Lograr un estado de flujo: 7 formas de entrar en la zona

Todos hemos experimentado ese estado de flujo en el que la creatividad, la concentración y el rendimiento se fusionan en perfecta armonía. ¿Te gustaría saber cómo entrar en esa zona de forma más frecuente? En este artículo te presentamos 7 efectivas formas de lograr un estado de flujo y alcanzar el máximo potencial en tus actividades diarias. ¡Descubre los secretos para entrar en la zona y superar tus propios límites!

Lograr un estado de flujo: 7 formas de entrar en la zona

Si alguna vez has estado tan absorto en una tarea que pierdes la noción del tiempo, entonces has experimentado el flujo. Pero estar en un estado de flujo hace más que hacer que el día transcurra más rápido. Tiene un impacto positivo en su vida, salud, productividad y bienestar.

Para comprender qué hace que el estado de flujo sea tan mágico, deberá comprender qué es y cómo funciona. Obtenga más información sobre la ciencia detrás del flujo y cómo dejarse llevar.

¿Qué es un estado de flujo?

El psicólogo Mihály Csíkszentmihályi, conocido como uno de los cofundadores del campo de la psicología positiva, fue el primero en identificar e investigar el fenómeno del flujo. Incluso si nunca antes ha escuchado la palabra, es probable que tenga otros nombres para la experiencia. La gente lo llama estar «en la zona», «en el ritmo» o «perder la noción del tiempo».

En el flujo, sientes como si pudieras seguir haciendo lo que sea que estés haciendo para siempre. No hay una experiencia que lleve a fluir. Podría suceder mientras lee, escribe, pinta, corre o hace jardinería.

Aunque no existe una actividad que garantice la creación de flujo, existen algunas características comunes del estado de flujo que experimentan las personas. No todos estos están siempre presentes. Pero cuantos más factores estén presentes, más probable es que experimentes el flujo.

10 características del estado de flujo

1. Foco atencional

En flujo, cualquier cosa en la que estés trabajando tiene toda tu atención. No estás pensando en nada más. Alguien tendría que trabajar para llamar su atención o interrumpirlo de la tarea en cuestión.

2. Desafío

La actividad tiene que ser la cantidad correcta de dificultad. Demasiado fácil, y no absorberá lo suficiente. Demasiado desafiante, y no podrás entrar en él.

3. Orientado a objetivos

Para desencadenar el flujo, la actividad debe tener algún punto. No tiene que ser grandioso: podrías estar jugando un videojuego o coloreando una imagen. Pero para dirigir tu atención, tienes que tener algo a lo que dirigir tu atención.

4. Comentarios

Hay un toma y daca de energía en la actividad. ¿Alguna vez pasaste horas jugando uno de esos juegos de rompecabezas en tu computadora o teléfono? Son fascinantes porque dan retroalimentación inmediata. Ganas un juego, terminas un nivel o ganas una estrella, lo que te mantiene jugando porque sientes que lo estás haciendo bien.

5. Control personal

Tendrá dificultades para fluir si siente que la actividad o la situación está fuera de su control. Como espectador, es difícil tener la absorción mental y el sentido de compromiso que caracteriza un estado de flujo.

6. Atemporalidad

Cuando estás en flujo, te sientes perdido en la actividad. Esto desencadena una especie de conciencia alterada en torno al tiempo. Puede acelerarse o ralentizarse, pero de cualquier manera, te sorprende un poco cuando miras el reloj. Esta transformación del tiempo proviene de estar completamente absorto en el momento presente.

7. Paz

En flujo, tienes una sensación de calma. Estás absorto en la tarea, pero no estresado o preocupado por ella. Te sientes menos cohibido e incluso menos ansioso. Esta característica particular perdura más allá de la experiencia misma, ya que estar en un estado de flujo equilibra los niveles de cortisol y estrés.

8. Motivación intrínseca

Para entrar en flujo, la actividad en sí tiene que ser gratificante por sí misma, independientemente del resultado. Por ejemplo, si te gusta nadar, puedes fluir ya sea que estés compitiendo, haciendo ejercicio o simplemente chapoteando en la piscina. Los resultados son secundarios a la tarea en sí. Csíkszentmihályi llamó a esto una «experiencia autotélica».

9. Desconecta de las necesidades físicas

Cuando esté en la zona, es posible que olvide temporalmente que tiene sed, está cansado o necesita usar el baño. Tienes una pérdida de timidez por estar completamente involucrado en la actividad. En este estado mental, puede olvidarse de comer o quedarse en una posición incómoda demasiado tiempo.

