¿Qué es el pensamiento sistémico? El secreto de una organización con visión de futuro

El pensamiento sistémico: una herramienta esencial para una organización con visión de futuro. Descubre en este artículo qué es y cómo aplicarlo para potenciar el éxito de tu empresa. El secreto para alcanzar la excelencia se encuentra en entender las interconexiones y el impacto de nuestras acciones en el sistema completo. ¡No te lo pierdas!

He estado trabajando en la ampliación de mi apertura. ¿Qué significa eso? En fotografía, alejando el zoom. Ver el bosque por los árboles.

Como escritor, me doy cuenta de que a menudo me quedo atascado en los detalles. A veces, miro demasiado de cerca un tema o una idea sin considerar las complejidades, las relaciones y las implicaciones.

Es fácil ver las cosas cuando estamos cerca de ellas. Pero se necesita un esfuerzo concertado para dar un paso atrás y mirar el panorama general. Requiere un tipo diferente de mentalidad, pensamiento estratégico y perspectiva sobre la resolución de problemas.

Probablemente todos podamos pensar en las personas que se acercan al mundo como pensadores sistémicos. Probablemente puedas nombrar algunos de ellos: Ruth Bader Ginsburg, Steve Jobs, Stacey Abrams, Bill Gates, Malala Yousafzai, Barack Obama y muchos más.

Son pensadores de panorama general, soñadores y estrategas. Todos comparten la curiosidad, el coraje y la voluntad de desafiar el statu quo. Ven el problema en cuestión en una red de sistemas complejos y no tienen miedo de insistir en el ecosistema más grande.

El pensamiento sistémico puede sonar como una frase torpe de la jerga corporativa. Y en cierto modo, por definición, es complejo. Pero, en el fondo, el pensamiento sistémico se trata de ver las cosas a través de una lente amplia, reconocer cuán interconectados estamos y actuar con empatía e innovación.

Las acciones tienen consecuencias, no siempre las previstas. Si bien puede tratarse de resolver problemas complicados, el pensamiento sistémico también puede tratarse de hacer las cosas de manera que sean beneficiosas para toda la organización, no solo para su pequeña parte. Un sistema puede ser una empresa, una escuela, una comunidad, una región o incluso una familia.

En el contexto del mundo laboral actual, el pensamiento sistémico puede ayudarlo a ser más estratégico y estar mejor preparado para lo que le depara el futuro. Aplicar el pensamiento sistémico a nuestro clima actual puede ayudarnos a mirar hacia el futuro con una lente más estratégica.

Especialmente cuando las cosas cambian constantemente, y la incertidumbre se cierne sobre nuestras cabezas, el pensamiento sistémico ayuda a las organizaciones a estar mejor preparadas para resolver problemas complejos. Analicemos qué es el pensamiento sistémico. También hablaremos sobre lo que se necesita para convertirse en un pensador sistémico y cómo la aplicación del pensamiento sistémico puede ayudar a que su organización prospere.

¿Qué es el pensamiento sistémico?

Antes de continuar, hagamos una pausa para entender lo que entendemos por pensamiento sistémico.

Por ejemplo, en BetterUp hablamos sobre cómo optimizar para la empresa generalmente significa suboptimizar para equipos individuales. Pero es válido para cualquier organización grande.

Sin el pensamiento sistémico, un equipo podría fijar sus objetivos de forma muy limitada y perseguirlos. A veces, esas actividades dan como resultado estrategias que son perjudiciales para otro equipo o para los objetivos más grandes de la empresa.

Las empresas que quieren ser más que la suma de sus partes necesitan gerentes que puedan pensar de manera sistémica y con suficiente transparencia para que las personas puedan entender el sistema.

El pensamiento sistémico es un enfoque holístico para la resolución de problemas. Es una forma de ver cómo funcionan los sistemas, cuál es la perspectiva de ese sistema y cómo mejorar mejor los comportamientos del sistema.

