Lleva tu mente al gimnasio: lo que realmente significa estar mentalmente en forma

¿Estás listo para llevar tu mente al gimnasio? Descubre ahora mismo qué significa realmente estar mentalmente en forma y cómo puedes lograrlo. ¡Prepárate para ejercitar tu cerebro y alcanzar tu máximo potencial!

Lleva tu mente al gimnasio: lo que realmente significa estar mentalmente en forma

¿Qué es la aptitud mental e implica levantar pesas? No exactamente, pero tu mente aún puede ponerse en forma y te sentirás mejor. Aprenda la diferencia entre la aptitud mental y la salud mental, y cómo desarrollar sus músculos mentales.

¿Qué es exactamente la aptitud mental y cómo se siente estar mentalmente en forma?

La aptitud mental se puede definir como tener las habilidades y prácticas para mejorar y mantener su propio estado de bienestar y rendir al máximo. Implica desarrollar recursos psicológicos básicos y tomar conciencia de cómo piensas, te comportas y sientes. Cuando está mentalmente en forma, se inclina hacia los desafíos y se siente capaz de navegar por el cambio y el estrés, sin importar lo que presente la vida cotidiana. La aptitud mental le permite reconectarse con lo que ama en su trabajo y en su vida.

La aptitud mental es más que la ausencia de enfermedad mental. Va más allá del autocuidado y la recuperación. Se trata de crecer y pensar, sentir y rendir al máximo en todas las áreas de tu vida. La aptitud mental se desarrolla equipando a las personas para que traten la salud mental como algo que pueden fortalecer y mejorar.

Cuando no estás bien físicamente, lo sabes: los síntomas aparecen y sabes que es hora de dormir un poco (y tomar una taza de té). Cuando experimenta ansiedad, depresión o una sensación de languidez, no siempre lo sabe.

Cuando se trata de nuestra salud física, muchos de nosotros aspiramos a algo más que volver a estar “bien”, es decir, a la ausencia de síntomas indeseables. Sabemos que, aunque no estemos enfermos, podemos aumentar nuestra condición física y nuestra salud para lograr una meta o un nivel de rendimiento. Nuestra forma física puede ser parte integral de nuestra forma de vida deseada.

Lo mismo puede ser cierto de nuestra salud mental. Bien está bien, no está prosperando. Y eso no es lo suficientemente bueno. Con nuestra salud mental, ni siquiera conocemos los límites superiores de cuán en forma podemos estar. La aptitud mental abarca la idea de que las personas pueden desarrollar un estado mental positivo que supera el “bien”.

¿Cómo se siente la aptitud mental?

Cuando está mentalmente en forma, se siente completamente funcional y seguro de su capacidad para afectar su propio estado. No es que te sientas “feliz” todo el tiempo o que nunca languidezcas. Cuando te sumerges en la languidez, no entras en pánico y no te quedas allí por mucho tiempo.

Cuando estás mentalmente en forma, pasas más tiempo sintiéndote:

  • Presente y conectado con quienes te rodean
  • Bien descansado y entusiasta.
  • Energizado, enfocado y capaz de recordar información a corto plazo
  • Capaz de lidiar con los factores estresantes de la vida.
  • Deseoso de asumir nuevos desafíos y perseguir intereses.
  • Flujo de experiencia creativo y regular.
  • Capaz de resolver patrones emocionales difíciles sin sentirse abrumado por ellos.

La diferencia entre aptitud mental y salud mental

Hay una tendencia a definir la salud mental por lo que no es. En otras palabras, si no tienes una enfermedad mental, debes estar mentalmente sano. Pero eso está lejos de la verdad. La ausencia de una enfermedad mental aguda no significa que estés bien. A pesar de la conexión frecuente con la enfermedad mental, la salud mental solo se refiere a un espectro de estados de bajo a alto, y la salud mental es distinta de la aptitud mental.

Los profesionales de la salud mental, como consejeros, terapeutas y psiquiatras, generalmente tratan los trastornos de salud mental y las enfermedades mentales. Los trastornos psicológicos afectan la forma en que las personas funcionan en su vida diaria. Los más comunes (ansiedad y depresión) tienen sus raíces en las emociones, lo que lleva a su clasificación como trastornos del estado de ánimo. Debido a que las emociones (miedo y tristeza) son consistentes y severas, se vuelven debilitantes. El objetivo es restaurar la salud mental de las personas a una línea de base funcional.

Sin embargo, la aptitud mental significa mucho más que vivir sin dolor ni discapacidad. Se trata de construir fuerza y ​​mejorar su bienestar. Alguien que no tiene una dolencia puede no estar en el nivel de condición física que desea y eso puede impedir sus objetivos. Dicho de otra manera, el hecho de que no estés enfermo no significa que puedas escalar el monte Kilimanjaro.