10. Objetividad

Quizás lo más importante (y frustrante) es que no puede realizar múltiples tareas para lograr el flujo. Para estar en el estado de ánimo adecuado, debe prestar toda su atención a la tarea que tiene entre manos. Tiene sentido: después de todo, no puedes experimentar el enfoque atencional sin prestar toda tu atención a algo.

Lograr un estado de flujo: 7 formas de entrar en la zona

¿Qué le sucede a tu cerebro en estado de flujo?

¿Qué hace que el estado de flujo sea tan especial? La neurociencia aún no lo ha descubierto por completo. Los investigadores han reconocido que el flujo es un estado mental distinto. Surge solo cuando el nivel de desafío de la tarea y el nivel de habilidad de la persona están en equilibrio.

Trabajar en una tarea que es atractiva, pero no tan difícil como para ser frustrante, permite que nuestro cerebro se relaje de una manera inusual. Cuando nos dedicamos a un enfoque esforzado, la red ejecutiva central del cerebro (CEN) se activa.

Cuando no estamos «haciendo nada», la red de modo predeterminado (DMN) se hace cargo. Esta parte del cerebro está asociada con soñar despierto, pero juega un papel neurológico importante. Nuestros niveles de actividad son significativamente más altos cuando estamos en la DMN, aunque no parece que estemos haciendo mucho en absoluto. Contrariamente a la intuición, esta parte del cerebro también está activo durante el flujo.

Cuando estamos en un estado de flujo, nuestras mentes están totalmente comprometidas con la tarea en cuestión de una manera que parece liberar otras partes de nuestro cerebro para hacer conexiones. Aunque estés trabajando, fluir es inherentemente reparador y placentero. Cuando está en flujo, se libera dopamina. Este neurotransmisor te hace sentir más relajado, optimista, lleno de energía y dedicado a la tarea que tienes entre manos.

Cómo el estado de flujo beneficia el bienestar físico y mental

Comprender cómo funciona la dopamina es fundamental para comprender el comportamiento humano. Cuando experimentamos algo positivo, la dopamina nos ayuda a registrarlo como placentero y nos anima a hacerlo de nuevo. Es la fuente de muchos de nuestros hábitos, antojos e impulsos. De acuerdo a Psicología Hoy“No es exagerado decir que la dopamina nos hace humanos”.

Nuestro bienestar físico, mental y emocional está directamente relacionado con nuestros niveles de dopamina. Cuando están fuera de control (ya sea demasiado bajo o demasiado alto) podemos enfermarnos o involucrarnos en un comportamiento autodestructivo.

Flow nos recompensa por el compromiso mental y el enfoque atencional que nos mantiene creciendo. La experiencia neurológica y subjetiva del flujo tiene beneficios, tanto dentro como fuera del estado de flujo. Aquí hay algunas formas en que el flujo beneficia su bienestar:

1. Mayor productividad

Las personas en un estado de flujo a menudo encuentran que se correlaciona con el máximo rendimiento. Estas experiencias máximas a menudo se deben al enfoque de atención total, junto con la falta de autoconciencia. Esto permite a las personas ser más productivas utilizando menos energía.

2. Mayor satisfacción

Debido a los altos niveles de participación en el flujo, las personas a menudo se sienten más satisfechas consigo mismas y con su trabajo. Experimentan una reacción dopaminérgica, lo que aumenta su experiencia positiva tanto durante como después del flujo.

3. Mejora de la regulación emocional

Un enfoque mejorado y una mayor confianza ayudan a reducir la ansiedad y el estrés. Estas ganancias también están asociadas con una mejor regulación emocional. Investigadores sugirió el flujo como una alternativa positiva a los mecanismos de afrontamiento insalubres e improductivos.

¿Cómo logras el estado de flujo?

Una vez que comprenda cómo funciona el flujo, puede configurar su horario y entorno de trabajo para que sea lo más propicio posible. Aquí hay una guía sobre cómo entrar en flujo con más frecuencia y permanecer allí.

1. Elige objetivos claros

Parte de entrar en un estado de flujo significa trabajar en una tarea que tiene un resultado específico y finito. Descubrirá que es más fácil lograr el estado de ánimo adecuado cuando sabe exactamente en qué está trabajando. Si bien puede establecer un objetivo de tiempo, a menudo es más efectivo que la tarea tenga un final designado o un punto de finalización. Saber lo que estás tratando de lograr también te da una sensación de control.

