Estilos de crianza: aprenda cómo influye en el futuro de sus hijos

¿Está buscando la clave para garantizar un futuro brillante para sus hijos? ¡No busque más! Descubra en nuestro artículo cómo los estilos de crianza pueden influir de manera significativa en el futuro de sus pequeños. Aprenda las claves para criar hijos felices, seguros y exitosos. ¡No se lo pierda!

Estilos de crianza: aprenda cómo influye en el futuro de sus hijos

Cada relación padre-hijo es diferente. Sin embargo, hay algunas cosas acerca de la crianza de los hijos que parecen permanecer igual sin importar nada.

Eso es cierto para nuestro enfoque de criar niños. Si bien todos tenemos diferentes valores, antecedentes culturales y circunstancias, la investigación dice que todos caemos en uno de los cuatro estilos de crianza distintos, y estos estilos pueden tener un impacto en el futuro de sus hijos.

¿Qué son los estilos de crianza?

En los años 1960, investigadora diana baumrind estudió a niños en edad preescolar interactuando con sus padres. Ella identificó tres tipos principales de crianza: crianza autoritaria, autoritaria y permisiva (a veces llamada indulgente).

Estos estilos de crianza provinieron de sus observaciones. Más tarde, investigadores Maccoby y Martin identificaron que cada estilo de crianza diferente era una combinación de apoyo (capacidad de respuesta) y control (exigencia). La medida en que favorecían un rasgo sobre el otro determinaba sus estilos de crianza.

Esto condujo a la determinación de un cuarto estilo de crianza, negligente o desinteresado, que era bajo en ambos rasgos.

Alta capacidad de respuesta

Baja capacidad de respuesta

Alta demanda

Autoritario

Autoritario

Baja demanda

Permisivo/Indulgente

No involucrado/negligente

La investigación adicional sobre las prácticas de crianza se centró en gran medida en tratar de determinar qué estilo de crianza tenía el efecto más positivo en los niños y su salud mental a largo plazo.

4 estilos de crianza y cómo identificar el tuyo

crianza autoritaria

Los padres que brindan una gran cantidad de apoyo y demanda se consideran autoritarios. Si bien establecen reglas y responsabilizan a sus hijos con altos estándares, pueden ser muy amables y amorosos. Los padres autoritarios trabajan no solo para garantizar la paz en el hogar, sino también para que su hijo pueda expresarse.

Los niños que crecen bajo un estilo de crianza autoritario tienden a ser más autosuficientes, con un desempeño escolar sólido y competencia social.

Los signos de crianza autoritaria incluyen:

    • Tratar a sus hijos como individuos
    • Explicar sus reglas y preocupaciones a su hijo
    • Uso de sistemas de recompensa positivos, así como de castigos.

paternidad autoritaria

Los padres que caen en las categorías autoritarias establecen reglas estrictas y esperan que se obedezcan. A menudo crean estas reglas en función de lo que creen que los niños deben y no deben hacer, en lugar de la madurez o los hitos del desarrollo. Dichos padres exhiben poca calidez/apoyo, pero mucha demanda. Estos entornos suelen ser ordenados y predecibles, con rutinas estrictas y mucha estructura.

Los que tienen un estilo de crianza autoritario ejercen mucho control sobre el comportamiento de sus hijos. Estos niños tienden a tener un alto rendimiento académico y un alto autocontrol, pero con frecuencia muestran una baja autoestima.

Los signos de crianza autoritaria incluyen:

    • Te explicas con frases como “Porque yo lo digo” o “Mi casa, mis reglas”
    • Tu hijo piensa que eres “malo”
    • Tus hijos hacen cosas para que “no te enojes”

Paternidad permisiva

Los padres que son muy comprensivos y receptivos, pero que ofrecen poca estructura, se consideran padres permisivos o indulgentes. Estas personas creen que los niños aprenden mejor cuando se les permite jugar y cometer errores con la mayor libertad posible. Tienden a no hacer cumplir las reglas o las consecuencias de manera consistente. Los padres indulgentes a menudo se relacionan con sus hijos como amigos, fomentando la comunicación abierta y la autoexpresión.

Debido a que estos padres son tan indulgentes y no imponen límites estrictos, los hijos de padres permisivos a menudo tienen problemas de comportamiento.

Los signos de una crianza indulgente incluyen:

    • Crees que “los niños serán niños” y evitas castigar el “comportamiento infantil”
    • Tus hijos te consideran “su mejor amigo”.
    • Cedes a la mayoría de las peticiones, prefiriendo no decirles a tus hijos que “no”

Paternidad no involucrada

Los padres negligentes, o no involucrados, no son necesariamente abusivos. Tienden a favorecer un enfoque de “no intervención”, proporcionando poco más que los elementos básicos del cuidado infantil, como comida, ropa y vivienda. Los padres que no se involucran pueden no estar interesados ​​en criar a los niños, estar ocupados con otras prioridades o creer que los niños aprenden mejor solos. Son bajos tanto en capacidad de respuesta como en demanda, esperando en cambio que los niños se cuiden solos.