Cambiar nuestro enfoque de la salud mental a la aptitud mental significa preguntar a las personas qué y cómo quieren ser. ¿Para qué estás entrenando tu mente, es decir, cuál es tu montaña? La conversación comienza con una nueva definición de salud mental que abarca la idea de que las personas pueden estar más o menos en forma mental. Las necesidades de todos y el viaje hacia la fortaleza mental y la forma física son únicos. Pero con apoyo, todos pueden ser la mejor y más saludable versión de sí mismos.

¿Por qué es necesaria la aptitud mental, especialmente en el mundo actual?

Un nuevo estilo de trabajo está surgiendo de la pandemia de COVID-19. Aunque nunca hubo mucha distinción entre “tú trabajas” y “tú vives en casa”, el nuevo modelo de trabajo híbrido desdibujará aún más las líneas. Es necesario que busquemos formas de ayudar a las personas a prosperar, tanto en el lugar de trabajo como en el hogar.

Tomar medidas para mejorar la salud mental nos ayuda a capear mejor tormentas como la pandemia actual. También nos permite desempeñarnos mejor en el trabajo. La salud mental es otro músculo que podemos fortalecer con esfuerzo. Una salud mental sólida significa que tiene las habilidades y las personas que lo rodean para mejorar y mantener su bienestar.

La resiliencia es un componente clave del desarrollo de la aptitud mental. BetterUp descubrió que aquellos con alta resiliencia tenían un mayor bienestar general durante la pandemia, en un 6% en promedio. No solo eso, cuando el resiliencia recibió un golpe en el bienestar, el tamaño del rebote fue 1,2 veces mayor.

Lleva tu mente al gimnasio: lo que realmente significa estar mentalmente en forma

En general, la aptitud mental del lugar de trabajo está fallando. Más del 50% de los empleados se identifican como “atascados”. Languidecen incluso sin enfermedad mental clínica o enfermedad crónica. Languidecer está asociado con el ausentismo y la pérdida de productividad. Nuestra investigación encontró que los empleados con la mejor salud mental tenían un 56 % menos de días perdidos por motivos de salud. Tenían 5 veces más probabilidades de ser calificados como los mejores que aquellos que luchaban con la salud mental. También tenían un 25 % más de productividad y un 34 % más de compromiso. Se estima que los costos para los empleadores estadounidenses ascienden a 236.000 millones de dólares.

Sin embargo, con soporte personalizado, la curva puede cambiar significativamente hacia la derecha. De las personas que comienzan “atascadas” (bajo bienestar), el 77% mejorará significativamente su bienestar dentro de los 3-4 meses. La mala aptitud mental y emocional tiene un impacto generalizado. Pero el desarrollo de la aptitud mental crea efectos positivos en todas las áreas de la vida.

6 beneficios de mejorar la aptitud mental:

  • Mejora de la agilidad cognitiva. La aptitud mental desarrolla un mejor enfoque, velocidad de procesamiento, memoria, concentración, gestión del tiempo y comunicación.
  • Mejor resolución de conflictos. Los que están mentalmente en forma son capaces de controlar sus reacciones y responder de una manera más racional. Esto se traduce en mejores relaciones y una mayor autoestima.
  • Mayor optimismo. La aptitud mental mejora la conciencia de los patrones de pensamiento. El desarrollo de esta metacognición conduce a sentimientos más positivos y una mayor autocompasión.
  • Más confianza. Las personas mentalmente aptas se enfocan en sus fortalezas y oportunidades para aprender nuevas habilidades. Esto desarrolla la autoeficacia (su creencia en sí mismo y su capacidad para lograr sus objetivos).
  • Mayor flujo. Permanecer en el momento, junto con una creatividad mejorada, fortalece el estado de flujo. Más tiempo dedicado al flujo se asocia con una mayor productividad y más energía.
  • Sueño de mejor calidad. Al igual que la aptitud física, la aptitud mental contribuye a mejorar la calidad del sueño.

¿Cómo funciona la aptitud mental?

Para comprender cómo funciona la aptitud mental, es útil observar un concepto en la ciencia cognitiva llamado neuroplasticidad. La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para cambiar en respuesta a nuevas experiencias.

Nuestros cerebros transportan pensamientos a lo largo de vías neuronales. Estos caminos son como surcos que creamos y reforzamos con el tiempo. Puede pensar en estos como los “hábitos” de su cerebro. Cuando repetimos un patrón de pensamiento muchas veces, esa vía neural se refuerza. Esto hace que sea más probable que repita el patrón en el futuro.

