El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

¡Descubre el poder transformador de las comunidades de aprendizaje profesional! En un mundo cada vez más globalizado y dinámico, es fundamental contar con espacios de colaboración y aprendizaje conjunto para mejorar nuestras prácticas educativas. En este artículo, exploraremos cómo las comunidades de aprendizaje profesional pueden empoderar a los educadores y potenciar el desarrollo de habilidades clave en el aula. ¡No te lo pierdas!

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

En un mundo que cambia rápidamente, sabemos que tenemos que aprender constantemente. Como individuos, se nos dice que debemos ser aprendices de por vida para seguir siendo relevantes. En nuestras organizaciones, sabemos que deleitar a los clientes y ganar en el mercado requiere que nuestros equipos mejoren en aprender más rápido de las condiciones cambiantes.

El aprendizaje viene con sus propios conjuntos de desafíos.

Esto es especialmente cierto cuando estás aprendiendo mientras haces, en un ambiente de trabajo.

Estos desafíos solo se vuelven más difíciles cuando se abordan solos. Los profesionales que trabajan solos pueden tener dificultades para encontrar nuevas formas de usar nuevas herramientas o lograr mejores resultados. Es posible que ni siquiera sean plenamente conscientes de los nuevos enfoques o los nuevos requisitos.

De forma aislada, cualquier profesional puede volverse menos efectivo, percibido como fuera de contacto con un enfoque anticuado y habilidades obsoletas.

Las comunidades de aprendizaje profesional existen para superar estos desafíos. Proporcionan un espacio de mejora continua y aprendizaje para todos sus miembros.

Exploremos qué son las comunidades de aprendizaje profesional (PLC) y los seis componentes de un PLC. Además, aprenderá cómo se han utilizado las comunidades de aprendizaje profesional en el campo de la educación y el ejemplo de cómo los educadores y los estudiantes se benefician de ellas.

¿Qué son las comunidades de aprendizaje profesional?

En la década de 1980, Donald Schön introdujo el concepto de un grupo de profesionales que forman un grupo para comprender mejor su propio trabajo y para arriba con el conocimiento cambiante. La idea realmente prendió después de que el libro de Peter Senge, La quinta disciplina, saliera a la luz en 1990.

Algún tiempo después, el término se asoció con los educadores y el campo de la educación. Pero cualquier campo puede tener una comunidad de aprendizaje profesional. Los beneficios se generalizan más allá de los educadores.

Por ejemplo, un PLC podría ser útil para los gerentes o empleados de primera línea que también se desempeñan como capacitadores, entrenadores o mentores internos.

Las comunidades de aprendizaje profesional son grupos que trabajan para mejorar sus prácticas y procesos de trabajo de forma continua.

Los profesionales trabajan juntos en ciclos recurrentes para desarrollar mejores enfoques y ofrecer mejores resultados. También trabajan juntos para investigar y traer nueva información y herramientas durante estos ciclos.

Las comunidades de aprendizaje profesional se crean con una suposición: que siempre hay una manera que puede ofrecer un mejor resultado. En un PLC de capacitación o entrenamiento, se supone que el entrenador o entrenador podría brindar una mejor experiencia de aprendizaje. Con una mejor entrega, los estudiantes o capacitados podrían aplicar más conocimientos o habilidades nuevos en un cambio sostenido en la forma en que trabajan.

Esto se debe a que los miembros de la comunidad de aprendizaje realizan aprendizaje y experimentación integrados en el trabajo en todo momento.

En una comunidad de aprendizaje profesional, la atención se centra en el resultado de los resultados deseados. Los miembros juzgan la eficacia de la comunidad basándose en objetivos compartidos. Por ejemplo, si el objetivo es mejorar el rendimiento de las ventas, medirán el rendimiento de las ventas para juzgar qué tan efectivo es su aprendizaje colectivo.

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

Los equipos de gerentes, entrenadores y mentores identifican los niveles actuales de logro de los miembros de su equipo o de los entrenados. Luego, establecen una meta para mejorar este nivel. Esto puede ser a través de mejoras de aprendizaje o técnicas de gestión de personas.

