¿Qué es la autoconciencia y por qué es importante?

La autoconciencia es un concepto que todos hemos escuchado, pero ¿realmente sabemos qué significa y por qué es tan importante? En este artículo te revelaremos los secretos detrás de la autoconciencia y cómo puede transformar tu vida. No te lo puedes perder. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la autoconciencia y por qué es importante?

¿Quiere ser más feliz, tener más influencia, tomar mejores decisiones y ser un líder más eficaz? La autoconciencia, entonces, es el músculo más importante que necesitas desarrollar. Es lo que te mantendrá enfocado para ser la mejor versión de ti mismo y el mejor líder que puedas ser.

Los beneficios de la autoconciencia son tan variados como cada individuo, y los ejemplos incluyen una mayor influencia, una mayor perspectiva y relaciones más sólidas. Profundicemos en qué es la autoconciencia, definiciones y formas de desarrollarla.

¿Qué es la autoconciencia?

Oxford Language define la autoconciencia como «conocimiento consciente del propio carácter, sentimientos, motivos y deseos».

psicólogos Shelley Duval y Robert Wicklund propuso esta definición:

«La autoconciencia es la capacidad de concentrarse en uno mismo y en cómo sus acciones, pensamientos o emociones se alinean o no con sus estándares internos. Si es muy consciente de sí mismo, puede evaluarse a sí mismo objetivamente, manejar sus emociones, alinea tu comportamiento con tus valores, y comprende correctamente cómo te perciben los demás».

En pocas palabras, aquellos que son muy conscientes de sí mismos pueden interpretar sus acciones, sentimientos y pensamientos de manera objetiva.

Es una habilidad rara, ya que muchos de nosotros caemos en interpretaciones de nuestras circunstancias impulsadas por las emociones. Desarrollar la autoconciencia es importante porque permite a los líderes evaluar su crecimiento y eficacia y cambiar de rumbo cuando sea necesario.

Dos estados de autoconciencia

Hay dos tipos distintos de autoconciencia, pública y privada.

Autoconciencia pública: Ser consciente de cómo podemos aparecer ante los demás. Debido a esta conciencia, es más probable que nos apeguemos a las normas sociales y nos comportemos de manera socialmente aceptable.

Si bien hay beneficios en este tipo de conciencia, también existe el peligro de caer en la autoconciencia. Aquellos que son especialmente altos en este rasgo pueden pasar demasiado tiempo preocupándose por lo que otros piensan de ellos.

Autoconciencia privada: Ser capaz de notar y reflexionar sobre el propio estado interno. Aquellos que tienen autoconciencia privada son introspectivos y se acercan a sus sentimientos y reacciones con curiosidad.

Por ejemplo, puede notar que se pone tenso mientras se prepara para una reunión importante. Notar las sensaciones físicas y atribuirlas correctamente a su ansiedad por la reunión sería un ejemplo de autoconciencia privada.

Cuando la autoconciencia se convierte en autoconciencia, somos reacios a compartir ciertos aspectos de nosotros mismos. Desarrollamos una persona que carece de autenticidad.

¿Por qué es importante la autoconciencia?

El grupo Eurico ha investigado la naturaleza de la autoconciencia. Su investigación indica que cuando miramos hacia adentro, podemos aclarar nuestros valores, pensamientos, sentimientos, comportamientos, fortalezas y debilidades. Somos capaces de reconocer el efecto que tenemos sobre los demás. La investigación de Eurich encuentra que las personas con autoconciencia son más felices y tienen mejores relaciones. También experimentan una sensación de control personal y social, así como una mayor satisfacción laboral.

Cuando miramos hacia afuera, entendemos cómo nos ve la gente. Es más probable que las personas que son conscientes de cómo las ven las personas sean empáticas con las personas con diferentes perspectivas. Los líderes cuya autopercepción coincide con las percepciones de los demás tienen más probabilidades de empoderar, incluir y reconocer a los demás.

Regístrese para recibir el contenido, las herramientas y los recursos más recientes de BetterUp.

*

Dirección de correo electrónico:

Beneficios de la autoconciencia

Como mencionamos anteriormente, fortalecer la autoconciencia tiene una variedad de beneficios. Los detalles de cada uno depende del individuo.

