Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

¿Estás cansado de lidiar con el acoso en el trabajo? ¡No te preocupes más! En este artículo aprenderás cómo identificarlo y también cómo afrontarlo de manera efectiva. Descubre las mejores estrategias para enfrentarte a esta situación incómoda y recuperar tu bienestar laboral. No te lo pierdas, ¡sigue leyendo!

Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

El acoso no se detiene cuando ya no tienes educación formal. Desafortunadamente, a menudo te sigue al lugar de trabajo.

Pero nadie merece el abuso, sin importar dónde se lleve a cabo. Sin embargo, defenderse puede parecer cada vez más difícil en comparación con sus días de clase, ya que podría poner en peligro su sustento.

Tomar este riesgo puede hacer que te preguntes si estás siendo intimidado en primer lugar o si simplemente estás luchando con la dinámica del trabajo en equipo o las inevitables jerarquías integradas. Pero hay formas de identificar el acoso en el trabajo y aprender a lidiar con un acosador.

¿Qué es el bullying en el trabajo?

El Workplace Bullying Institute (WBI) define el acoso en el lugar de trabajo como maltrato reiterado y perjudicial para la salud de una o más personas por parte de uno o más perpetradores. Esto incluye la coerción en el lugar de trabajo, el comportamiento intimidatorio y los actos de humillación.

Cualquiera que sea la forma, el comportamiento afecta en última instancia su capacidad para hacer su trabajo.

Según una encuesta nacional de 2021 realizada por el WBI, El 30% de los empleados estadounidenses experimentan abuso verbal, no verbal, psicológico y físico, humillación o sabotaje absoluto en el trabajo..

Si bien la alta dirección suele ser la culpable, responsable de hasta el 65 % de los incidentes, el acoso se encuentra en cualquier parte del organigrama de una empresa, incluso por parte de los subordinados de un superior y entre compañeros de trabajo.

Y desafortunadamente, el aumento del trabajo remoto no ha protegido a las personas del abuso. La misma encuesta de WBI encontró que más del 43 % de los trabajadores remotos reportan incidentes de intimidación, en comparación con una tasa del 20,6 % para los empleados en el sitio.

Para los teletrabajadores, la mayor parte del acoso ocurre durante las reuniones en línea (50 %) o por correo electrónico (9 %).

A partir de 2023, no existen protecciones legales contra el acoso escolar en los EE. UU. Pero si se cruza con el acoso, lo que significa que se dirige a una clase protegida como la raza, la religión o el sexo, hay consecuencias legales.

Los efectos del acoso laboral

El acoso puede afectar el desempeño laboral de los empleados al crear un desequilibrio de poder que lo hace sentir impotente e incompetente. Si no hablas sobre esta experiencia, es posible que también te sientas aislado de tus compañeros de equipo y te preguntes por qué te molestan y si te lo mereces.

Ser intimidado puede incluso hacer que pierdas tu trabajo o que renuncies por tu propia voluntad. Tu empleador podría ser el acosador y podría despedirte si hablas, o podrías verte obligado a retirarte para evitar este trato.

Pero el acoso en el lugar de trabajo afecta más que su desempeño laboral. Sus efectos son perjudiciales para la salud mental y física y pueden durar años. Estas consecuencias incluyen:

  • Hipertensión

  • Dolores de cabeza y tensión muscular

  • Cambios de humor

  • Insomnio

  • Ataques de pánico

  • Úlceras

  • Cambios en el apetito

A diferencia del acoso dirigido, las víctimas de intimidación tienen recursos legales limitados. Y según el informe de WBI de 2021, solo el 23 % de los perpetradores experimentan consecuencias negativas por su comportamiento.

Pero esta tasa aumentó del 11 % en 2010, por lo que hay razones para sentirse alentado si está pensando en denunciar a alguien.

Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

Este repunte es excelente tanto para los empleados como para las organizaciones, ya que un ambiente de trabajo tóxico resulta en efectos adversos, incluyendo:

  • Mayores índices de ausentismo y bajas por enfermedad de los empleados

  • Productividad reducida

  • Mayor rotación de personal, aumento de los costes de contratación y formación

  • Posible acción legal

  • Disminución del compromiso y la lealtad de los empleados.

  • Percepción pública negativa

El costo del acoso en el lugar de trabajo es alto tanto para las organizaciones como para los empleados. Según su gravedad, el acoso podría costarle a una empresa $ 450–550 mil millones anuales. Aprender a detectarlo y tratar con trabajadores difíciles de manera efectiva es un excelente primer paso para evitar estas consecuencias.