Durante el proceso, los gerentes o entrenadores se reunían para comparar notas y desarrollar nuevos enfoques. Hablan sobre los obstáculos y desafíos que surgen y comparten lo que funciona o no. En lugar de competir, trabajarían juntos para lograr objetivos en todos los equipos. Cada gerente o entrenador evaluaría periódicamente su propio progreso en la implementación de un nuevo enfoque y los resultados de trabajo o comportamiento de su equipo o personas a las que entrena.

Los administradores traen estos resultados a la comunidad y comparan los datos entre sí. Esto ayuda a proporcionar evidencia de que los alumnos se están moviendo en la dirección correcta. El grupo puede alterar el enfoque si los datos muestran que no se están moviendo en la dirección correcta.

Eso es porque el desempeño de los empleados en el vacío no tiene mucho significado. Los gerentes y capacitadores pueden ayudar a los miembros de su equipo a mejorar comparando los datos de resultados para establecer una línea de base.

En una comunidad de aprendizaje profesional, cada profesional tiene acceso a los recursos de los otros gerentes, entrenadores o capacitadores. Se apoyan mutuamente para mejorar sus habilidades de orientación y orientación presenciales y virtuales.

3 tipos de comunidades de aprendizaje profesional

Las organizaciones pueden organizar comunidades de aprendizaje profesional de varias maneras. Aquí hay tres clasificaciones y experiencias que los profesionales pueden usar para crear diferentes tipos de PLC:

1. Equipos de trabajo

Los entrenadores, capacitadores o gerentes que trabajan con equipos de trabajo que comparten objetivos similares pueden unirse para formar una comunidad de aprendizaje profesional. Debido a que los equipos de trabajo comparten objetivos similares, los gerentes pueden tener desafíos compartidos asociados con estos objetivos. También tendrán hitos compartidos para alcanzar.

2. Temas

En lugar de agrupar los PLC en función de equipos de trabajo similares, los formadores y entrenadores también pueden agrupar comunidades de aprendizaje profesional por temas. Por ejemplo, todos los entrenadores que desarrollan líderes en la misma organización pueden unirse para formar un PLC.

Estos entrenadores tendrán mucho en común, ya que se enfocan en los mismos temas o en temas similares. Debido a esto, lo más probable es que se encuentren con obstáculos similares y se beneficiarán de la colaboración con personas de ideas afines.

3. Departamentos

Finalmente, los capacitadores o gerentes también pueden formar comunidades de aprendizaje profesional basadas en departamentos.

No todos los departamentos de una organización tendrán las mismas necesidades de desarrollo. Por ejemplo, un desempeño deficiente en un departamento de marketing no siempre tendrá la misma causa raíz que un desempeño deficiente en un departamento de finanzas. Similarmente, cultivar la creatividad y la curiosidad y empoderar a los miembros del equipo puede ser diferente en finanzas que en marketing.

Al mismo tiempo, los gerentes y entrenadores pueden encontrar tendencias comunes entre departamentos que podrían estar relacionadas con la cultura de la empresa.

Ejemplo de comunidad de aprendizaje profesional de formadores

Los miembros de una comunidad de aprendizaje profesional de formadores se reúnen periódicamente. Durante estas reuniones, los miembros normalmente cubren lo siguiente:

  • Analizar los datos de los estudiantes de todos los miembros
  • Establecer nuevas metas de aprendizaje
  • Reflexionar sobre sus métodos de enseñanza actuales.
  • Investigue y colabore para encontrar nuevas prácticas recomendadas
  • Crear un plan para aplicar nuevas mejores prácticas

He aquí un ejemplo de una comunidad de aprendizaje profesional:

Digamos que un grupo de capacitadores de desarrollo de liderazgo ejecutivo en una empresa de tecnología formó una comunidad de aprendizaje profesional para desarrollar mejor a los nuevos líderes de la empresa.

Descubren que la mayoría de sus estudiantes de «alto potencial» luchan por mejorar sus habilidades interpersonales. Como resultado, estos líderes emergentes progresan poco en la mejora de su propio desempeño laboral.

Juntos, establecen una meta para ayudar a sus estudiantes a desarrollar un plan para mejorar sus habilidades blandas antes del final del trimestre.