Estos son algunos ejemplos de los beneficios comunes de la autoconciencia:

  • Nos da el poder de influir en los resultados.
  • Nos ayuda a convertirnos en mejores tomadores de decisiones Nos da más confianza en nosotros mismos, por lo que, como resultado, nos comunicamos con claridad e intención.
  • Nos permite entender las cosas desde múltiples perspectivas.
  • Nos libera de nuestras suposiciones y prejuicios.
  • Nos ayuda a construir mejores relaciones.
  • Nos da una mayor capacidad para regular nuestras emociones
  • Disminuye el estrés
  • nos hace mas felices

¿Qué es la autoconciencia y por qué es importante?

¿Cuál es la brecha de autoconciencia?

La autoconciencia es un elemento básico en la jerga de liderazgo contemporánea. Aunque muchos líderes se jactarán de lo conscientes que son de sí mismos, sólo 10 a 15 por ciento de la población cumplen los criterios.

Muchos de nosotros crecimos con el mensaje de que no debes mostrar tus emociones, por lo que intentamos ignorarlas o reprimirlas. Con las emociones negativas, eso no nos va muy bien. Los internalizamos (lo que resulta en ira, resentimiento, depresión y resignación) o los externalizamos y culpamos, menospreciamos o intimidamos a los demás.

La falta de autoconciencia puede ser una desventaja significativa en el liderazgo. Un estudio realizado por Adam D. Galinsky y sus colegas de la Escuela de Administración Kellogg de Northwestern descubrió que, a menudo, a medida que los ejecutivos ascienden en la escala corporativa, se vuelven más seguros de sí mismos y confiados. En el lado negativo, tienden a volverse más ensimismados y menos propensos a considerar las perspectivas de los demás.

En un estudio separado, investigadores canadienses observó la actividad cerebral en personas que están en posiciones de poder. Encontraron evidencia fisiológica para concluir que a medida que aumenta el poder, disminuye la capacidad de empatizar con los demás. Se vuelven menos capaces de considerar las necesidades y perspectivas de los demás. Básicamente, estos líderes no creen que necesitan cambiar y, en cambio, requieren un cambio de todos los demás.

¿Cómo sé si soy una persona consciente de sí misma?

No se desespere si no hace el corte del 10-15 por ciento de autoconciencia. Si quieres saber qué tan consciente eres de ti mismo, el Centro iNLP tiene 12 preguntas de opción múltiple que le dirán el nivel de su autoconciencia y lo que puede hacer para mejorarlo. La evaluación está basada en investigaciones y desarrollada por Mike Bundrant, un entrenador neurolingüístico y entrenador de vida.

El Valores en Acción Inventario de Fortalezas (VIA-IS) es una gran herramienta para identificar sus fortalezas dominantes y es gratis en el sitio web de VIA. Mide sus respuestas en seis amplias categorías con un total de 24 puntos fuertes. Realice la evaluación y generará un informe que identifica sus 5 fortalezas principales y cómo comenzar a optimizarlas.

Cómo convertirse en una persona más consciente de sí misma

Visualízate a ti mismo

Visualiza la mejor versión de ti mismo. «Los seres ideales reflejan nuestras esperanzas, sueños, aspiraciones y hablan de nuestras habilidades, capacidades, logros y logros que deseamos alcanzar». (Higgins, 1987; Markus & Nurius, 1986.) A medida que te apoyas en tus fortalezas para convertirte en la mejor versión de ti mismo, puedes usar este yo idealizado para seguir avanzando en la dirección correcta y no distraerte con contratiempos y otros obstáculos.

Haz las preguntas de «qué»

En el centro de la autoconciencia se encuentra la capacidad de autorreflexión. Sin embargo, el grupo de Eurich sostiene que la mayoría de la gente está reflexionando de forma equivocada. El problema es que nos hacemos las preguntas equivocadas. En nuestro intento de resolver el conflicto interno, preguntamos: «¿Por qué?» Sin embargo, no hay forma de responder a esa pregunta ya que no tenemos acceso a nuestro inconsciente. En cambio, inventamos respuestas que pueden no ser precisas.

