¿Qué es una crisis existencial y cómo se supera?

¿Te has preguntado alguna vez qué es una crisis existencial y cómo superarla? En algún momento de nuestras vidas, todos nos cuestionamos el sentido de nuestra existencia y nos sentimos perdidos. Descubre en este artículo cómo enfrentar una crisis existencial y encontrar el camino hacia una vida más plena y significativa.

¿Qué es una crisis existencial y cómo se supera?

En un momento u otro de nuestras vidas, es probable que todos hayamos dicho algo como «Estoy teniendo una crisis existencial». Es un concepto con el que estamos bastante familiarizados, pero no es frecuente que nos detengamos y pensemos “¿Qué es una crisis existencial? ¿Cómo sé si estoy teniendo uno? ¿Cómo puedo superarlo?”

¿Qué es una crisis existencial?

Una crisis existencial, por definición, se refiere al conjunto de sentimientos y preguntas que tenemos que ver con el sentido y propósito de nuestra vida. No es fácil encontrar respuestas a estas preguntas, y esto puede dejarnos atascados. Nos sentimos inseguros de cómo responder o qué camino tomar, e incluso puede afectar nuestras vidas de manera negativa si estos sentimientos persisten o empeoran.

Las crisis existenciales a menudo se asocian con un impacto negativo en la vida de uno, pero olvidamos el efecto positivo que puede tener. Una crisis existencial significa que tenemos la oportunidad de volver a estar en contacto con nuestros valores, significado y propósito, y con lo que queremos hacer con nuestras vidas. Esto puede ayudarnos a evaluar, planificar y adaptar nuestras acciones y dirección para llevar la vida que queremos y con la que seremos felices.

¿Son frecuentes las crisis existenciales?

Lo cierto es que las crisis existenciales son más comunes de lo que piensas, y no tienen límite en cuanto a edad o género se refiere. Todo el mundo puede experimentar una crisis existencial en algún momento.

Entonces, ¿por qué son tan comunes? Bueno, por lo general suceden cada vez que nosotros, como seres humanos, nos enfrentamos a circunstancias, cambios o transiciones en nuestras vidas a las que nos resulta difícil adaptarnos o que nos dejan preguntándonos si esta es la dirección que queremos que tome nuestra vida. Ya sea que estas transiciones sean esperadas o no, podemos sentir que tenemos limitaciones que nos dejan cuestionando la dirección que está tomando nuestra vida.

¿Qué es una crisis existencial y cómo se supera?

Cómo identificar cuando estás pasando por una crisis existencial

Cuando las personas experimentan una crisis existencial, es muy común que se sientan perdidas, inquietas y como si hubieran perdido el contacto con sus valores y propósito en la vida.

Es posible que te sientas así y te preguntes si lo que estás experimentando es depresión o una crisis de sentido. Aquí hay 5 señales de que puedes estar experimentando una crisis existencial:

1. Preocupación constante

Es posible que esté experimentando pensamientos y depresión existencial que no puede dejar de lado durante su vida cotidiana. Puede sentir que cada vez que no se distrae con algo, su mente tiende a cuestionar las mismas cosas y a tener los mismos pensamientos.

2. Síntomas de ansiedad y depresión

Estas emociones negativas vienen como consecuencia de esta preocupación constante. Nuestros pensamientos determinan las emociones que sentimos y, en consecuencia, la respuesta de nuestro cuerpo. Por lo tanto, estos pensamientos repetitivos nos dejan ansiosos y tristes.

Es por eso que, desafortunadamente, las crisis existenciales pueden dañar realmente nuestra salud mental si dejamos que se salgan de control.

3. Disminución de la motivación

La base de nuestra motivación radica en nuestro “por qué”: por qué hacemos lo que hacemos. Si nos cuestionamos nuestro “por qué” y sentimos que todavía no sabemos la respuesta, es posible que experimentemos una falta de motivación. La desconexión y la sensación de falta de sentido que acompaña a una crisis existencial hace que sea difícil ver el sentido de hacer algo.

4. Bajos niveles de energía

Nuestra energía puede disminuir debido a variables como el estado de ánimo, el sueño y la dieta. Si nuestro estado de ánimo es bajo, no tendremos ganas de movernos o participar en tantas actividades como solemos hacer. La primera ley del movimiento de Newton establece que «Un objeto en reposo permanece en reposo y un objeto en movimiento permanece en movimiento». Podemos usar esto como una metáfora para entender nuestros cuerpos. Cuanto menos nos movemos y participamos en actividades, más difícil es levantarse y hacerlo y, por lo tanto, menos energía tenemos.