Los formadores reflexionan sobre sus prácticas docentes actuales. Al hacer esto, descubren que la mayoría de sus métodos de entrenamiento se basan en el contenido y no permiten que los estudiantes practiquen el pensamiento de habilidades blandas en escenarios de la vida real.

Después de descubrir esto, los formadores se preguntan:

“¿Cómo podemos ayudar mejor a nuestros estudiantes a estar equipados para practicar y desarrollar sus habilidades blandas para mejorar su desempeño en esta organización?”

Uno de los capacitadores asistió recientemente a un seminario sobre aprendizaje práctico. Sugieren implementar microproyectos estratégicos reales en los que los líderes emergentes formarán equipos temporales y trabajarán juntos. Necesitarán usar habilidades blandas como el pensamiento creativo y la comunicación.

Otro capacitador plantea el desafío de lograr que los estudiantes se comprometan lo suficiente como para practicar realmente nuevas habilidades. El grupo identifica una forma de involucrar a un ejecutivo en cada equipo para modelar el comportamiento y reforzar la importancia.

Armado con un plan reflexivo, cada entrenador en la comunidad de aprendizaje profesional implementa una versión de este enfoque con sus estudiantes líderes emergentes. Todos pueden beneficiarse de este ejercicio y los alumnos también se benefician de un enfoque más eficaz para su desarrollo.

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

¿Cuáles son los componentes de una comunidad de aprendizaje profesional?

El término comunidad de aprendizaje profesional tiende a abusarse. Pero no todos los grupos son PLC.

En el campo de la educación, seis componentes han llegado a distinguir un PLC de otras agrupaciones.

Richard DuFour y Robert Eaker definieron estos componentes en términos que se aplican a los educadores en su libro: «Comunidades de aprendizaje profesional en el trabajo: mejores prácticas para mejorar el rendimiento de los estudiantes».

También ampliaron estos conceptos en su trabajo más reciente: «Aprender haciendo: un manual para el trabajo de las comunidades de aprendizaje profesional».

Aunque DuFour y Eaker escribieron específicamente para educadores, los seis componentes también pueden aplicarse a otros profesionales.

Vamos a desglosar estos seis componentes de una comunidad de aprendizaje profesional.

1. Una misión, visión, valores y objetivos compartidos

Cada educador individual y organización en una comunidad de aprendizaje profesional debe funcionar dentro de la misma misión.

Juntos, establecen su visión y valores. Juntos, también establecen objetivos comunes.

Cuando un miembro lucha con la meta, otros miembros pueden unir sus recursos para brindar apoyo. Todo el PLC avanza en la misma dirección.

Entonces, pueden lograr sus objetivos y tener éxito en su misión de manera más efectiva.

2. Colaboración

La colaboración es intrínseca a las comunidades de aprendizaje profesional. Todos los miembros de un PLC deben trabajar juntos y fomentar una cultura de colaboración.

Se mantienen enfocados en sus objetivos colectivos. También colaboran en su compromiso de mejorar el desempeño de los empleados y la eficacia organizacional.

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

A través de la colaboración, los miembros:

  • Compartir datos entre sí
  • Explora nuevas ideas
  • Combina objetivos para lograrlos de manera más efectiva

Como resultado, cada miembro puede crecer a partir de los conocimientos de otros miembros.

3. Indagación colectiva para encontrar mejores prácticas y medir la realidad actual

Los miembros de una comunidad de aprendizaje profesional necesitan aunar sus recursos.

Esto es para que puedan investigar las mejores prácticas en educación y entrenamiento. Identifican su propia comprensión de la enseñanza y el aprendizaje en comparación con las mejores prácticas más recientes.

También analizan las prácticas actuales dentro de su organización.

Los miembros de un PLC se reúnen para compartir sus conocimientos y desarrollar mejores prácticas juntos. Esto puede ayudarlos a mejorar sus habilidades de enseñanza y la experiencia de aprendizaje de sus alumnos.

4. Orientado a la acción

Los miembros de la comunidad de aprendizaje profesional creen que la acción es lo que impulsa la mejora. Para ello, un PLC debe estar orientado a la acción.