Los hijos de padres negligentes a menudo demuestran baja autoestima y comportamiento delictivo.

Los signos de crianza no involucrada incluyen:

    • Interesarse poco en las actividades de sus hijos, incluidas las tareas escolares, las actividades extracurriculares y los pasatiempos.
    • No puede nombrar a ninguno de los maestros o amigos de su hijo
    • No pasas mucho tiempo con tus hijos.

Estilos de crianza: aprenda cómo influye en el futuro de sus hijos

El impacto de los estilos de crianza

En términos generales, la mayoría de los investigadores tratan de evitar decirle que hay una forma “correcta” y una “incorrecta” de hacer algo, especialmente cuando se trata de la dinámica familiar. Sin embargo, eso no es así con los estilos de crianza. Baumrind concluyó (y varios otros investigadores están de acuerdo) que la paternidad autoritaria es el mejor enfoque para tomar con sus hijos.

En la adolescencia, los hijos de padres autoritarios tienen una mejor idea de lo que se espera de ellos y por qué. Esto desarrolla habilidades de toma de decisiones y autoeficacia. Alto apoyo y respeto en casa. tienden a producir personas más capacestienen una mayor autoestima y son mejores en la regulación emocional.

Por el contrario, aquellos con padres permisivos a menudo tienen una alta autoestima, pero pueden tener problemas con la autoridad y la autorregulación. Los estilos de crianza autoritarios y desinteresados ​​tienden a dar como resultado niños con una autoestima más baja que cualquiera de los estilos receptivos.

En los 1970s, psicóloga María Ainsworth observó a los niños pequeños nuevamente, esta vez tomando nota de cómo respondían a sus cuidadores después de haber sido dejados brevemente con un extraño. El estudio “Situación Extraña” encontró que los niños más felices y mejor adaptados eran aquellos que tenían un vínculo seguro con su cuidador. Entre otros factores, La crianza autoritaria y permisiva (responsiva) está más estrechamente relacionada con el apego seguro y la fuerte autorregulación en los niños.. Por el contrario, la crianza autoritaria y negligente a menudo conduce a un apego inseguro.

Estilos de crianza: aprenda cómo influye en el futuro de sus hijos

Limitaciones de la investigación sobre estilos de crianza

El estudio original de Baumrind tenía algunas limitaciones, que tienen importantes advertencias a medida que su investigación continúa siendo replicada. Por un lado, el estudio original se llevó a cabo con una muestra pequeña (alrededor de 100) y homogénea de niños en edad preescolar. Si bien la investigación parece ser precisa al describir la mayoría de las culturas europeas, no se puede generalizar efectivamente a las familias asiáticas y afroamericanas.

Hay muchas culturas que tienen distintos estilos de crianza, más apoyo comunitario y superposición generacional en la crianza de los hijos. Estos factores no se han estudiado extensamente, ni se han controlado los estudios replicados por diferencias culturales.

Incluso dentro de la misma cultura, no hay dos niños iguales. Es posible que dos niños criados por los mismos padres tengan resultados claramente diferentes. Los resultados de un estudio como este solo pueden indicar correlaciones, no causalidad. Eso significa que, si bien ciertos factores parecen estar relacionados, no significa que uno sea la causa del otro.

En este caso, eso significa que solo podemos decir que los hijos de padres autoritarios tienden a tener una autoestima más baja. Eso no significa que le sucederá a todos los niños. Tampoco indica que todos los niños con padres autoritarios tendrán una autoestima saludable y buenas habilidades de autorregulación.

Sería difícil realizar, o incluso obtener la aprobación, un estudio definitivo sobre los estilos de crianza y los resultados de los niños. Por un lado, las personas son tan diferentes y se desarrollan de maneras tan únicas que es difícil atribuir su vida adulta a un solo factor, incluso a algo tan importante como las elecciones de los padres. Por otro lado, dado que la opinión generalizada de los investigadores es que la paternidad autoritaria es el mejor estilo, se consideraría poco ético someter a los niños a cualquier otra cosa.

Dicho esto, los propios padres pueden ser los fundadores del movimiento de resistencia contra este patrón de pensamiento. Muchas personas están criando niños felices con estilos de no intervención intencional o, por el contrario, con participación intencional. Estos padres a menudo sienten que el Los enfoques tradicionales de crianza son defectuosos.y están tratando de desarrollar otras cualidades (como la independencia, la resolución de problemas y la autoeficacia) en sus hijos.