Si tenemos un patrón de sueño irregular o una dieta desequilibrada, nuestros niveles de energía se verán afectados. Trata tu sueño y tu dieta como una prioridad, ya que pueden determinar tu salud mental de la misma manera que lo hacen muchas otras variables.

5. Disminución de la actividad social

Esto también puede ser causado por falta de motivación y energía y puede tener un efecto muy negativo en nuestra salud mental. Nuestras relaciones sociales son una parte fundamental de nuestro sentido de apoyo y conexión, y la falta de ellas puede hacernos sentir solos y desconectados. Esto alimenta los síntomas de ansiedad y depresión.

¿Cuáles son las causas de una crisis existencial?

Las causas de una crisis existencial varían de persona a persona, dependiendo de su vida, circunstancias, valores y deseos. Aquí hay algunas situaciones que podrían desencadenar una crisis existencial:

1. Grandes cambios en la vida

Esto podría incluir una lista muy grande de posibilidades, desde tener su primer hijo hasta mudarse a un nuevo país. No todo gran cambio va a provocar una crisis existencial, y también depende de la persona, entonces, ¿qué determina si experimentamos esto o no con un cierto cambio?

Si un evento de vida desencadena o no una crisis existencial está determinado por el significado que tiene este cambio cuando se trata de nuestra dirección y nuestro propósito. Si el cambio no está de acuerdo con, o si nos deja cuestionados, nuestro propósito, podemos comenzar a experimentar una crisis existencial.

2. Giros inesperados

Esto es similar a un gran cambio en la vida, pero un giro inesperado es un cambio no planificado que ocurre de repente sin esperarlo. Por ejemplo, nos despiden del trabajo en el que creíamos que estábamos progresando tanto, o nuestros planes de vida se suspenden debido a una causa inevitable (la pandemia de COVID-19 es una de las grandes que me viene a la mente).

3. No sentirse satisfecho con la dirección de nuestra vida.

Esto puede suceder en cualquier circunstancia, cada vez que nos detenemos a analizar nuestra vida y nos damos cuenta de que ya no queremos ir en una dirección determinada. Por ejemplo, podemos darnos cuenta de que nuestra carrera ya no está cumpliendo nuestro propósito y necesitamos algo diferente para volver a sentirnos felices.

4. Sentirse fuera de control

La pérdida de control puede hacernos sentir como si estuviéramos en medio de una fuerte corriente de río, y no podemos agarrarnos de nada para mantenernos estables y por encima del agua. Al igual que en esta metáfora, la falta de control puede hacernos sentir que no somos dueños de ninguna parte de nuestras vidas. Nos sentimos impotentes para ir en cualquier dirección que no sea la que nos lleva la corriente.

5. Pérdida

Ya sea que un miembro de la familia haya fallecido o una ruptura que nos deje rotos, la pérdida de un ser querido puede causar una crisis existencial. Esto es especialmente cierto cuando esta persona era un pilar fundamental en nuestras vidas.

¿Cuáles son los síntomas de una crisis existencial?

1. Preocupación
Tenemos pensamientos constantes sobre el significado y el propósito de nuestras vidas y, a menudo, esto tiene un efecto negativo en nuestra salud mental.

2. Ansiedad o depresión
Esto suele ser el resultado de reflexionar sobre los pensamientos negativos que inundan nuestra mente cuando nos sentimos perdidos.

3. Pérdida de motivación
No tenemos ganas de hacer las cosas que antes disfrutábamos hacer.

4. Disminución de la actividad social
No hacemos tantos planes para ver a nuestros amigos y seres queridos, y empezamos a dedicar menos tiempo a nutrir esas relaciones, que son pilares fundamentales en nuestro sistema de apoyo.

5. Sentirse perdido y fuera de control
Cuando perdemos contacto con nuestros valores y propósito, a menudo podemos sentirnos fuera de contacto con nosotros mismos, como si estuviéramos en una habitación oscura y no pudiéramos encontrar el interruptor de la luz.

6. Abuso de sustancias
Es posible que se encuentre bebiendo más o apoyándose en otras sustancias para calmar los pensamientos recurrentes o ayudarlo a sentir algo más.

¿Qué es una crisis existencial y cómo se supera?