Los miembros de PLC usan los datos que tienen para actuar rápidamente y crear un cambio positivo para sus estudiantes o equipos. Los miembros del PLC también pueden compartir experiencias previas y lecciones de vida entre ellos. Esto, a su vez, invita a otros en la comunidad a tomar medidas para ayudar a que evolucionen sus métodos de enseñanza.

Los estudiantes aprenden haciendo, pero también los educadores. Un PLC requiere la acción de todos sus miembros continuamente.

5. Comprometidos con la mejora continua

En una comunidad de aprendizaje profesional, no hay línea de meta. Los miembros del PLC se dedican a mejorar continuamente sus métodos de enseñanza y entrenamiento. También están comprometidos a mejorar los resultados para los empleados y las organizaciones.

Esto puede ayudar a despertar el potencial de los empleados y mejorar continuamente su experiencia de aprendizaje.

Los miembros de una comunidad de aprendizaje profesional comparten sus recursos para ayudarse mutuamente a aprender y mejorar continuamente.

6. Orientado a resultados

Las comunidades de aprendizaje profesional se preocupan y priorizan los resultados de sus estudiantes y su organización.

Evalúan el éxito de su PLC en función de la mejora concreta de los empleados.

Para ello, los miembros de un PLC evalúan continuamente sus esfuerzos. Comparan sus resultados con los objetivos que se propusieron alcanzar.

Si los empleados no mejoran, los educadores y facilitadores de PLC cambian sus métodos para asegurarse de que todos los alumnos puedan tener éxito. En última instancia, cada miembro de una comunidad de aprendizaje profesional debe ser responsable de sus objetivos.

5 beneficios de las comunidades de aprendizaje profesional

¿Por qué los gerentes u otros profesionales deberían combinar fuerzas y formar comunidades de aprendizaje profesional?

Tanto los gerentes como los contribuyentes individuales pueden beneficiarse de ser parte de un PLC. Aquí hay cinco de estos beneficios:

1. Mejora el crecimiento y el rendimiento de los gerentes y entrenadores, así como de sus equipos o coachees

Los miembros de una comunidad de aprendizaje profesional crean conexiones sociales entre sí.

Con el tiempo, pueden aprender a confiar mejor el uno en el otro. Esto puede ayudarlos a colaborar de manera más efectiva. También puede ayudar con el desarrollo profesional.

Su conexión social puede ayudar a impulsar el crecimiento y el rendimiento para ellos y sus alumnos.

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

Juntos, hacen una lluvia de ideas sobre las mejores prácticas para seguir mejorando sus métodos. También pueden trabajar en la mejora organizacional.

2. Fomenta un lugar seguro para hacer preguntas

La investigación muestra que los profesionales las comunidades de aprendizaje crean oportunidades seguras para abrir un diálogo.

Los gerentes y capacitadores pueden expresar su incertidumbre y hacer preguntas. Eso es porque la incertidumbre es valorada y apoyada en el proceso de PLC.

Los profesionales que forman parte de un PLC cuestionan y reevalúan constantemente sus prácticas de trabajo y métodos de coaching. Nunca asumen que su forma actual de hacer las cosas es la mejor.

Este enfoque en aprender a aprender les ayuda a superar el ego. También pueden ayudar mejor a sus equipos y modelar una mentalidad de aprendizaje y crecimiento.

3. Mantiene a los profesionales actualizados con las últimas investigaciones y tecnologías.

Puede ser fácil quedarse atrás con respecto a las últimas investigaciones y tecnologías en capacitación y entrenamiento. Pero los miembros de una comunidad de aprendizaje profesional tienen una ventaja con esto.

Se esfuerzan constantemente por mejorar el equipo y los resultados individuales de sus informes directos. También trabajan para reevaluar sus métodos de gestión y desarrollo.

Debido a esto, se ven impulsados ​​a buscar nuevas herramientas de investigación y tecnología emergente.

Es más fácil para los miembros de una comunidad de aprendizaje profesional mantenerse al día con todo y reconocer el potencial de nuevas ideas y herramientas. Eso es porque no están trabajando solos. Juntan sus recursos y energía.