La metodología del pensamiento sistémico no es necesariamente una fórmula. Se necesita cierta comprensión de los conceptos clave para poder adoptar un enfoque de sistemas para los problemas más desafiantes de la actualidad.

Pensamiento sistémico en el liderazgo.

Como mencionamos, muchos de los líderes estratégicos más notables de la actualidad se basan en sus habilidades de pensamiento sistémico para impulsar el cambio. Requiere una comprensión profunda de los modelos mentales con el objetivo de mejorarlos para optimizar el desempeño organizacional. Y aunque es posible que no lo sepa, muchos líderes han aplicado herramientas de pensamiento sistémico para ayudar a llegar a nuevas conclusiones.

Sin embargo, el pensamiento sistémico en el liderazgo no es un enfoque único para todos. Cada problema es diferente con su propio conjunto de dinámicas de sistema. Analicemos cómo podría verse algo de esto en el liderazgo.

  • Una mentalidad de futuro. En BetterUp, hemos estudiado líderes con visión de futuro. Es la idea de que un líder mira hacia adelante con un sentido de pragmatismo y optimismo. Los líderes que usan la lente con visión de futuro dicen que dedican un 147 % más de tiempo a planificar sus vidas y un 159 % más de tiempo a planificar su trabajo que aquellos con pocas habilidades de liderazgo con visión de futuro.

    ¿El resultado de toda esta planificación? Los líderes con visión de futuro tienen equipos de mayor rendimiento. mayor agilidad, compromiso del equipo, innovación, asunción de riesgos, rendimiento y resiliencia.

¿Qué es el pensamiento sistémico? El secreto de una organización con visión de futuro

  • Estrategia y planificación. Como habrás adivinado, el pensamiento estratégico y la planificación estratégica son componentes importantes de la adopción de una perspectiva de sistemas. Los líderes pueden alejarse para ver todo el sistema y luego acercarse para ver cómo funciona el sistema.
  • Una mentalidad de crecimiento. Si realmente eliminamos el pensamiento sistémico, se trata de resolver problemas. Esto significa que los líderes no lo saben todo. Necesitan aprender, y estar dispuestos a aprender, cosas nuevas. Los líderes que adoptan una mentalidad de crecimiento están mejor equipados para ver cómo funciona el sistema gracias a esta perspectiva.
  • La voluntad de equivocarse. Probablemente todos hemos tenido gerentes que no están dispuestos a equivocarse. Incluso si los datos y la ciencia lo respaldan, hay alguna excusa de por qué su teoría, estrategia o proceso seguirán funcionando. Es una mentalidad fija que no te suelta.

    Pero con pensadores sistémicos en el liderazgo, están dispuestos a equivocarse. Pueden ver cuando una teoría de sistemas no está funcionando. Y aceptan esa vulnerabilidad de admitir que necesitan repensar lo que pensaron originalmente.

“Aprendemos más de las personas que desafían nuestro proceso de pensamiento que de quienes afirman nuestras conclusiones. Los líderes fuertes se enfrentan a sus críticos y se hacen más fuertes. Los líderes débiles silencian a sus críticos y se debilitan a sí mismos. Esta reacción no se limita a las personas en el poder. Aunque podríamos estar de acuerdo con el principio, en la práctica a menudo perdemos el valor de una red de desafío”.

Adam Grant, miembro de la junta científica de BetterUp, psicólogo organizacional, autor, Think Again

¿Cuáles son ejemplos de pensamiento sistémico?

Para comprender mejor el pensamiento sistémico, veamos estos tres ejemplos. Cada ejemplo demuestra la innovación que surge cuando ves el potencial de un juego de mesa completamente nuevo en lugar de simplemente intercambiar una pieza del rompecabezas.

  • teléfonos inteligentes Crecí en una casa donde los teléfonos estaban enchufados a la pared y las computadoras se hacían cargo de las líneas telefónicas. Cuando quise llamar a un amigo, arrastré el teléfono fijo (el cable aún estaba enchufado) hasta mi habitación. Si quería buscar algo en Internet, tenía que asegurarme de que nadie en mi casa estuviera usando el teléfono. ¿Por qué? Bueno, porque Internet requería acceso telefónico a la línea telefónica.