2. Hazlo desafiante

Las actividades que son la cantidad correcta de desafío son más atractivas. Si no puede modificar la tarea, es posible que pueda cambiar otros factores para que sea más difícil. Por ejemplo, solía trabajar en un rol que requería mucha entrada de datos. Cuando me aburría, corría para ver qué tan rápido podía completar las entradas o cuántas podía hacer en una cierta cantidad de tiempo. Encontrar formas de hacer que una tarea rutinaria fuera más desafiante la hizo más placentera.

3. Facilite el enfoque

Tómese el tiempo para mirar su calendario y bloquee períodos en los que pueda trabajar sin distracciones. Es posible que desee programar estos bloques en torno a ciertas actividades o momentos del día en los que es naturalmente más productivo y está más alerta. Aprender más sobre sus ritmos circadianos puede ayudarlo a identificar los momentos más productivos del día.

“Inducir el flujo se trata del equilibrio entre el nivel de habilidad y el tamaño del desafío en cuestión”.

Jeanne Nakamura, psicóloga positiva e investigadora de flujos

4. Cuídate

En el estado de flujo, te olvidas de la comida, el agua, el sueño o cuánto tiempo has estado sentado sobre tu pie. Si bien esto es excelente para mantener la concentración, no es tan bueno para tu cuerpo. Crea rutinas de cuidado personal que te ayuden a sentirte cómodo y cuidado para que puedas mantenerte en movimiento por más tiempo. Puede dejar una botella de agua en su escritorio, una barra de proteínas al alcance de la mano o invertir en una silla de escritorio de apoyo.

5. Apaga tu teléfono

Parte de eliminar las distracciones significa apagar el teléfono. Sin embargo, merece su propia categoría, porque no ayuda bloquear tu calendario si vas a llevar una distracción en tu bolsillo. Una vez que haya comunicado que no estará disponible durante un período de tiempo determinado, guarde su teléfono. Desactive sus notificaciones o use una aplicación como Forest para evitar que regrese a escondidas.

Lograr un estado de flujo: 7 formas de entrar en la zona

6. Crea un ritual previo al flujo

Puedes ayudar a tu cerebro a entrar en la zona creando un ritual. Por ejemplo, antes de escribir, reviso mis mensajes, pongo mi teléfono en silencio, tomo una bebida y pongo música de «enfoque». No tiene que ser formal, práctico o el mismo para todas las actividades. Es solo una forma de indicarle a su cerebro que está a punto de ponerse a trabajar, y que también debería hacerlo.

7. Conócete a ti mismo

Es difícil fluir cuando estamos haciendo algo que no nos gusta, pero vale la pena prestar atención a por qué no nos gusta. ¿Es demasiado fácil? ¿Demasiado duro? ¿Muy aburrido? ¿No sabemos hacerlo bien?

Tome el ejemplo de entrada de datos. Me encanta trabajar con computadoras, soy competitivo y me encanta aprender cosas nuevas. La entrada de datos involucra computadoras, pero generalmente no requiere mucho aprendizaje. Convertirlo en un juego funcionó para mí porque aprovechó mi naturaleza competitiva.

También podría haber hecho que la entrada de datos fuera más atractiva al convertirla en una experiencia de aprendizaje. Podría usarlo para aprender la ubicación adecuada de los dedos en el teclado o macros (teclas de método abreviado). Aunque la actividad en sí no cambiaría mucho, sí lo haría el desafío percibido de la actividad. Esto es a lo que Mihaly Csikszentmihalyi se refiere como equilibrio desafío/habilidad en su libro, Flujo: la psicología de la experiencia óptima.

Realmente creo que es posible que no disfrutemos de todo, pero podemos encontrar casi cualquier cosa agradable. Si trabajamos para encontrar algo que valga la pena aprender en cada tarea, podemos transformar casi cualquier cosa en una experiencia fluida. Intentar experimentar este estado mental con la mayor frecuencia posible nos lleva a una vida más feliz y satisfactoria.

¿Cuánto tiempo puede permanecer en estado de flujo?

El cerebro no puede permanecer en flujo todo el tiempo. En un estado de flujo creativo, la mente funciona de manera óptima durante aproximadamente 90 minutos a 2 horas. Puedes aprovechar este tiempo al máximo con técnicas como el método Pomodoro. Los períodos enfocados alternados con breves períodos de descanso permiten que su cerebro sea más eficiente y creativo sin desencadenar el agotamiento.

Es posible tener múltiples períodos de flujo en un día, lo cual es muy saludable tanto para usted como para su cerebro. Por ejemplo, puede hacer su mejor trabajo temprano en la mañana, salir a correr para despejar su mente en la tarde y perderse en un libro antes de acostarse. Estas son tres experiencias de flujo distintas, pero cada una contribuye a su bienestar de una manera diferente. Y para ser honesto, eso suena como un gran día.