Un solo gerente en un PLC no tiene que mantenerse al día con todo por su cuenta. En su lugar, pueden realizar algunas investigaciones. Luego, pueden compartir sus hallazgos con la comunidad. También aprenderán lo que otros han encontrado.

Juntos, pueden probar nuevas tecnologías y métodos con mayor eficacia. Eso es porque tienen varios grupos de estudiantes con sus fuerzas combinadas.

4. Ayuda a los gerentes, entrenadores y formadores a desarrollar una práctica reflexiva

Ser miembro de una comunidad de aprendizaje profesional puede ayudar a los profesionales a ser más expertos en la autorreflexión. La autorreflexión, en este caso, implica hacer un balance de una manera específica de los propios métodos de gestión y entrenamiento y prestar atención a lo que funciona o no funciona. Practicar la reflexión con otros puede ayudar a un gerente o capacitador a comprender mejor por qué algo funciona o no funciona tan bien.

Unirse como comunidad puede proporcionar nuevas perspectivas e ideas frescas que ayuden a alimentar estas autorreflexiones.

5. Proporciona un sentido de propósito

Las comunidades de aprendizaje profesional también pueden proporcionar a los gerentes, capacitadores y entrenadores un sentido común de propósito.

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

Esto se debe a que los PLC deben operar en función de objetivos, valores y declaraciones de misión comunes para sus miembros. Esta visión compartida puede renovar el sentido de propósito y sentido de pertenencia de un profesional.

Mejore el aprendizaje con educación continua en comunidades de aprendizaje profesional

Ya sea que sea un educador, un profesional que trabaja o esté al frente de una organización, las comunidades de aprendizaje profesional pueden ayudarlo.

El uso de los elementos de las comunidades de aprendizaje profesional puede ayudarlo a crecer como persona y alcanzar sus metas.

Pruebe una demostración del entrenamiento virtual de BetterUp para empleados. Verá cómo el aprendizaje continuo puede impulsar el crecimiento integral de la persona y resultados organizacionales sostenidos.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

El poder de las comunidades de aprendizaje profesional

Preguntas más frecuentes

  1. ¿Qué es una comunidad de aprendizaje profesional?

    Una comunidad de aprendizaje profesional es un grupo de profesionales que comparten intereses, objetivos y necesidades similares en relación a su desarrollo y práctica profesional. Trabajan de forma colaborativa para mejorar sus habilidades, compartir conocimientos y brindarse apoyo mutuo.

  2. ¿Cuáles son los beneficios de pertenecer a una comunidad de aprendizaje profesional?

    Pertenecer a una comunidad de aprendizaje profesional permite el intercambio de experiencias, ideas y recursos entre colegas. Esto fomenta el desarrollo profesional, la adquisición de nuevas habilidades y conocimientos, la reflexión sobre prácticas pedagógicas y la resolución de problemas en contextos educativos específicos.

  3. ¿Cómo puedo encontrar una comunidad de aprendizaje profesional?

    Existen diferentes formas de encontrar comunidades de aprendizaje profesional. Puedes buscar en línea, a través de plataformas educativas, redes sociales o grupos de discusión. También es posible encontrar comunidades locales, institucionales o participando en eventos educativos y conferencias.

  4. ¿Qué actividades se realizan en una comunidad de aprendizaje profesional?

    Las actividades en una comunidad de aprendizaje profesional pueden variar, pero generalmente incluyen el intercambio de buenas prácticas, la discusión de casos reales, la lectura y análisis de investigaciones y artículos, el desarrollo colaborativo de recursos educativos y la participación en talleres y cursos de actualización.

  5. ¿Cómo puedo contribuir a una comunidad de aprendizaje profesional?

    Para contribuir a una comunidad de aprendizaje profesional, puedes compartir tus experiencias, ideas, recursos y realizar aportes en las discusiones. También puedes ofrecer tu ayuda o conocimientos en áreas específicas, participar activamente en actividades y colaborar en proyectos conjuntos.

Para obtener más información sobre este tema, puedes visitar este enlace en Wikipedia.


Deja un comentario