Tipos de crisis existenciales

1. El sentido de la vida

En esta especie de crisis existencial, cuestionamos nuestra vida y su sentido. Empezamos a preguntarnos para qué sirve todo esto y hacemos preguntas sobre nuestro propósito final para llevar la vida que llevamos.

2. Cuestionar nuestros valores y razones

Esta crisis suele ocurrir cuando nos enfrentamos a una encrucijada y no sabemos qué dirección tomar. Sentimos que necesitamos reevaluar los valores en los que basamos nuestra vida, porque es posible que no estemos completamente satisfechos con los que estábamos siguiendo hasta este momento.

3. Gran transición de vida

Siempre que nos enfrentamos a un cambio que signifique un redireccionamiento en nuestra vida, podemos experimentar una crisis existencial. Esto puede suceder porque el cambio fue inesperado, o porque tenemos que adaptarnos y redescubrirnos en el proceso.

4. Pérdida

Con cualquier pérdida viene el dolor, y con el dolor a veces viene una crisis existencial. Cuando tenemos que enfrentar una pérdida y una realidad sin alguien o algo, podemos comenzar a cuestionar cosas que nunca antes habíamos tenido.

5. Permanecer fieles a nosotros mismos

En la vida, a veces podemos sentir que nuestras acciones están desconectadas de la persona que queremos ser. Esta especie de crisis existencial puede ayudarnos a evaluar los valores que estamos siguiendo y redirigir (si es necesario) a aquellos que nos harán seguir siendo fieles a la persona que nos esforzamos por ser.

8 formas de vencer una crisis existencial

1. Confíe en sus seres queridos

El apoyo de nuestros amigos y familiares es crucial cuando enfrentamos una crisis existencial. Puede ayudarnos a sentirnos menos solos y recibir aportes externos que pueden ayudarnos a superarlo.

2. Expresa cómo te sientes

No reprimas las cosas ni ignores cómo te sientes. Es importante escuchar lo que esta crisis le está diciendo y por qué está sucediendo. Si lo tratas como tu aliado y no como tu enemigo, podrías encontrarle grandes beneficios. Intente escribir sus pensamientos y preguntas existenciales, y analícelos para comprender lo que intentan decirle.

3. Encuentra alegría en las cosas pequeñas

Cada vez que tenemos algún tipo de crisis, puede parecer que todo se vuelve gris y puede que nos resulte difícil disfrutar de las cosas que solíamos hacer. Te sorprenderá cuánto puede ayudar la gratitud en estas circunstancias. Intente escribir las cosas por las que está agradecido al final del día y encuentre alegría en las cosas pequeñas.

4. Concéntrate en lo que puedes controlar

Puede ser fácil sentirse fuera de control en una crisis existencial. Es por eso que centrarse en lo que puede controlar puede ser muy básico. Una vez que te centres en esto, analízalo y toma el control de las cosas que puedas. Y en cuanto a las cosas que no puedes controlar… déjalas ir.

5. Lleva un diario de gratitud

Usa lápiz y papel, y trata de escribir tantas cosas por las que estés agradecido. Pueden ser grandes o pequeños. Puedes estar agradecido por tu salud, tu hogar o por un vaso de agua limpia. Esto te ayudará a reconectarte con tu vida (lo cual es bastante sorprendente, cuando lo piensas) y volver a estar en contacto con tus valores y propósito.

6. Practica la atención plena y la meditación.

Esta es una excelente manera de conectarse con su yo interior y darle a sus pensamientos un espacio para florecer y explorar. La meditación puede ayudarnos a sentirnos enraizados y en contacto con nosotros mismos nuevamente.

7. Únase a un grupo de apoyo

El antídoto para la ansiedad existencial es la conexión. Reunirse con otros, escuchar y compartir su experiencia puede ayudarlo a manejar el duelo, los sentimientos de aislamiento o lo que sea que esté en la raíz de la crisis existencial.

8. Reconecta con el propósito de tu vida

En la raíz de nuestras preocupaciones existenciales está el temor de que estamos viviendo una vida sin sentido. Esto a menudo tiene sus raíces en la frustración. Volver a conectarte con la diferencia que quieres marcar en el mundo puede ser un punto de inflexión en tus preocupaciones existenciales.

¿Cuándo debería ver a un médico?