A veces, estos patrones de pensamiento pueden hacernos reaccionar de maneras que no son útiles. En lugar de reaccionar a la situación actual, tomamos caminos trillados hacia comportamientos pasados. Es como si estuviera tomando su ruta habitual al trabajo, tomando la misma salida con el piloto automático, incluso cuando tenía la intención de detenerse en otro lugar.

A medida que desarrolla la aptitud mental, tendrá la conciencia, la fuerza y ​​la agilidad para identificar opciones. Puede elegir otra ruta en lugar de responder automáticamente. Mejorar su aptitud mental es bueno para la neuroplasticidad de su cerebro, lo que beneficia nuestras emociones y memoria.

El pensamiento automático proviene de nuestro cerebro de supervivencia, el sistema límbico. Está constantemente escaneando el entorno en busca de amenazas y ha estado a lo largo de la evolución. Heredamos el sistema límbico de los chimpancés y puede protegernos. Pero, si no se controla, puede dar lugar a pensamientos y acciones que no se alinean con nuestros valores y nuestras metas.

La buena noticia es que podemos reprogramar nuestro cerebro. Con el mismo tipo de práctica que usamos para desarrollar músculo, podemos crear vías neuronales que nos sirvan mejor.

Cómo se entrelazan la aptitud mental y la aptitud física

La aptitud física se menciona a menudo junto con la aptitud mental. Esto se debe a que el desarrollo de los dos conjuntos de habilidades comparte gran parte del mismo proceso. Si queremos mejorar nuestra forma física, tenemos muchos enfoques. Podemos trabajar solos o con un entrenador. Podemos centrarnos en la fuerza, la velocidad o la flexibilidad. Podemos salir a caminar o podemos practicar deportes competitivos. Cada uno de nosotros tiene una combinación de actividades físicas que mantienen la salud y el bienestar de nuestro cuerpo.

Independientemente del enfoque que elijamos, los beneficios de la buena forma física repercuten en todas las áreas de la vida. Lo mismo es cierto para la aptitud mental. Con el tiempo, y con la práctica constante, desarrollamos “músculos” mentales. Al igual que vemos cambios en nuestra salud física, podemos volvernos mentalmente más fuertes y capaces de concentrarnos en el esfuerzo. Es menos probable que suframos (o causemos) lesiones emocionales y relacionales. .

Hay otra razón por la que la aptitud física y la aptitud mental van de la mano. Muchos estudios han encontrado el impacto positivo del ejercicio físico en la salud mental. De hecho, tantos estudios han demostrado esto que un investigador hizo un meta-meta-análisis.

La aptitud física también promueve la aptitud mental. Los efectos del ejercicio que mejoran el estado de ánimo combinados con hacer algo nuevo son una excelente manera de desarrollar la agilidad cognitiva. Desarrollar una salud óptima, ya sea mental o física, genera menos estrés y una sensación de logro.

Pon tu mente en el gimnasio: cómo estar mentalmente en forma

¿Cómo se desarrolla la aptitud mental? Al igual que cualquier otra disciplina, requiere una atención constante centrada en las áreas correctas. Con la práctica, se volverá más resistente, centrado y optimista.

Por supuesto, como cualquier entrenador personal o dietista le recordará, siempre hay algunos hábitos que también querrá romper. Aquí hay 7 cosas que debe hacer (y 7 que querrá dejar de hacer) para desarrollar la aptitud mental:

Hacer:

Practica la atención plena

Desarrollar una práctica regular de atención plena es la forma más segura de mejorar la aptitud mental. Puede optar por meditar, colorear, practicar la conciencia corporal o usar una aplicación como apoyo. Solo quince minutos por día son suficientes para ver cambios significativos a lo largo del tiempo.

Al practicar la atención plena regularmente, construyes una mayor conciencia de tus pensamientos automáticos. Aprendes a reenfocar tu atención e interrumpir los patrones de pensamiento negativos. Esto le ayuda a elegir comportamientos que se alinean con sus objetivos.

Cuida tu salud física

Para un funcionamiento cognitivo óptimo, su cerebro necesita alimentos, agua y sueño adecuados. La falta de cualquiera de estos elementos esenciales puede afectar su salud mental y emocional. Cree descansos en su día para atender estas necesidades básicas.

Por supuesto, el ejercicio físico también es importante para la salud mental. Así como la atención plena puede relajar los músculos del cuerpo, hacer ejercicio relaja la mente. El ejercicio alivia el estrés y la tensión. Desarrolla un sentido de logro, que es la piedra angular del modelo de felicidad PERMA de Martin Seligman.