    Avance rápido un par de décadas y ahora tenemos computadoras diminutas que caben en nuestros bolsillos. Los teléfonos inteligentes le permiten acceder a Internet prácticamente donde quiera que vaya, siempre que haya una señal o un inicio de sesión de WiFi.

    Los teléfonos inteligentes no surgieron solo para cambiar dónde y cómo podíamos hacer una llamada telefónica. Evolucionaron porque pensadores de sistemas como Steve Jobs anticiparon cómo la conectividad podría cambiar el sistema más grande de cómo consumimos e interactuamos. Los pensadores de sistemas ven lo que podría ser en lugar de lo que es.

  • Criptomoneda. ¿Cuándo fue la última vez que tuviste efectivo en tu billetera? Si eres como yo, rara vez llevas dinero en efectivo. Aunque hace solo veinte años, me aseguré de tener al menos $ 10 en efectivo conmigo en todo momento.

    Pero pronto, el mundo evolucionó con tarjetas de plástico que, de alguna manera, se volvieron mucho más valiosas que cualquier cantidad de billetes que pudieras llevar en tu billetera. Las tarjetas de débito y crédito reemplazaron los retiros bancarios semanales.

    Pero los pensadores del sistema llevaron la moneda un paso más allá: crypto. El dinero ahora se mueve en redes que transfieren de forma segura diferentes tipos de propiedad digital a través de Internet. Esta tecnología reinventa la forma en que el mundo hace negocios, pero también tiene implicaciones para sistemas monetarios, regulatorios y políticos más grandes.

  • Energía renovable. Con el cambio climático, estamos viviendo al borde de un daño irreversible. Con las temperaturas globales aumentando más rápido que antes, los pensadores de sistemas tuvieron que encontrar una manera de alimentar el mundo que no dañe el planeta.

    Introduzca: energías renovables. Las fuentes de energía renovables (como la energía solar y eólica) han reinventado la forma en que manejamos negocios, viajamos e incluso producimos bienes. Este El enfoque de sistema de sistemas está ayudando a dar forma a una economía baja en carbono.. Según Deloitte, frenar el ritmo acelerado al que avanza la crisis climática requiere revisar el funcionamiento de los sistemas.

Avance un poco más en estos ejemplos y es posible que también vea que cada uno también muestra la incapacidad de imaginar completamente el impacto en los sistemas más amplios que tocan.

Los teléfonos inteligentes y las criptomonedas tienen efectos ambientales, lo que aumenta la demanda de energía y materiales raros. Los cambios en la demanda pueden crear nuevas cadenas de suministro y nuevas empresas, así como escasez y desequilibrios de poder. El pensamiento sistémico es reconocer que no hay respuestas simples.

Los sistemas adaptativos complejos son solo eso: adaptativos. Son sistemas dinámicos que dependen de circuitos de retroalimentación, innovación y colaboración. Y es con el pensamiento sistémico que podemos evolucionar e innovar para encontrar mejores soluciones a los desafíos modernos de hoy.

¿Qué es el pensamiento sistémico? El secreto de una organización con visión de futuro

6 conceptos importantes del pensamiento sistémico

Para su organización, la adopción de conceptos de pensamiento sistémico puede ayudar a su empresa a mantenerse un paso adelante. Especialmente en un mundo que cambia rápidamente, es fundamental que las organizaciones se mantengan ágiles y estratégicas para mantenerse relevantes. Aquí hay seis conceptos importantes del pensamiento sistémico para ayudar a su organización a mantenerse resiliente, ágil y relevante para el futuro.

1. Mapeo de sistemas

Para comprender cómo resolver un problema, debe comprender los ecosistemas en los que vive el problema. Esto se llama mapeo de sistemas: conocer los sistemas donde vive un problema para desarmarlo mejor.

