte a tu personalidad.

    Muestre aprecio a sus empleados

    Conocerse a uno mismo no siempre es suficiente.

    Para gestionar y liderar personas, también hay que conocerlas.

    Si no conoce sus motivaciones, valores, creencias e incluso miedos, tendrá dificultades para obtener un compromiso de ellos.

    Ahora, esto no significa que debas ser amigo de todos tus empleados. Eso no solo sería difícil, sino improductivo.

    A veces, escuchar con atención es suficiente.

    La gente quiere sentirse esencial para la organización, y un pequeño gesto de aprecio por parte de los empleados puede ser muy útil.

    Una investigación de Harvard Business Review revela que El 40% de los empleados trabajarían más duro si fueran más reconocidos.

    Por lo tanto, haga que sus empleados se sientan apreciados y reconocidos y le devolverán el favor.

    Encuentra un mentor

    Mi abuela me dijo una vez que “para ser sabio, debes aprender de las experiencias de otras personas”.

    Recuerda que siempre hay espacio para crecer.

    Busque a alguien que ya haya superado los desafíos que enfrenta actualmente y que tenga mucha más experiencia en su campo.

    Si hay un «atajo» para el éxito, definitivamente es encontrar un mentor o entrenador.

    Además, aprender de un mentor te enseñará cómo ser mentor de aquellos a quienes diriges.

    Aprende a ser un jugador de equipo

    Michael Jordan dijo una vez que “el talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”.

    Conviértete en un gran líder con estos 10 consejos

    (Fuente de imagen)

    El tiene razón.

    No importa qué tan buen gerente sea o qué tan inteligente y talentoso se sienta, si trata de hacer todo el trabajo usted mismo, se agotará: delegar trabajo es una de las habilidades fundamentales de cualquier gran líder.

    Entonces, ¿cómo te conviertes en un jugador de equipo en el lugar de trabajo?

    Todo comienza con la intención.

    Celebre el éxito de sus compañeros, aprecie el trabajo de otras personas, sea confiable y de mente abierta, y generará confianza.

    Una vez que confíen en usted, será mucho más fácil construir un equipo cohesionado que haga el trabajo de manera eficiente.

    Definir una prioridad clara

    La gente no necesariamente sigue a una persona. Muchos siguen una misión.

    Como dijo la entrenadora y autora de BetterUp, Sarah Greenberg:

    “Para respaldar un fuerte sentido de propósito en su equipo, la mejor acción es asegurarse de que sus acciones como organización realmente se alineen con una misión más grande y valiosa. En segundo lugar, brinde oportunidades para que los miembros de su equipo se conecten con un propósito más allá de sí mismos de una manera que pueda ser autodirigida y basada en una motivación intrínseca”.

    Para liderar personas, debe tener un objetivo claro y tangible que valga la pena perseguir.

    Entonces, el primer paso para convertirse en un líder exitoso es comprender cuál es su objetivo principal: ¿cuál es su prioridad?

    Tenga en cuenta que no dije «prioridades», sino «prioridad».

    La verdad es que no podemos tener múltiples prioridades, especialmente si estás en una posición de liderazgo.

    Por ejemplo, Southwest Airlines es conocida como “la aerolínea de tarifas bajas”.

    Una vez, alguien le pidió a Herb Kelleher, cofundador y director ejecutivo de Southwest Airlines, que compartiera su secreto para administrar su negocio.

    Él respondió: ”Somos la aerolínea de bajo costo. Una vez que entiendas este hecho, podrás tomar cualquier decisión sobre el futuro de la empresa tan bien como yo”.

    Luego agregó:

    “Digamos que alguien del departamento de marketing le dice que, según la investigación, a los pasajeros les puede gustar una ensalada de pollo durante su viaje. ¿Cómo responderías?

    Como la persona no tenía una respuesta, Kelleher respondió:

    “¿Contribuirá una ensalada de pollo a convertirnos en la aerolínea de bajo costo? Porque si no es así, no estamos sirviendo ninguna maldita ensalada de pollo”.

    Los empleados de Southwest Airlines saben cómo tomar decisiones porque entienden la prioridad: ser la aerolínea de bajo costo, punto.

    Para construir un equipo eficaz, debe definir y comunicar una prioridad clara.

    ensúciate las manos

    La humildad es el aceite lubricante que minimiza la fricción dentro de un equipo. Y “ensuciarse las manos” es una de las mejores maneras de mantenerse humilde.

    Predicar con el ejemplo.

    Nunca le pidas a un empleado que haga algo que tú no harías.

    Sirva a las personas antes de pedir un favor, escuche las ideas de los demás, tenga la mente abierta y esté dispuesto a admitir sus errores.