Encuentre maneras de estar en flujo

El psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi descubrió que el flujo es una de las mejores formas de mejorar la aptitud mental. El flujo, o el estado de estar absorto en lo que estás haciendo, es productivo y profundamente satisfactorio. De hecho, muchos investigadores creen que el flujo puede ser el antídoto contra el agotamiento. Diseñe conscientemente oportunidades para fluir en su lugar de trabajo y en su día.

Entrena tu mente

Todos tenemos nuestras actividades favoritas para la aptitud física. ¿Por qué no descubrir también algunos para la aptitud mental? Puede agudizar la memoria y la función cognitiva con ejercicios mentales. Hay muchos juegos, rompecabezas y aplicaciones que mejoran la capacidad de procesamiento cognitivo.

Las técnicas de atención plena, como la conciencia corporal, la visualización y el saboreo, también desarrollan la aptitud mental. Y no olvides acurrucarte con un buen libro. Ya sea por placer o para aprender algo nuevo, la lectura es un gran ejercicio para el cerebro.

Usar recordatorios

Construir nuevas vías neuronales requiere trabajo. Desafortunadamente, los pensamientos automáticos pueden escaparse de nosotros si no estamos atentos. Puede ayudar a su cerebro a construir estas nuevas vías mediante el uso de recordatorios externos. Trate de mantener una lista de pensamientos habilitadores (nuevas vías neuronales) en un lugar visible, como en una nota adhesiva. Un recordatorio visual ayuda a reforzar el nuevo pensamiento y facilita el cambio de rumbo.

Asume un nuevo desafío

Aprender algo nuevo ayuda a mantener la neuroplasticidad de su cerebro. Realmente no importa lo que sea, así que elige algo que disfrutes. Pruebe algunas frases de un nuevo idioma, lecciones de baile, practicar un deporte, bordar o aprender a codificar. Su nuevo pasatiempo lo ayudará a formar nuevos caminos neuronales, mejorar su salud emocional y desarrollar la autoeficacia. Eso no está mal para un novato.

Practica la gratitud

Cultivar una “actitud de gratitud” ayuda a cambiar nuestro pensamiento hacia el optimismo. Muchos estudios muestran una correlación positiva entre el optimismo y la mejora de la salud. Puede llevar un diario de gratitud digital o físico, o simplemente tomarse un momento todos los días para anotar por qué está agradecido.

No:

quemarse

El agotamiento se caracteriza por agotamiento, eficacia reducida y desconexión. Esto significa que representa una gran amenaza para la salud mental. Muchas personas piensan que el agotamiento se debe al exceso de trabajo, pero esa no es la imagen completa. No son los que tienen mucho que hacer, sino los que no se sienten conectados con el motivo por el que lo hacen, los que tienen más probabilidades de agotarse. Obtener claridad sobre cómo su trabajo contribuye al panorama general puede protegerlo contra el agotamiento.

Trate de hacer todo usted mismo

Si quieres estar más en forma físicamente, puedes ir al gimnasio y hacer ejercicio por tu cuenta. Pero trabajar con un entrenador personal lo llevará a alcanzar sus objetivos de manera más rápida y efectiva. Lo mismo es cierto para la aptitud mental. El coaching es la forma más rápida de desarrollar fortaleza mental y resiliencia. Las personas que trabajan con entrenadores tienen una visión más clara de sus patrones. Replantean sus pensamientos más fácilmente y tienen más autocompasión a medida que trabajan para alcanzar sus objetivos.

Cierra nuevas experiencias

Aprender o hacer algo nuevo te anima. No cometa el error de posponer una nueva experiencia porque tiene miedo de quedar mal o está esperando que todo lo demás se acomode. Tu mente está hecha para aprender, y aprender algo nuevo es intrínsecamente gratificante. El crecimiento personal es un componente clave del bienestar general. Puede impulsar el compromiso y el desempeño organizacional, la innovación y la agilidad.

Descuento trabajo interior

La neurociencia nos dice que las personas son más creativas y efectivas cuando construyen “espacios en blanco” en sus días. En BetterUp, lo llamamos “trabajo interior”. Incluso si parece que no está haciendo “nada”, el trabajo interno no se está ralentizando. Son actos mentales o actividades enfocadas en tu mundo interior para lograr un propósito o resultado. Este tiempo de inactividad intencional y reflexivo es clave para desarrollar la aptitud mental.