Una vez que haya mapeado los sistemas para ayudar a resolver su problema, puede hacer algunos modelos de sistemas para ayudar a comprender cómo están conectados. Lo que nos lleva a…

2. Interconexión

Interconexión. Si sabemos algo sobre el mundo, es mucho más pequeño de lo que pensamos. Y después de haber mapeado los sistemas para el problema que está tratando de resolver, es hora de averiguar cómo están conectados los sistemas.

A veces, puede parecer no lineal o sin consecuencias. Pero si profundiza lo suficiente, es probable que encuentre algunas fibras conectadas entre sistemas específicos.

Por ejemplo, usemos la pandemia. COVID-19 iluminó que nuestros sistemas están más conectados de lo que pensamos. Los impactos de COVID-19 afectaron desproporcionadamente a las comunidades de color y a las de nivel socioeconómico más bajo. A primera vista, podría no haber sido evidente que una crisis de salud pública sangraría en un sistema diferente, nuestra economía.

3. Síntesis

Este concepto es sintetizar. Esencialmente, está dando sentido a las cosas en el contexto del problema que está tratando de resolver. A diferencia del análisis, la síntesis generalmente es cuando combinas ideas o cosas para crear algo nuevo.

4. Emergencia

Miremos el sistema solar. Sabemos que el sistema solar es un sistema grande, abstracto y complejo. Está formado por planetas, estrellas, galaxias y muchas otras cosas que probablemente aún tengamos que descubrir.

Pero ese es el punto de emergencia: las cosas más grandes emergen de las cosas más pequeñas. Y cuando se trata de descubrir cómo sintetizar (o cómo se juntan diferentes partes), la emergencia es fundamental.

5. Bucles de retroalimentación

La retroalimentación es crítica para entender si algo está funcionando. Más importante aún, los comentarios nos ayudan a comprender cuándo las cosas no funcionan.

Si está adoptando el pensamiento sistémico en su organización, considere cómo está implementando bucles de retroalimentación en el proceso.

Por ejemplo, supongamos que está implementando un nuevo software de gestión del rendimiento. Sus equipos de recursos humanos están trabajando con gerentes de toda la empresa para capacitar adecuadamente a las personas sobre cómo usar la plataforma. Sin embargo, se da cuenta de que a algunos gerentes les faltan hitos clave, como las revisiones anuales de desempeño.

Establece algunos grupos de enfoque y horas de oficina con sus gerentes. En estas sesiones, aprenderá que sus gerentes se están perdiendo los hitos de revisión de desempeño en el sistema porque no saben cómo navegar por el software. Después de recopilar comentarios, se da cuenta de que su organización necesita más apoyo.

6. Causalidad

La causalidad es la idea de que hay una causa y un efecto. Es bastante simple: tus acciones impactan el resultado. Entonces, cuando busca una parte del sistema para resolver, es importante probar las piezas de causa y efecto de sus sistemas.

Volvamos a nuestro ejemplo anterior. Debido a que implementó puntos de control de comentarios regulares dentro del horario de oficina del gerente, su equipo de recursos humanos puede ajustar mejor su estrategia de comunicación. Con la ayuda del equipo de comunicación interna, su equipo de recursos humanos preparó algunas guías sobre cómo utilizar mejor el software. Esto ayudó a mejorar la cantidad de revisiones de desempeño «perdidas» en un 30 %.

Cómo aplicar el pensamiento sistémico al lugar de trabajo

Si está listo para aplicar el pensamiento sistémico al lugar de trabajo, aquí hay cuatro cosas que debe tener en cuenta.

Practica el pensamiento con visión de futuro

La mentalidad de futuro puede mantener a las organizaciones preparadas para el futuro. Por supuesto, sabemos que el futuro es desconocido. Especialmente ahora, hay mucha incertidumbre y cambios inminentes.

Pero con mentalidad de futuro, su organización puede estar mejor equipada para lo que depara el futuro. Capacitar a sus líderes para desarrollar sus habilidades con visión de futuro puede ayudar a mantener su organización ágil, resistente y relevante para lo que depare el futuro.