    La gente respeta a los líderes que abrazan la humildad.

    ¿Cuáles son los desafíos diarios de ser un buen líder?

    Cualquier líder, eventualmente, enfrentará algunos desafíos.

    Según una investigación de Gallup, el gerente es el único responsable de 70% de la variación en el compromiso del equipo.

    Aún así, las encuestas revelan que aproximadamente El 58% de los gerentes afirma que nunca recibió capacitación en liderazgo antes de ser promovido.

    ¿Qué significa esto para ti?

    Ser líder es una gran responsabilidad.

    Y la gente esperará que esté listo, incluso si nunca recibe capacitación específica en liderazgo.

    Si desea convertirse en un excelente líder de personas, debe reconocer el hecho de que el liderazgo y los mandos intermedios son difíciles y prepararse para los desafíos que enfrentará de antemano.

    Algunos de estos desafíos incluyen:

    Ganarse la confianza de sus empleados

    Un estudio de hace unos años afirmó que los empleados confían más en los extraños que en su propio jefe.

    No estoy seguro de si esa afirmación es cierta, pero no podemos argumentar que ganarse la confianza de alguien es difícil, realmente difícil, especialmente si esa persona ha tenido malas experiencias en el pasado.

    Y requiere tiempo.

    Debe compartir un par de experiencias con sus empleados antes de que comiencen a confiar en usted. Y, a menudo, perder esa confianza es más fácil que ganársela.

    Como líder, debe tomar en serio la creación de confianza dentro de su equipo.

    Cómo lidiar con la presión y el estrés

    Tomar decisiones es uno de los deberes centrales de cualquier gran líder.

    Y algunas de estas decisiones serán difíciles: despedir personas, elegir entre dos excelentes candidatos para un puesto específico o trasladar a un empleado a un departamento diferente porque ya no se está desempeñando bien.

    Conviértete en un gran líder con estos 10 consejos

    A veces, la gente se enfadará contigo.

    Otras veces, tendrás que tomar la decisión bajo mucha presión.

    Entonces, esto es algo que debes aceptar y aprender a manejar. Como líder, es importante lidiar con su propio manejo del estrés en el trabajo.

    Tómese un tiempo para su propio cuidado personal, no solo para su equipo.

    Manejo de personas difíciles

    Ser un líder no significa que la gente siempre te querrá, y viceversa. Tratará con empleados que no comparten sus valores y que se resisten a seguir instrucciones. Pero los grandes líderes no evitan los conflictos, se ocupan de esta fricción y aprenden a comunicarse con claridad.

    Su empleado que es difícil o no sigue las instrucciones es una fuente importante de información, ya sea sobre su propio estilo de gestión o sobre el cliente o el producto. No desaproveche la oportunidad de aprender de alguien que no está de acuerdo. Pueden estar motivados por una pasión por tener un mayor impacto. Pueden tener una perspectiva diferente o tener la clave para un nuevo enfoque que generará valor para la empresa.

    Estos regalos no siempre vienen en un empaque agradable. Es por eso que desarrollar habilidades interpersonales sólidas es crucial para un líder excepcional.

    7 características de los grandes líderes

    Ahora, aunque hay muchos estilos de liderazgo, todos los grandes líderes comparten rasgos específicos.

    Desglosemos algunos de ellos:

    • Buenos oyentes: los buenos líderes saben que escuchar es la clave para una excelente comunicación, por lo que siempre priorizan escuchar sobre hablar.

    • Estudiantes constantes: los líderes efectivos siempre buscan aprender de las experiencias de otras personas, ya sea de libros, cursos y mentores, siempre están aprendiendo. En resumen, cultivar una mentalidad de crecimiento es crucial para ser un líder eficaz.

    • Impulsado por el servicio: los buenos líderes saben que influir en las personas es ayudarlos a lograr lo que quieren, por lo que comienzan por servir a los demás antes de pedir algo.

    • Saludables: los grandes líderes entienden que para hacer su mayor contribución, deben cuidar su estado físico y mental, que es esencial para mantenerse productivo.

    • Responsable: los líderes no culpan a otros por las decisiones que toman y son dueños de cualquier resultado.

    • Enfocados: los buenos líderes entienden qué es lo más importante y canalizan sus esfuerzos hacia ello.

    • Empáticos y compasivos: los líderes efectivos son emocionalmente sabios y se preocupan por ayudar a las personas de maneras específicas.

    Ahora, tenga en cuenta que esta no es una lista completa de todas las características de los grandes líderes, pero incluye algunas de las principales.

    Para obtener más información, le sugerimos que lea algunas de estas guías de BetterUp:

    • Decisiones que te harán un líder

    • 5 comportamientos clave de liderazgo que debe tener

    • 10 valores fundamentales de un gran líder

    ¿Listo para convertirte en un gran líder?