Aprende a ir con la corriente

El flujo puede ser la más agradable de todas las experiencias humanas. Incluso podría ser el secreto de la felicidad. El flujo es intrínsecamente gratificante, reduce nuestro estrés y aporta significado y alegría a casi cualquier experiencia.

Buscar formas de maximizar la cantidad de tiempo que pasamos en estado de flujo nos hace más comprometidos, satisfechos y creativos. Ya sea que esté trabajando, jugando o algo intermedio, se siente mejor cuando fluye.

Llevar el concepto de flujo a nuestra vida cotidiana nos ayuda a estar presentes a medida que continuamos creciendo.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Lograr un estado de flujo: 7 formas de entrar en la zona

Lograr un estado de flujo: 7 formas de entrar en la zona

¿Alguna vez te has sentido tan inmerso en una actividad que pierdes la noción del tiempo y te encuentras en un estado mental sin esfuerzo? Esto es lo que se conoce como estado de flujo. En este estado, te encuentras altamente concentrado y comprometido con una tarea, disfrutando de ella al máximo y obteniendo un rendimiento óptimo.

Para alcanzar este estado de flujo, es importante seguir ciertas estrategias y técnicas que te permitan entrar en la «zona» más fácilmente. A continuación, se presentan las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre cómo lograr un estado de flujo:

1. ¿Qué es el estado de flujo?

El estado de flujo es un estado mental en el que te encuentras completamente inmerso en una actividad. En este estado, estás tan concentrado que pierdes la noción del tiempo y te sientes completamente absorbido por la tarea. Para obtener más información acerca del estado de flujo, puedes consultar el siguiente enlace.

2. ¿Cuáles son los beneficios de entrar en un estado de flujo?

Entrar en un estado de flujo tiene numerosos beneficios. Algunos de ellos incluyen un mayor rendimiento, aumento en la productividad, mejora en la concentración, y un sentimiento de satisfacción y disfrute durante la actividad. Además, el estado de flujo puede reducir el estrés y mejorar tu bienestar general.

3. ¿Qué actividades son propicias para experimentar un estado de flujo?

Cualquier actividad puede ser propicia para experimentar un estado de flujo, siempre y cuando te desafíe lo suficiente y te brinde un nivel óptimo de habilidad y concentración. Algunas actividades comunes que pueden ayudarte a entrar en la zona incluyen tocar un instrumento musical, practicar deportes, escribir, pintar, meditar y jugar videojuegos.

4. ¿Cómo puedo aumentar mi nivel de concentración?

Existen varias técnicas que pueden ayudarte a aumentar tu nivel de concentración. Algunas de ellas incluyen la eliminación de distracciones, establecer metas claras y alcanzables, practicar la atención plena, y utilizar técnicas de respiración y relajación. Además, es importante encontrar un entorno tranquilo y cómodo que te ayude a mantener el enfoque en la actividad.

5. ¿Qué estrategias puedo utilizar para entrar en un estado de flujo más fácilmente?

Hay varias estrategias que puedes utilizar para entrar en un estado de flujo más fácilmente. Algunas de ellas incluyen establecer un horario regular para dedicar tiempo a la actividad deseada, dividir la tarea en partes más pequeñas y manejables, establecer metas claras, y estimular tu creatividad al buscar nuevos enfoques o soluciones.

6. ¿Debo evitar interrupciones durante el estado de flujo?

Sí, es importante evitar interrupciones durante el estado de flujo, ya que pueden romper la concentración y sacarte de la zona. Apaga las notificaciones de tu teléfono o cualquier otra fuente de distracción, y comunica a las personas cercanas que necesitas tiempo sin interrupciones para realizar tu actividad. Esto te ayudará a mantener la concentración y sumergirte por completo en la tarea.

7. ¿Cómo puedo mantener el estado de flujo durante períodos más largos de tiempo?

Para mantener el estado de flujo durante períodos más largos de tiempo, es importante asegurarte de estar descansado y tener suficiente energía. Programa descansos regulares para evitar el agotamiento y recargar tus niveles de concentración. Además, asegúrate de mantener tu motivación alta y encontrar formas de hacer que la tarea siga siendo desafiante y emocionante.

Ahora que conoces las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre cómo lograr un estado de flujo, es momento de poner en práctica estas técnicas e incorporarlas en tus actividades diarias. Recuerda que entrar en la zona puede mejorar significativamente tu rendimiento y aumentar tu satisfacción personal al disfrutar plenamente de cada experiencia.

Deja un comentario