El peligro de la pregunta «por qué» es que nos envía por la madriguera del conejo de nuestros pensamientos negativos. Nos enfocamos en nuestras debilidades e inseguridades. Considere a Amy, una nueva ejecutiva junior que tiene dificultades para hablar en las reuniones. Puede explicarse su experiencia pensando: «No hablo en las reuniones porque estoy demasiado abajo en la cadena alimenticia corporativa. Nadie me va a escuchar».

Hacer la pregunta «qué» nos coloca en el espacio objetivo y abierto de considerar todos los factores que influyen en un resultado particular. Por ejemplo, en lugar de «¿Por qué no hablo en las reuniones?» podríamos preguntar:

  • «¿Cuáles eran las dinámicas interpersonales en la sala?»
  • «¿Qué estaba experimentando en mi cuerpo en ese momento?»
  • «¿Qué pasó que me hizo volver a mi vieja historia de no ser lo suficientemente bueno?»
  • «¿Qué puedo hacer para superar mi miedo a hablar?»

Este tipo de introspección nos permite ver los comportamientos y creencias por lo que son. Con la autoconciencia, podemos examinar viejos patrones e historias que no nos sirven, y luego podemos seguir adelante. Hacer las preguntas correctas nos empodera para tomar diferentes decisiones que traen resultados diferentes.

Amy decide hacer un plan porque ahora entiende que tiene la oportunidad de superar su problema.

  • Descubrirá más sobre el contenido y los objetivos de una próxima reunión para tener más confianza en cómo puede contribuir.
  • En lugar de consumirse imaginando lo que los demás están pensando sobre ella, escuchará activamente las pistas para hacer preguntas significativas que hagan avanzar la conversación.
  • Con una mayor conciencia de las señales que su cuerpo le está dando que indican miedo y ansiedad, nombrará la emoción en ese momento y elegirá no sentirse abrumada por ella: un paso gigante hacia la autoconciencia.

Fortalece tu cerebro

La amígdala, también llamada cerebro primitivo, fue la primera parte del cerebro que se desarrolló en los humanos. Funcionó como una especie de radar que indicaba la necesidad de huir o contraatacar. Esa parte del cerebro es hábil para anticipar el peligro y reacciona antes de que podamos siquiera nombrar una emoción negativa. Nuestro corazón se acelera, nuestro estómago se aprieta y los músculos de nuestro cuello se tensan.

La reacción de su cuerpo es un cable trampa que le indica a la corteza prefrontal que registre o nombre una emoción negativa. Si traes conciencia a tu estado físico, puedes, en el momento, reconocer la emoción mientras está sucediendo. Ser hábil en esto reconfigura tu cerebro.

Nombrar sus sentimientos es fundamental en la toma de decisiones. Cuando dejamos que nuestros sentimientos nos abrumen, podemos tomar malas decisiones con consecuencias no deseadas. Nombrar sus emociones nos permite adoptar una perspectiva de «tercera persona» para dar un paso atrás y evaluar de manera más objetiva lo que está sucediendo.

Traigamos esto a casa con un ejemplo. Usted, una persona consciente de sí misma, está teniendo una conversación con alguien y recibe comentarios negativos. Tu corazón comienza a acelerarse y te sientes amenazado. Te dices a ti mismo: «Siento que esta persona me está atacando». Pero, antes de que llores o te vuelvas loco, te detienes y escuchas a la persona. Descubres que esta persona tenía al menos un buen punto y comienzas una conversación diferente, que es mutuamente satisfactoria y productiva.

¿Qué es la autoconciencia y por qué es importante?

Preguntar a los demás sobre su percepción de ti

Ahora que ha descubierto que la retroalimentación no tiene que dar miedo, pregunte a otras personas cómo lo perciben en ciertas situaciones. Ser específico ayudará a darle la retroalimentación más concreta. Sé valiente y pregúntales cómo les gustaría que te comportes.

Ejercicio: elija un escenario o escenarios sobre los que le gustaría recibir comentarios y enumérelos.

Haz dos columnas.

Columna A: Cómo me veo a mí mismo

Columna B: Cómo me ven los demás

En la Columna A, haga una lista de palabras para describir su actitud y comportamiento en ese momento.

