La guía definitiva para contratar por competencia conductual (con ejemplos)

¿Estás cansado de contratar empleados que no cumplen con las expectativas y que no se adaptan a la cultura de tu empresa? En esta guía te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre la contratación por competencia conductual para asegurarte de encontrar al candidato perfecto. Descubre cómo identificar y evaluar las habilidades clave a través de ejemplos prácticos y útiles consejos. No pierdas más tiempo y encuentra al mejor talento para tu negocio.

Si solo evalúa a los candidatos de trabajo en función de su experiencia laboral y conjunto de habilidades, es posible que se esté perdiendo una pieza importante del rompecabezas. Es posible que esté pasando por alto algo clave para todos los empleados: las competencias conductuales.

La competencia conductual se refiere a las características más allá del currículum de un candidato. ¿Son un buen líder? ¿Cómo se comunican? ¿Sobresalen en la construcción de relaciones y la gestión de conflictos? ¿Son proactivos?

Responder estas preguntas puede ayudar a los recursos humanos a tomar mejores decisiones de contratación. De hecho, la investigación ha demostrado una y otra vez que Las competencias relacionadas con la personalidad tienen un gran impacto en el desempeño y la contribución de un empleado en el trabajo..

En BetterUp, creemos en el potencial. Sabemos que las competencias conductuales son habilidades que a menudo son inversiones para alcanzar nuestro máximo potencial humano. Pero también sabemos que a menudo se pasan por alto, especialmente en el proceso de contratación.

Analicemos qué es una competencia conductual y los diferentes tipos. También hablaremos sobre cómo puede evaluar las competencias conductuales durante la entrevista.

¿Qué son las competencias conductuales?

Primero, tomemos un minuto para definir qué entendemos por competencias conductuales.

Es importante tener en cuenta que las competencias conductuales son diferentes de otros tipos de competencias. Éstas incluyen:

  • Competencias básicas. Este término se refiere a los factores distintivos que dan a una empresa una ventaja única sobre sus competidores y contribuyen al éxito de la organización.

  • Competencias técnicas. También conocidas como competencias funcionales, estas son las habilidades específicas requeridas para realizar funciones laborales, como el conocimiento del software.
  • Competencias directivas. Este conjunto de competencias son las requeridas solo para los gerentes. Los empleados de nivel inferior no los necesitan a menos que esperen convertirse ellos mismos en gerentes.

Los 8 tipos de competencia conductual

Antes de comenzar a evaluar empleados o posibles candidatos en cuanto a competencias conductuales, deberá comprender lo que está buscando. Todos tienen una perspectiva diferente sobre este tema, pero a continuación encontrará ocho de los tipos más comunes de competencias conductuales para los empleados.

1. Gestión de relaciones

Esta competencia de comportamiento tiene que ver con las habilidades interpersonales de un candidato. Dependiendo del trabajo, un nuevo empleado tendrá que hacer malabarismos con las relaciones con las partes interesadas, los informes directos, los compañeros de equipo y/o los clientes. Sin esta competencia, es posible que un empleado no posea la autoconciencia y la regulación emocional necesarias para tener relaciones laborales positivas.

2. Comunicación

La comunicación es una de las principales habilidades blandas necesarias en cualquier entorno de trabajo. Los empleados que carecen de esta área pueden terminar causando conflictos en el lugar de trabajo y reduciendo la productividad de todo el equipo. Por el contrario, los candidatos con una gran competencia en comunicación estarán más comprometidos y podrán colaborar de manera efectiva con sus compañeros de equipo.

3. Liderazgo

Las competencias de liderazgo muestran el potencial de un candidato para administrar adecuadamente un equipo y ejecutar planes estratégicos. Los grandes líderes exhiben comportamientos que los ayudan con la resolución de problemas, la toma de decisiones, la creatividad y la gestión del tiempo, por nombrar solo algunos.

4. Perspicacia comercial

Si alguien tiene visión para los negocios, eso significa que puede comprender los problemas comerciales en un nivel profundo y tomar medidas al respecto. Esta es una competencia importante para los empleados, ya sea que estén liderando equipos o recién comenzando.

5. Efectividad global y cultural

Las competencias globales y culturales son esenciales para trabajos que requieren que los candidatos se comuniquen entre geografías o culturas. Hoy en día, eso es más común que nunca. Los empleados deben estar preparados para adaptar su enfoque a una amplia gama de situaciones.

6. Ética y valores

Una persona con competencias éticas y basadas en valores prioriza hacer lo correcto, no lo fácil. En los negocios, hay muchas oportunidades para tomar atajos.

Lo más probable es que prefiera contratar a alguien que se esfuerce por vivir de acuerdo con un código de ética. Además, los empleados motivados por su moral y valores personales ayudan a fomentar una cultura de responsabilidad e integridad.

7. Pensamiento analítico

La capacidad de analizar la información es esencial para muchos trabajos. Ya sea un coordinador de marketing o un ingeniero de software, los candidatos deben tomar decisiones bien pensadas y utilizar el pensamiento crítico a diario.