Descuidar la salud emocional

Si bien la salud mental es distinta de la aptitud mental, no se puede desarrollar la aptitud mental sin ella. Cuidar tu salud emocional es una necesidad básica (como el sueño y el agua) que no se puede pasar por alto. Utilice los recursos, como los beneficios proporcionados por el empleador, el acceso a la terapia y el tiempo fuera del trabajo. El cuidado personal apoya su salud emocional y llena su taza.

Aplazar

Con cualquier tipo de práctica, la regularidad y la consistencia son cruciales para desarrollar fuerza y ​​estado físico. Un programa de acondicionamiento cerebral no es diferente. Lo importante es empezar a ejercitar tu mente y desarrollar tu núcleo psicológico hoy.

Comenzar de inmediato desarrolla la autodisciplina y silencia al crítico interno. La procrastinación, por otro lado, es un patrón que se refuerza a sí mismo. Una vez que postergas algo, se vuelve más fácil continuar postergándolo. Las tareas inconclusas y las metas persistentes agotan tu autoestima y motivación. La buena noticia es que incluso un pequeño comienzo es un paso en la dirección correcta.

golpeate a ti mismo

Al comenzar su entrenamiento mental, cada día en el “gimnasio” será diferente. Algunos días, se sentirá cansado, desconcentrado o plagado de pensamientos negativos. Sea amable consigo mismo mientras desarrolla este nuevo conjunto de músculos mentales. Pruebe una nueva actividad, una meditación más corta o incluso tome una siesta. El objetivo es desarrollar la autocompasión, la resiliencia y la agilidad mental, y nadie lo hizo jamás golpeándose a sí mismo.

La aptitud mental va más allá del autocuidado o la ausencia de enfermedad mental. Como dice nuestro asesor de la Junta de Ciencias, Martin Seligman, desbloquear el potencial se trata de pasar de “funcional a fantástico”. El viaje personal hacia la aptitud mental no se trata de arreglar lo que está mal. Se trata de pensar, sentir y rendir al máximo. Y al igual que ir al gimnasio, se necesita constancia, entrenamiento y una comunidad de apoyo.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Lleva tu mente al gimnasio: lo que realmente significa estar mentalmente en forma

Lleva tu mente al gimnasio: lo que realmente significa estar mentalmente en forma

¡Bienvenido al fascinante mundo de la salud mental! Cada vez más personas reconocen la importancia de cuidar de nuestra salud mental y entender lo que significa estar mentalmente en forma. A continuación, respondemos algunas de las preguntas más frecuentes al respecto:

1. ¿Qué significa estar mentalmente en forma?

Estar mentalmente en forma implica tener una mente sana y equilibrada. Es estar en un estado óptimo de bienestar emocional y psicológico. Significa tener una buena salud mental y ser capaz de manejar eficazmente los desafíos y el estrés de la vida cotidiana.

2. ¿Cuáles son algunos consejos para mejorar la salud mental?

Existen diversas formas de mejorar nuestra salud mental. Algunos consejos útiles son:

  1. Ejercicio físico: Realizar actividad física regularmente tiene muchos beneficios para nuestra salud mental.
  2. Alimentación balanceada: Una nutrición adecuada también influye positivamente en nuestra salud mental.
  3. Meditación y mindfulness: Estas prácticas nos ayudan a calmar la mente y reducir el estrés.
  4. Buscar apoyo social: Mantener relaciones saludables y contar con una red de apoyo es clave para nuestro bienestar emocional.

3. ¿Cuáles son los beneficios de estar mentalmente en forma?

Estar mentalmente en forma tiene numerosos beneficios. Algunos de ellos son:

  • Más capacidad para enfrentar los desafíos de la vida.
  • Mejor toma de decisiones y resolución de problemas.
  • Mayor autoestima y confianza en uno mismo.
  • Mejor calidad de vida y relaciones más saludables.

4. ¿Cómo puedo cuidar mejor de mi salud mental?

Para cuidar mejor de tu salud mental, considera implementar las siguientes acciones:

  • Conócete a ti mismo: Reconoce tus emociones y necesidades, y busca equilibrarlas en tu vida diaria.
  • Toma descansos: Permítete tiempo de relajación y actividades placenteras.
  • Establece límites: Aprende a decir “no” cuando es necesario y establece límites saludables en tus relaciones y responsabilidades.
  • Busca ayuda profesional: Si sientes que necesitas apoyo adicional, no dudes en buscar la ayuda de un profesional de la salud mental.

Esperamos que estas respuestas te ayuden a comprender mejor lo que significa estar mentalmente en forma y cómo puedes cuidar de tu salud mental. Recuerda que cada persona es única y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. ¡Exprime tu mente al máximo y disfruta de una vida mentalmente saludable!


Deja un comentario