Cómo identificar el acoso laboral

Es probable que sepa que un colega se está involucrando en un comportamiento de intimidación si regularmente lo hace sentir inseguro, agotado, aislado o intimidado. Algunos ejemplos de acoso en el trabajo que podrían hacerte sentir de esta manera incluyen:

  • Regañarte o criticarte injustamente en privado o en público

  • Envío de correos electrónicos agresivos y amenazantes

  • Microgestionar tareas o asignar proyectos con plazos imposibles

  • Menospreciar sus contribuciones o tomar crédito por ellas

  • Avergonzarlo deliberadamente frente a su gerente, compañeros de equipo o clientes

  • Monopolización de recursos y suministros.

  • Negarse a compartir información vital para completar con éxito su trabajo

  • Comenzar rumores y mentir a tus compañeros de trabajo

  • Haciéndote pasar por bromas humillantes y humillaciones disfrazadas de humor o política de oficina.

  • Aislarte de compromisos profesionales o sociales.

  • Evitar que aproveches las oportunidades

Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

Recuerda: nunca eres responsable del abuso de un acosador. En cambio, este comportamiento generalmente proviene del acosador:

  • Sentirse impotente

  • Falta de autoestima

  • Sentirse fuera de control en otras áreas de su vida.

  • Falta de empatía o estabilidad emocional.

Cuando tratas de confrontar a los acosadores, a menudo hay una segunda fase de intimidación: el engaño.

Gaslighting es un comportamiento abusivo en el que alguien te hace sentir que tus afirmaciones son falsas y que las experiencias no son válidas. Un acosador podría hacerte cuestionar tu realidad para debilitar aún más tu autoestima y evitar reconocer sus acciones.

Para evitar caer presa de esta táctica, hable con un profesional de recursos humanos (HR) desde el principio.

8 tipos de acosadores en el lugar de trabajo

La mejor manera de lidiar con un acosador es entender lo que está haciendo y por qué. Anton Hout, fundador de OvercomeBullying.org, definió ocho tipos comunes de acosadores en el lugar de trabajo:

  • The Screaming Mimi: Ruidosa y desagradable, esta acosadora regaña y humilla a sus compañeros de trabajo y está motivada por la hostilidad, causando estrés y ansiedad dondequiera que vayan.

  • La serpiente de dos cabezas: cuando están juntos, este compañero de trabajo actúa como un amigo de confianza y confidente. Pero tan pronto como te pierdes de vista, traicionan tu confianza, dañan tu reputación o se atribuyen el mérito de tu arduo trabajo.

  • El crítico constante: esta persona nunca está satisfecha. Su objetivo es socavar su confianza y autoestima mediante críticas interminables y, a menudo, inmerecidas.

  • El guardián: este trabajador ejerce el control al permitir o negar el acceso a las herramientas (tiempo, fondos, suministros) que necesita para hacer su trabajo. Disfrutan del poder de estar a cargo de los recursos y no dejarán que lo olvides.

  • El buscador de atención: Siempre tratando de ser el centro de atención, este matón se esfuerza por ponerse del lado bueno de su gerente y parecer amable y servicial con sus compañeros de equipo. Pero se volverán contra ti si creen que no les estás dando la consideración que se merecen.

  • El aspirante: a este empleado le gusta que lo consideren indispensable, pero no tiene las habilidades ni la experiencia para lograrlo por su cuenta, por lo que impide que sus compañeros de trabajo más competentes se vean bien. Si esa estrategia no funciona, encuentran los detalles más pequeños de los que quejarse.

  • El Gurú: un alto rendimiento en su área de especialización, el Gurú sufre de un sentido de importancia personal demasiado inflado. No tienen consideración por sus compañeros de trabajo y no aceptarán la posibilidad de estar equivocados.

    Y como se sienten superiores a los demás, se comportan como si las reglas se aplicaran a ellos.

  • El sociópata: este matón es encantador, inteligente y bien hablado, lo que les permite ascender rápidamente a una posición gerencial superior. Pero carecen de empatía y manipularán tus emociones, maquinarán, engañarán y te difamarán para obtener lo que quieren.

    El carisma del sociópata atrae a los parásitos que se aprovechan del éxito del matón para ascender en las filas.

  • Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

    Cómo lidiar con los acosadores en el lugar de trabajo: 6 consejos

    Enfrentar a los acosadores es desalentador, especialmente porque estás lidiando con una situación en la que se juega con tu confianza y puedes temer al perpetrador. Pero al aplicar cualquier combinación de estas estrategias, puede comenzar a recuperar su poder.