Con visión de futuro, el impacto habla por sí mismo:

  • Aumenta el rendimiento y el bienestar individual
  • El rendimiento del equipo aumenta con más agilidad, resiliencia y asunción de riesgos
  • Los equipos son más innovadores, creativos y colaborativos.
  • La retención de empleados aumenta en un 33%

Promover una mentalidad de crecimiento

Las organizaciones, ahora más que nunca, necesitan adoptar una mentalidad de crecimiento. El aprendizaje es un viaje de por vida para cualquier persona. ¿Por qué las organizaciones no adoptarían el mismo tipo de mentalidad?

Piense en cómo puede cultivar una mentalidad de crecimiento en su lugar de trabajo. Por ejemplo, ¿cómo fomenta el desarrollo profesional? ¿Está promoviendo desde dentro y fomentando la movilidad profesional? ¿De qué manera está creando oportunidades de avance profesional? ¿Sus empleados invierten en mejorar o volver a capacitar?

¿Qué es el pensamiento sistémico? El secreto de una organización con visión de futuro

Crear espacio para la retroalimentación

El éxito de cualquier organización depende de la capacidad de proporcionar y recibir retroalimentación. En BetterUp, vemos los comentarios como un regalo. Es una manera de identificar lo que está funcionando. Pero lo más importante es cómo evolucionamos y crecemos.

¿Estás creando espacios para la retroalimentación? ¿Cómo lleva el pulso al compromiso de sus empleados? ¿Está fomentando la retroalimentación ascendente o la retroalimentación de 360 ​​grados?

Usa el entrenamiento

Todos necesitamos orientación. Especialmente cuando tenemos la tarea de resolver algunos de los problemas más difíciles, es útil tener una perspectiva externa.

Ahí es donde entra en juego el entrenamiento. Con BetterUp, puede emparejar a sus empleados con apoyo personalizado para ayudarlos a resolver problemas difíciles. Un entrenador puede ayudar a sus empleados a aprovechar partes de sí mismos que no sabían que existían. A su vez, ayudará a mejorar la eficacia de su organización.

Prueba BetterUp. Juntos, podemos construir un futuro mejor equipado para resolver los problemas del mañana.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre el pensamiento sistémico

¿Qué es el pensamiento sistémico?

El pensamiento sistémico es una forma de abordar la comprensión y solución de problemas, basada en la comprensión de las interconexiones y relaciones entre los diferentes elementos que componen un sistema. Se trata de una metodología que busca entender la realidad como un conjunto de partes interdependientes que se influyen mutuamente y que no pueden ser comprendidas por separado.

¿Cuáles son las características principales del pensamiento sistémico?

El pensamiento sistémico se caracteriza por los siguientes aspectos:

  1. Perspectiva holística: Considera al sistema en su totalidad, reconociendo la importancia de las interacciones entre sus partes.
  2. Análisis de causa y efecto: Examina las relaciones causales y los efectos retroactivos que se producen dentro del sistema.
  3. Enfoque en los patrones: Identifica patrones recurrentes en el comportamiento del sistema.
  4. Pensamiento a largo plazo: Busca comprender las consecuencias a largo plazo de las decisiones y acciones tomadas en el presente.

¿Cuál es el secreto de una organización con visión de futuro?

El secreto de una organización con visión de futuro radica en su capacidad para aplicar el pensamiento sistémico en sus procesos de toma de decisiones y en el diseño de sus estrategias. Al utilizar este enfoque, una organización puede anticipar los cambios que puedan afectarla, identificar nuevas oportunidades y adaptarse de manera eficiente a los desafíos que surjan.

El pensamiento sistémico permite a una organización comprender las interacciones y relaciones entre los diferentes elementos internos y externos que la influencian, lo que le otorga una ventaja competitiva al tener una visión más completa y global de la realidad en la que se desenvuelve.

Para obtener más información sobre el pensamiento sistémico, puedes consultar el siguiente enlace: Pensamiento Sistémico – Wikipedia


Deja un comentario