Una crisis existencial comparte una serie de síntomas con otros problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad. Si eres propenso a los episodios depresivos o ansiosos, puede ser difícil saber qué está causando tus sentimientos sin ayuda profesional. Tenga especial cuidado si siente o experimenta alguno de los siguientes:

  • Sientes como si te estuvieras ahogando
  • Los pensamientos sin sentido están consumiendo tu vida
  • Tus sentimientos interfieren con tu vida diaria (incluida la higiene, las relaciones o el trabajo)
  • Su salud o bienestar mental se ve gravemente afectado
  • Te estás automedicando con sustancias controladas o alcohol
  • Tiene pensamientos suicidas, especialmente si tiene un plan.

Si te reconoces en alguno de estos síntomas, comunícate con un profesional de la salud mental para obtener ayuda inmediata. Definitivamente no tienes que pasar por este proceso solo.

Si se siente estresado, emocionalmente cansado o en crisis y necesita hablar con alguien de inmediato, llame al 800-273-TALK (8255). Contestan todas las llamadas y están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Los sentimientos de ansiedad existencial son normales y todos los experimentan en algún grado en sus vidas. De hecho, incluso hay consejeros que se especializan en terapia existencial. Hablar de sus inquietudes con un profesional puede ayudarlo a obtener claridad y volver a conectarse con el propósito de su vida.

No tienes que sentirte así

Tener una crisis existencial puede ser una experiencia muy aislante. Sin embargo, también puede ser un punto de inflexión en la vida de una persona. El antídoto para los sentimientos de desconexión, frustración y falta de sentido es encontrar formas de reconectarse. Pase tiempo con sus seres queridos, comuníquese con un terapeuta o incluso juegue con una mascota. No estás solo, y tu vida importa más de lo que crees. Ya sea que esté experimentando una crisis del cuarto de vida o una crisis existencial, BetterUp puede ayudarlo.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre una crisis existencial y cómo superarla


Preguntas frecuentes sobre una crisis existencial y cómo superarla

Una crisis existencial, también conocida como crisis de sentido o de identidad, es un momento en la vida en el que una persona comienza a cuestionar el propósito y el significado de su propia existencia. Durante esta etapa, es normal experimentar confusiones, dudas y sentimientos de insatisfacción y desorientación.

1. ¿Qué desencadena una crisis existencial?

No hay un solo desencadenante específico para una crisis existencial, ya que cada persona es única y puede verse afectada por circunstancias individuales. Sin embargo, eventos como la pérdida de un ser querido, cambios importantes en la vida (como mudarse o cambiar de trabajo), o incluso el paso a una nueva etapa de la vida, como la adultez, pueden desencadenar estas crisis. Puedes obtener información adicional en este artículo de Wikipedia.

2. ¿Cuáles son los síntomas de una crisis existencial?

Los síntomas de una crisis existencial pueden variar entre diferentes personas, pero algunos síntomas comunes incluyen sentimientos de vacío interior, falta de motivación, pérdida de interés en actividades previamente disfrutadas, cuestionamiento constante de la vida y su propósito, ansiedad, depresión y cambios en los patrones de sueño y alimentación.

3. ¿Cómo puedo superar una crisis existencial?

Aunque afrontar una crisis existencial puede parecer abrumador, existen estrategias que pueden ser útiles:

  1. Aceptar y abrazar los sentimientos: Reconoce que es normal cuestionar el propósito y la dirección de tu vida en ciertos momentos. Permítete sentir y expresar tus emociones.
  2. Buscar apoyo: Hablar con amigos, familiares o un profesional de la salud mental puede brindarte perspectivas diferentes y ayudarte a encontrar el camino hacia la superación de tu crisis.
  3. Explorar nuevas experiencias: Salir de tu zona de confort, probar cosas nuevas y establecer metas personales pueden ayudarte a descubrir nuevos significados y propósitos en tu vida.
  4. Buscar ayuda profesional: En algunos casos, una terapia psicológica puede ser beneficiosa para trabajar en las raíces de una crisis existencial y encontrar formas saludables de enfrentar los desafíos emocionales.

Recuerda, cada persona tiene un camino único hacia la superación de una crisis existencial, y estas estrategias son solo algunas sugerencias.

Conclusión

Una crisis existencial puede ser un momento desafiante en la vida de una persona, pero también puede ser una oportunidad para el crecimiento personal y la búsqueda de un mayor sentido y propósito. A través de la aceptación, el apoyo y la exploración de nuevas experiencias, es posible superar esta crisis y encontrar un camino hacia una vida más satisfactoria y significativa.


Deja un comentario