    1. Habla

    En el momento en que un colega cruce la línea, hágale saber que reconoce su comportamiento como abuso y que no aceptará su maltrato. Esto ayuda a evitar la escalada de los empleados que piensan que pueden salirse con la suya con un mal comportamiento.

    Ya sea que lo haga en persona o virtualmente, emplee una pose de poder para fomentar la confianza en sí mismo, como una postura de piernas anchas y hombros ensanchados. Esto también exuda autoridad cuando se hace en persona.

    Si no sabe qué decirle a un acosador, comience por exponer el problema, luego las consecuencias y finalmente la solución. Por ejemplo, si alguien comienza a gritar durante una reunión, diga:

    «Disculpe [name]. Veo que estás gritando. Alzar la voz hace que sea difícil para el equipo pensar en una solución de manera efectiva. ¿Podemos todos estar de acuerdo en mantener nuestras voces bajas para enfocarnos en encontrar una respuesta?”

    2. Documenta todo

    Lleve un diario que detalle las cinco W (quién, qué, cuándo, dónde y por qué) de las reuniones, las interacciones en persona y las llamadas telefónicas. Imprima los correos electrónicos problemáticos y, si alguien cuestiona su desempeño, mantenga un registro de los resultados cuantificables de cualquier proyecto en el que haya trabajado, además de cualquier elogio y reconocimiento por un trabajo bien hecho.

    De esta manera, tendrás pruebas sólidas para corroborar tus afirmaciones mientras te proteges de los intentos de tu agresor de engañarte.

    3. Investigue las políticas de recursos humanos

    Si bien la intimidación no es ilegal, muchas empresas tienen políticas formales de recursos humanos contra el maltrato, el abuso verbal y la intimidación. Consulte su manual del empleado para consultar los valores de la organización y las expectativas de los empleados. Si decide llevarlo a la gerencia, use esta información para reforzar su caso.

    Si resolver el problema internamente no funciona, considere consultar a un abogado que se especializa en derecho laboral para averiguar cuáles son sus opciones. Algunos abogados realizan consultas gratuitas, mientras que otros cobran una pequeña tarifa.

    4. Habla con alguien en quien confíes

    Si has intentado lidiar con el acosador solo sin suerte, es hora de buscar ayuda. Hable de la situación con su gerente o, si él es el problema, con un compañero, entrenador o mentor de confianza. Explique la situación, los pasos que ha tomado y el resultado.

    Tenga en cuenta las relaciones de oficina cuando confíe en un superior. Desea un tercero lo más neutral posible, por lo que se recomienda acudir a un profesional de recursos humanos desde el principio.

    Si la persona a la que te estás acercando recomendó al acosador para su papel o tiene una relación personal con él, es posible que se muestre reacio a ayudar. La conversación podría incluso volver al antagonista y empeorar las cosas.

    5. Haga un caso de negocios

    Otra estrategia es hacer un caso más general contra la intimidación a la alta dirección para impulsar la implementación de mejores políticas. Es frío, pero es posible que su solicitud de ayuda no sea bien recibida como una súplica personal, por lo tanto, enmarque la intimidación como si afectara a la empresa en su conjunto.

    Calcule cuánto le cuesta a la empresa el acosador en términos de rotación, pérdida de productividad, ausentismo, etc. Use su documentación para resaltar instancias específicas de tiempo y recursos desperdiciados.

    E ilustre claramente los resultados esperados de este proceso y lo que sucede si el resultado no cumple con sus expectativas.

    6. Comienza tu búsqueda de trabajo

    La triste realidad del acoso laboral es que las víctimas a veces deben dejar su trabajo para evitar el maltrato. Si cree que ha tomado todos los demás recursos, considere encontrar un lugar de trabajo que priorice la cultura anti-bullying y la satisfacción de los empleados.

    Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

    Defendiendo a alguien más

    Si está al tanto del acoso laboral y no hace nada, su silencio le da permiso al abusador para continuar. Aquí hay algunas estrategias para apoyar a un compañero de trabajo que está siendo acosado.

    como colega

    Lleve a su compañero de trabajo a un lado, hágale saber que está al tanto de la situación y ofrézcale su apoyo si acude a Recursos Humanos oa la gerencia con una queja. También puede presentar una queja usted mismo. Cuantos más incidentes corroborados conozca RR.HH., más probable es que tomen medidas.