8. Resiliencia

La resiliencia en el lugar de trabajo es una competencia conductual que a menudo se pasa por alto. Sin embargo, dado que el mundo cambia constantemente, la adaptabilidad y el aprendizaje continuo son muy necesarios. Sin estos rasgos, los empleados se verán abrumados, agotados y frustrados en el trabajo.

La guía definitiva para contratar por competencia conductual (con ejemplos)

Ejemplos de competencias conductuales

La competencia conductual puede parecer un concepto abstracto. ¿Cómo se ve realmente en acción y en el lugar de trabajo?

Hagamos las cosas un poco más concretas con estos ejemplos de competencias conductuales:

  • Las habilidades de liderazgo pueden parecerse a la gestión y resolución exitosa de un conflicto de equipo
  • La resiliencia puede parecer tener una mentalidad de crecimiento cuando te das cuenta de que necesitas aprender una nueva habilidad para terminar un proyecto importante
  • La gestión de relaciones puede parecer como usar su inteligencia emocional para proporcionar comentarios constructivos en lugar de criticar a un compañero de trabajo.
  • La eficacia global y cultural podría verse como el uso de la sensibilidad en su comunicación con los clientes en el extranjero y, como resultado, generar nuevos niveles de confianza.
  • Fomentar un sentido de inclusión y pertenencia en el lugar de trabajo, especialmente cuando se trata de la gestión de equipos.

La guía definitiva para contratar por competencia conductual (con ejemplos)

Por qué las competencias conductuales son importantes en el proceso de contratación

Comprender qué competencias conductuales son importantes para su empresa puede mejorar su proceso de contratación. En lugar de centrarse solo en las habilidades duras, puede evaluar a los candidatos de manera integral.

La mentalidad y los comportamientos tienen un gran impacto en la cultura de la empresa y el desempeño laboral. Es importante contratar para agregar a la cultura versus adaptarse a la cultura para fomentar continuamente la diversidad, la innovación y los equipos prósperos. Pero también es importante asegurarse de que las personas que contrate estén dispuestas a adaptarse, crecer e invertir en su propio desarrollo.

Por ejemplo, imagine contratar a un empleado subalterno sin una competencia de gestión de relaciones: seguramente tendrían dificultades para recibir comentarios de su gerente y colaborar con los miembros de su equipo. Su actitud también podría afectar negativamente la moral y la satisfacción de los empleados. Pero su incapacidad para recibir bien la retroalimentación también podría obstaculizar la capacidad del equipo para alcanzar sus objetivos.

Más allá del proceso de contratación, las competencias conductuales son útiles para la gestión del desempeño. Si un nuevo empleado no está contribuyendo de la manera que esperaba, puede evaluar qué competencias podrían faltar. Luego, puede usar esa información para ayudar a su empleado a crecer o hacer una mejor contratación en el futuro.

Cómo evaluar la competencia conductual

Evaluar la competencia conductual puede ser una táctica útil de gestión de recursos humanos. Cuando comprende más acerca de la personalidad y la actitud de un nuevo empleado, puede estar seguro de que es el adecuado para su empresa.

Determinar qué competencias conductuales son más importantes

Cuando se trata de evaluar la competencia conductual, el mejor lugar para comenzar es con una descripción del trabajo. Considere qué competencias específicas necesitará su futuro empleado en el día a día y manténgase enfocado en esas competencias durante el proceso de entrevista.

Por ejemplo, si está entrevistando a alguien para un puesto de nivel de entrada con fuertes competencias de liderazgo, eso es genial. Pero, ¿qué pasa con su actitud hacia el trabajo en equipo? En este caso, alguien con mayores competencias en gestión de relaciones probablemente sea un mejor candidato.

Dar a los empleados una evaluación

En BetterUp, utilizamos un enfoque respaldado por la ciencia para evaluar las habilidades y capacidades. BetterUp Labs ha desarrollado lo que llamamos Whole Person Model™. Esta evaluación mide cosas como mentalidades, comportamientos y competencias clave para el crecimiento personal y profesional.

El Modelo de Persona Completa fue diseñado para reflejar comportamientos que caen en estas tres categorías:

  • Comportamientos que las personas pueden cambiar
  • Comportamientos que directa o indirectamente impactan a otros.
  • Comportamientos que están vinculados al bienestar individual, el desempeño efectivo, la colaboración y el liderazgo.

La guía definitiva para contratar por competencia conductual (con ejemplos)

Las evaluaciones no siempre le brindan una imagen completa de la personalidad de un individuo, pero pueden brindarle alguna orientación. Estas son algunas de las evaluaciones de personalidad y comportamiento más populares utilizadas por los equipos de recursos humanos durante el proceso de contratación:

Hacer preguntas situacionales y de comportamiento.