Luego, pídale a su compañero de retroalimentación que haga lo mismo y registre esas respuestas en la Columna B.

Esté atento a las discrepancias. Es posible que tenga algunos puntos ciegos que necesiten atención.

Mantén un diario

Escribir en un diario es una excelente manera de prestar atención a lo que sucede en tu vida privada y pública. También te ayudará a reconocer patrones que te sirven o no. Puede utilizar estas indicaciones:

  • ¿Qué hice bien hoy?
  • ¿Qué desafíos enfrenté?
  • ¿Qué estaba sintiendo?
  • ¿Cómo respondí? En retrospectiva, ¿habría respondido de manera diferente?
  • ¿Qué fortalezas utilicé para mantenerme enfocado en la mejor versión de mí mismo?
  • ¿Cuál es mi intención para mañana?
  • Practica la atención plena

    La atención plena es una práctica. Te ayuda a ser consciente de lo que sucede en tu mente, cuerpo y entorno. La meditación es una de las pocas prácticas que puedes insertar en tu vida diaria, y practicar la atención plena es una herramienta maravillosa para desarrollar un mayor autocontrol.

    Aquí hay algunas ideas de actividades de atención plena para comenzar:

    • Practica la respiración profunda
    • Nombra tu entorno
    • Organiza tu espacio
    • Dibujar o colorear

    El camino hacia la autoconciencia es un viaje. Las personas más conscientes de sí mismas se ven a sí mismas en una búsqueda de dominio en lugar de en un destino particular. A medida que avanza en el desarrollo de su autoconciencia, pregúntese regularmente: «¿Cómo avanzará hacia la mejor versión de sí mismo hoy?»

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





    ¿Qué es la autoconciencia y por qué es importante?

    ¿Qué es la autoconciencia?

    La autoconciencia es la capacidad de percibir y comprender nuestros propios pensamientos, emociones, cualidades y acciones. Se trata de estar conscientes de quiénes somos, cómo nos sentimos y cómo nuestras acciones afectan a nosotros mismos y a los demás.

    ¿Por qué es importante la autoconciencia?

    La autoconciencia es crucial para el crecimiento personal y el desarrollo emocional. A continuación, se presentan algunas razones por las cuales la autoconciencia es de gran importancia:

    1. Autoconocimiento:

    La autoconciencia nos permite conocernos a nosotros mismos en un nivel más profundo. Nos ayuda a comprender nuestras fortalezas, debilidades, metas y valores personales. Al conocer nuestras propias características y preferencias, podemos tomar decisiones más informadas y alineadas con nuestra autenticidad.

    2. Relaciones saludables:

    La autoconciencia nos permite comprender cómo nuestras acciones afectan nuestras relaciones con los demás. Al ser conscientes de nuestras emociones y comportamientos, podemos comunicarnos de manera más efectiva, estableciendo límites saludables y evitando reacciones impulsivas que puedan perjudicar nuestras relaciones interpersonales.

    3. Manejo del estrés:

    La autoconciencia nos ayuda a identificar y comprender nuestras emociones en situaciones estresantes. Al estar conscientes de cómo el estrés nos afecta personalmente, podemos desarrollar estrategias efectivas para manejarlo. Esto puede incluir la práctica de técnicas de relajación, búsqueda de apoyo social o realización de actividades que nos brinden bienestar emocional.

    4. Toma de decisiones:

    La autoconciencia nos permite tomar decisiones más conscientes y alineadas con nuestros valores y objetivos. Al comprender nuestras motivaciones e impulsos internos, podemos evaluar las diferentes opciones y elegir la más adecuada para nosotros. Esto nos ayuda a evitar decisiones precipitadas o basadas en la influencia externa.

    5. Desarrollo personal:

    La autoconciencia es fundamental para nuestro crecimiento personal. Nos permite identificar áreas en las que podemos mejorar y trabajar en nuestro propio desarrollo. Al ser conscientes de nuestras fortalezas y debilidades, podemos establecer metas realistas y buscar oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

    Fuentes Externas:

    1. Autoconciencia en Wikipedia


    Deja un comentario