    Si el compañero de trabajo necesita más tiempo antes de presentar un informe, sugiera estar presente siempre que esté en la misma habitación que su acosador. También puede hacer esto virtualmente, alentándolos a reducir los chats uno a uno.

    Como un manager

    Si está en una posición de liderazgo, demuestre su compromiso con un entorno de trabajo seguro y saludable animando a los empleados a denunciar el acoso y tomando en serio todas las quejas.

    Señale el comportamiento adverso cuando lo vea en acción para señalar a los miembros del equipo que no tolerará la intimidación en su equipo.

    Con el apoyo de Recursos Humanos, investigue y aborde la conducta abusiva y aplique las consecuencias apropiadas. Y establezca programas de capacitación para educar a su personal sobre el acoso laboral, el comportamiento respetuoso y la gestión positiva de conflictos.

    No es tu culpa

    Nadie debe enfrentar intimidación, humillación o manipulación a cambio de un cheque de pago. Mereces sentirte seguro en el trabajo, y los empleadores deben reconocer y abordar un entorno laboral tóxico. Si no lo hacen, considere sus opciones y elija la que priorice su salud física y mental.

    Y recuerda: el acoso tiene más que ver con el acosador y sus inseguridades que contigo.

    Trate de no tomarlo demasiado personalmente. En su lugar, concéntrese en abogar por un ambiente de trabajo del que se sienta orgulloso de ser parte.

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




    Preguntas frecuentes sobre el acoso laboral y cómo enfrentarlo

    Aprenda cómo es el acoso en el trabajo y cómo afrontarlo

    El acoso laboral es un problema serio que puede afectar profundamente a la vida de las personas. Aquí responderemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el acoso en el trabajo y cómo enfrentarlo:

    1. ¿Qué es el acoso laboral?

    El acoso laboral, también conocido como mobbing, es una forma de maltrato psicológico que ocurre en el entorno laboral. Consiste en conductas abusivas, persistentes y reiteradas que tienen como objetivo dañar la integridad emocional y/o profesional de la víctima.

    2. ¿Cuáles son los distintos tipos de acoso laboral?

    El acoso laboral puede manifestarse de diversas formas, como insultos, humillaciones, exclusiones, manipulaciones, desvalorización del trabajo, entre otras. Además, puede ser vertical (proveniente de superiores jerárquicos) u horizontal (entre compañeros de trabajo).

    3. ¿Cuáles son los efectos del acoso laboral?

    El acoso laboral puede tener graves consecuencias para la salud de la persona afectada. Entre los efectos más comunes se encuentran el estrés crónico, la ansiedad, la depresión, el deterioro de la autoestima y la pérdida de la motivación laboral. Además, puede afectar negativamente el desempeño y la productividad en el trabajo.

    4. ¿Cómo puedo identificar si estoy siendo víctima de acoso laboral?

    Algunas señales de que puedes estar siendo víctima de acoso laboral incluyen sentirte constantemente vigilado/a, recibir críticas injustificadas, ser excluido/a deliberadamente de actividades o comunicaciones importantes, entre otros comportamientos abusivos. Si experimentas estas situaciones con regularidad, es posible que estés siendo víctima de acoso laboral.

    5. ¿Cuáles son las medidas que se pueden tomar para afrontar el acoso laboral?

    Si estás enfrentando acoso laboral, es importante tomar medidas para protegerte. Algunas acciones que puedes implementar incluyen hablar con un/a superior jerárquico, buscar apoyo de compañeros/as de trabajo, documentar las situaciones de acoso, y considerar la posibilidad de denunciar el caso ante los responsables de Recursos Humanos.

    1. 5 Consejos para enfrentar el acoso laboral:
      1. Habla con un/a superior: Comunícale lo que estás experimentando y solicita su apoyo.
      2. Busca apoyo: Comparte tu situación con compañeros/as de trabajo en quienes confíes, ya que su apoyo puede ser invaluable.
      3. Documenta el acoso: Recopila evidencia, como correos electrónicos, mensajes o testimonios, que respalden tu caso.
      4. Dénuncialo: En caso de ser necesario, denuncia el acoso ante los responsables de Recursos Humanos de tu empresa.
      5. Busca ayuda profesional: Si el acoso persiste y afecta seriamente tu salud, considera buscar el apoyo de un/a psicólogo/a u otros profesionales especializados.

    Recuerda que cada situación de acoso laboral es única, por lo que es importante buscar ayuda y asesoramiento profesional para encontrar la mejor forma de afrontar el problema.

    Fuentes:


    Deja un comentario