A veces, los entrevistadores hacen preguntas por defecto sobre el currículum, el historial laboral y los planes futuros de un candidato. Si bien esto es importante, estas preguntas no demostrarán las competencias conductuales de un empleado potencial.

Trate de permitir que un entrevistado comparta cómo respondió a situaciones pasadas o cómo reaccionaría ante escenarios hipotéticos. Muchos candidatos están familiarizados con este tipo de entrevista y es probable que respondan con el método STAR. STAR significa Situación, Tarea, Acción y Resultado y es una excelente manera de comprender cómo un empleado potencial ha mostrado diferentes competencias de comportamiento en el pasado.

Ejemplos de preguntas de entrevista de competencia conductual

Los gerentes de recursos humanos y contratación pueden optar por realizar varios tipos diferentes de entrevistas. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, una de las mejores maneras de descubrir las competencias de comportamiento de su candidato es a través de las preguntas correctas de la entrevista.

Considere agregar estas preguntas de comportamiento de muestra a su lista de entrevistas:

  • ¿Puedes contarme sobre un momento en el que tuviste que aprender algo nuevo para superar un desafío?
  • ¿Alguna vez se ha enfrentado a un dilema ético en el trabajo?
  • ¿Cuál es un logro, en el trabajo o en tu vida personal, que te enorgullece?
  • ¿Puedes compartir un ejemplo de cuando tuviste un conflicto con un compañero de trabajo?
  • Háblame de un momento en el que lograste algo grandioso al trabajar con un equipo.
  • ¿Cuál es la situación más difícil que has tenido que superar en tu carrera?
  • ¿Cómo te motivas cuando tienes dificultades para completar una tarea?

Priorice las competencias conductuales dentro de su organización

Al priorizar las competencias conductuales durante el proceso de contratación, puede tener aún más confianza en sus elecciones de candidatos. Como resultado, contratará a más empleados que estén listos para dar lo mejor de sí mismos a la empresa todos los días.

Después de la contratación, no olvide reforzar las competencias conductuales durante todo el proceso de incorporación. Cuando les dice a sus empleados lo que están haciendo bien, es más probable que continúen con esos comportamientos positivos.

Si está listo para invertir en su fuerza laboral, considere BetterUp. Con BetterUp, puede ayudar a reforzar y desarrollar comportamientos positivos al mismo tiempo que desarrolla resiliencia, compromiso y pertenencia. Y eso es bueno para todos.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




La guía definitiva para contratar por competencia conductual (con ejemplos)

Preguntas frecuentes sobre la contratación por competencia conductual

1. ¿Qué es la contratación por competencia conductual?

La contratación por competencia conductual es un enfoque utilizado por las empresas para evaluar a los candidatos en función de sus habilidades y comportamientos pasados relevantes para el puesto. En lugar de centrarse únicamente en la formación académica o experiencia laboral, se busca identificar cómo una persona puede actuar y resolver problemas en situaciones reales de trabajo.

2. ¿Por qué es importante contratar por competencia conductual?

Contratar por competencia conductual permite a las empresas seleccionar a los candidatos adecuados que se ajusten a la cultura organizacional y que posean las habilidades necesarias para desempeñar el puesto de manera exitosa. Al evaluar comportamientos pasados, se puede predecir mejor cómo un candidato puede enfrentar situaciones similares en el futuro.

3. ¿Cómo se evalúa la competencia conductual de un candidato?

Se evalúa la competencia conductual de un candidato mediante la realización de entrevistas estructuradas y preguntas basadas en situaciones de trabajo específicas. Estas preguntas se centran en cómo el candidato ha abordado desafíos anteriores y cómo ha utilizado sus habilidades en esas situaciones. Además, también se pueden utilizar pruebas psicométricas y evaluaciones de personalidad para obtener una imagen más completa del candidato.

4. ¿Qué ejemplos de preguntas se pueden hacer durante una entrevista basada en competencia conductual?

Algunos ejemplos de preguntas que se pueden hacer durante una entrevista basada en competencia conductual son:

  1. Describe una situación en la que tuviste que enfrentar un conflicto con un compañero de trabajo y cómo lo resolviste.
  2. Háblame de un momento en el que tuviste que liderar un equipo para lograr un objetivo específico.
  3. Explícame cómo te adaptas a los cambios en el entorno laboral y cómo has manejado situaciones de cambio en el pasado.

5. ¿Existen beneficios adicionales al utilizar la contratación por competencia conductual?

Sí, existen beneficios adicionales al utilizar la contratación por competencia conductual. Estos incluyen una mayor retención de empleados, ya que los candidatos seleccionados tienen una mayor probabilidad de adaptarse al puesto y a la cultura de la empresa. Además, esta metodología también fomenta el desarrollo y crecimiento de los empleados existentes, ya que se identifican las competencias necesarias para el éxito en el puesto.

Si deseas obtener más información sobre la contratación basada en competencia conductual, puedes visitar es.wikipedia.org.


Deja un comentario