Además, el estudio original de Baumrind se realizó en la década de 1960, cuando muchas familias tenían un padre que se quedaba en casa. En los hogares modernos, que a menudo tienen dos padres que trabajan o un padre soltero con múltiples demandas de su tiempo, es posible que los niños no pasen tanto tiempo con sus padres. Estos entornos aún pueden proporcionar mucha capacidad de respuesta, estructura y apoyo.

Línea de fondo

A ningún padre se le entrega un manual de instrucciones en el momento del nacimiento de su hijo. Si bien los investigadores creen que la paternidad autoritaria es el mejor estilo, eso no significa que sea la única forma de criar niños felices y exitosos. Cada familia, cada cultura y cada padre tiene que encontrar la combinación de apoyo y demanda que funcione mejor para sus hijos.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas frecuentes: Estilos de crianza

Preguntas frecuentes: Estilos de crianza

1. ¿Qué son los estilos de crianza?

Los estilos de crianza se refieren a las formas en que los padres abordan y guían el desarrollo y educación de sus hijos. Son patrones de comportamiento y estrategias que influyen en el crecimiento emocional, social y cognitivo de los niños.

2. ¿Cuáles son los principales estilos de crianza?

Los principales estilos de crianza son: autoritario, permisivo, negligente y democrático. Cada estilo tiene características distintivas y consecuencias diferentes en el futuro de los hijos.

3. ¿En qué consiste el estilo de crianza autoritario?

El estilo de crianza autoritario se caracteriza por ser estricto y controlador. Los padres imponen reglas sin considerar la opinión de los hijos y utilizan la disciplina punitiva. Esto puede llevar a que los niños se vuelvan obedientes, pero también pueden desarrollar baja autoestima y falta de autonomía.

Fuente: Wikipedia – Educación Autoritaria

4. ¿En qué consiste el estilo de crianza permisivo?

El estilo de crianza permisivo se caracteriza por ser poco estructurado y con poca exigencia de normas. Los padres suelen ser indulgentes y permiten que los niños tomen decisiones sin muchos límites. Esto puede llevar a que los hijos se vuelvan impulsivos y con dificultades para seguir reglas.

Fuente: Wikipedia – Educación Permisiva

5. ¿En qué consiste el estilo de crianza negligente?

El estilo de crianza negligente se caracteriza por la falta de atención y cuidado hacia los hijos. Los padres no establecen normas ni estructura, y pueden estar ausentes emocionalmente. Esto puede llevar a que los niños se sientan inseguros y tengan dificultades para establecer relaciones saludables.

Fuente: Wikipedia – Educación Negligente

6. ¿En qué consiste el estilo de crianza democrático?

El estilo de crianza democrático se caracteriza por fomentar el diálogo, la comunicación y el respeto mutuo. Los padres establecen reglas claras y consistentes, pero también permiten la participación de los hijos en la toma de decisiones. Esto puede llevar a que los niños desarrollen habilidades de resolución de problemas y autonomía.

Fuente: Wikipedia – Educación Democrática

7. ¿Cuál es el estilo de crianza más recomendado?

El estilo de crianza democrático es generalmente considerado como el más recomendado, ya que busca equilibrar la autoridad con la participación de los hijos. Este estilo promueve el desarrollo de habilidades sociales, emocionales e intelectuales en los niños.

8. ¿Los estilos de crianza son fijos o pueden cambiar?

Los estilos de crianza pueden variar a lo largo del tiempo y dependen de diversos factores como la cultura, la educación de los padres y las circunstancias familiares. Es importante recordar que los padres pueden aprender nuevas estrategias y ajustar su enfoque para adaptarse a las necesidades cambiantes de sus hijos.

9. ¿Qué impacto tienen los estilos de crianza en el futuro de los hijos?

Los estilos de crianza pueden influir en el futuro de los hijos de diversas maneras. Un estilo de crianza adecuado puede fomentar la confianza, la seguridad emocional, la autonomía y el desarrollo saludable en general. Por otro lado, un estilo de crianza desfavorable puede generar problemas emocionales, dificultades en las relaciones y bajo rendimiento académico.

10. ¿Cómo puedo identificar mi estilo de crianza?

Identificar tu estilo de crianza puede ser útil para comprender cómo estás influyendo en la vida de tus hijos. Puedes reflexionar sobre cómo estableces normas y límites, cómo respondes a los comportamientos desafiantes y cómo te comunicas con tus hijos. Observar tus patrones de crianza te ayudará a identificar qué estilo predomina en tu forma de educar.

Recuerda que cada niño es único y que no existe un enfoque perfecto para todos. Adaptar el estilo de crianza a las necesidades individuales de cada hijo es clave para un desarrollo saludable y exitoso.

Deja un comentario