    Ser un líder no se trata de dar órdenes o de lograr el cumplimiento, y ni siquiera de construir relaciones uno a uno con los empleados.

    Ser un gran líder se trata de construir una cultura sólida, una que ayude al equipo a crecer y alcanzar su verdadero potencial.

    No porque tengan que hacerlo, sino porque quieren, porque están comprometidos con su causa.

    Sí, será difícil.

    Sí, te enfrentarás a una miríada de desafíos.

    Sí, harás sacrificios, toneladas de ellos.

    Pero al final, todo valdrá la pena.

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




    Preguntas frecuentes: Cómo convertirte en un gran líder con estos 10 consejos

    Preguntas frecuentes: Cómo convertirte en un gran líder con estos 10 consejos

    1. ¿Cuáles son los consejos más importantes para convertirme en un gran líder?

    Algunos de los consejos más importantes para convertirte en un gran líder son:

    1. Desarrolla una comunicación efectiva con tu equipo
    2. Muestra empatía y compasión hacia los demás
    3. Toma decisiones basadas en la información y el análisis
    4. Delega tareas y confía en tu equipo
    5. Promueve el crecimiento y desarrollo de tus colaboradores
    6. Establece metas claras y realistas
    7. Fomenta una cultura de trabajo en equipo y colaboración
    8. Aprende de tus errores y sigue mejorando
    9. Inspira a tu equipo con tu propio ejemplo
    10. Escucha activamente a los miembros de tu equipo y considera sus ideas

    2. ¿Cómo puedo mejorar mi habilidad de comunicación como líder?

    La comunicación efectiva es esencial para ser un gran líder. Para mejorar tus habilidades de comunicación, es recomendable:

    • Escuchar activamente: Presta atención a tus colaboradores y demuestra interés genuino en lo que tienen que decir.
    • Hablar con claridad: Expresa tus ideas de manera concisa y utiliza un lenguaje sencillo y comprensible.
    • Usar lenguaje corporal adecuado: Mantén contacto visual, utiliza gestos y posturas abiertas que refuercen tus palabras.
    • Pedir retroalimentación: Solicita a tu equipo que te brinde comentarios sobre tu comunicación y realiza ajustes según sus sugerencias.

    3. ¿Cuál es la importancia de la empatía en el liderazgo?

    La empatía es una habilidad fundamental para un gran líder, ya que permite comprender y conectar emocionalmente con los miembros del equipo. Al mostrar empatía, los líderes crean un ambiente de confianza y colaboración, lo que impulsa la motivación y el compromiso de los colaboradores.

    4. ¿Cómo puedo tomar decisiones más efectivas?

    Para tomar decisiones más efectivas como líder, es útil seguir estos pasos:

    1. Recopila información: Investiga y reúne todos los datos relevantes relacionados con la decisión que debes tomar.
    2. Analiza y evalúa: Examina las diferentes opciones y evalúa sus ventajas y desventajas.
    3. Considera las consecuencias: Piensa en los posibles resultados y las implicaciones de cada opción.
    4. Confía en tu intuición: A veces, si todas las opciones parecen igualmente viables, tu instinto puede ayudarte a tomar la decisión correcta.
    5. Solicita opiniones: Pide retroalimentación a personas de confianza antes de tomar la decisión final.
    6. Toma acción: Una vez que hayas tomado una decisión, actúa de manera decisiva y comunica claramente tus razones detrás de ella.

    5. ¿Cómo puedo delegar tareas de manera efectiva?

    La delegación efectiva es esencial para un líder exitoso. Algunos consejos para delegar tareas de manera efectiva son:

    • Selecciona las tareas adecuadas: Asigna tareas que sean adecuadas para el nivel de habilidad y experiencia de cada miembro del equipo.
    • Explica claramente: Comunica las expectativas y objetivos específicos de cada tarea, junto con cualquier información relevante.
    • Proporciona recursos: Asegúrate de que cada miembro del equipo tenga los recursos necesarios para llevar a cabo la tarea correctamente.
    • Brinda apoyo y seguimiento: Establece un sistema de comunicación abierto para que los miembros del equipo puedan buscar orientación y resolver problemas durante el proceso.
    • Reconoce los logros y ofrece retroalimentación: Valora y reconoce los esfuerzos y resultados de tu equipo, y brinda comentarios constructivos para ayudarlos a mejorar.

    ¡Esperamos que estas respuestas te ayuden a convertirte en un gran líder! Recuerda que la práctica y la constancia son clave para desarrollar tus habilidades de liderazgo. ¡Buena suerte!

    Fuentes adicionales:


    Deja un comentario