¿Es usted receptivo a la retroalimentación? Sigue esta guía paso a paso

¿Quieres mejorar tus habilidades de comunicación y crecer personalmente? ¡Entonces es momento de hablar sobre la retroalimentación! En este artículo te presentamos una completa guía paso a paso para que descubras si eres receptivo a la retroalimentación y cómo aprovecharla al máximo. No te pierdas esta oportunidad de desarrollo, sigue leyendo y sorpréndete con los resultados.

¿Es usted receptivo a la retroalimentación? Sigue esta guía paso a paso

Imagínese: lo han llamado a la oficina de su gerente para escuchar los resultados de su desempeño anual o revisión de liderazgo. Si su reacción inicial es enojarse al escuchar los comentarios, deténgase por un minuto para pensar en lo que le están diciendo.

El miedo a la crítica es una reacción común pero manejable. Aprender a superar sus inhibiciones le permitirá recibir comentarios constructivos como una oportunidad de crecimiento. Si usted es un gerente, es vital que pueda recibir comentarios constructivos (y positivos), tanto del liderazgo como de sus subordinados directos.

Si modela el comportamiento y muestra que está abierto a recibir comentarios, está alentando a su equipo a hacer lo mismo.

Estos pasos lo ayudarán a pasar del miedo a la retroalimentación a buscarla proactivamente por su cuenta.

Por qué la retroalimentación constructiva es buena para ti

La mayoría de las personas tienen objetivos en mente cuando se trata de su desarrollo profesional. Por ejemplo, tal vez quiera asumir más responsabilidades o esté buscando un puesto más alto. Pero no está seguro de qué pasos debe seguir para llegar allí.

La retroalimentación puede ser una excelente manera de ayudarlo a alcanzar estos objetivos. Al igual que las piezas de un rompecabezas, cuantos más comentarios reciba (tanto positivos como constructivos), más clara será la imagen. Si se pone a la defensiva o se cierra cuando las personas intentan acercarse a usted, es más probable que pierda oportunidades para mejorar y sobresalir.

Si solicita comentarios constructivos o tiene curiosidad sobre las áreas en las que puede mejorar, esto les muestra a los demás que está dispuesto a aprender y crecer. Ser receptivo a los comentarios de sus colegas le permite ver sus acciones desde otras perspectivas.

Por ejemplo, imagina que tu colega te dice que parecías desinteresado en las opiniones de otras personas en la última reunión del equipo. Si solicita más detalles, es posible que descubra que estar en su computadora portátil mientras otros hablaban hizo que sus compañeros de trabajo pensaran que no estaba prestando atención, incluso si en realidad estaba tomando notas.

Cómo gestionar tus emociones

Ahora que sabe por qué los comentarios constructivos son buenos para usted, comience a tomar la iniciativa de pedirlos con más frecuencia. Incluso si sabe que la retroalimentación constructiva es buena para usted, si todavía no puede regular sus emociones al recibirla. Puede ayudar a comprender mejor por qué sus emociones pueden interponerse en el camino.

Su cerebro tiene una tendencia natural a entrar en modo de lucha o huida cuando siente que está siendo amenazado. Las mayores cantidades de hormonas que se liberan en el torrente sanguíneo son la causa de su mayor emoción.

Recibir comentarios negativos también puede amenazar nuestro deseo natural de pertenecer. El profesor de administración Neal Ashkanasy sostiene que aunque hoy en día no dependemos tanto de los demás para sobrevivir, la crítica constructiva aún puede hacer sonar la alarma de que nuestro lugar en el grupo está siendo amenazado. Un miedo continuo a ser expulsados ​​puede impedirnos recibir bien la retroalimentación y dar retroalimentación a los demás.

Aunque es natural sentirse así, tampoco es imposible de superar. Una vez que deje de ver la retroalimentación constructiva como negativa, puede evitar que su cerebro provoque este tipo de reacciones.

5 pasos para ayudarlo a ser más receptivo a los comentarios

1. Establece metas profesionales

Antes de recibir comentarios, debe pensar qué objetivos profesionales le gustaría establecer para usted. Si no estás dispuesto a desarrollarte profesionalmente, no te estás abriendo a ningún tipo de feedback.

La creación de objetivos traerá varios beneficios. Por un lado, esto puede crear un enfoque en el que poner tus esfuerzos. Por otro lado, las metas pueden permitir una mayor alineación entre los objetivos de la empresa, el equipo y las metas personales. Por último, tener objetivos le permite verificar regularmente el progreso y tener conversaciones sobre su desarrollo profesional.

¿Es usted receptivo a la retroalimentación? Sigue esta guía paso a paso

2. Sea curioso y haga preguntas

Trate de comprender bien lo que su gerente o colega le está diciendo exactamente, para que pueda abordar mejor el problema. Recuerde que las diferentes percepciones podrían desempeñar un papel aquí y, como tal, desea llegar a los hechos en lugar de a las opiniones.

En el ejemplo anterior, su colega asumió que no estaba interesado en las contribuciones de otras personas porque estaba en su computadora portátil. Comprenda qué comportamiento mostró que hizo que se sintieran de esta manera, ya que proporciona una información procesable. La próxima vez puede asegurarse de cerrar su computadora portátil o anunciar que tomará notas.

Si tiene dificultades cuando recibe los comentarios inicialmente, pregúntele al revisor si puede tener algo de tiempo para procesar la información y programar otra reunión. Durante la segunda reunión, venga preparado con preguntas que lo ayuden a comprender mejor los comentarios o los puntos en los que podría mejorar. Esto es especialmente importante si ha recibido un sándwich de retroalimentación. Puede ser más difícil descifrar los comentarios tangibles que ha recibido si se intercalan entre ejemplos de comentarios positivos.

3. Analiza patrones y tendencias

Cuantos más comentarios reciba, mejor podrá analizarlos y detectar posibles patrones. Si participa en una revisión 360, es la oportunidad perfecta para comparar las diferentes respuestas que obtiene. Si recibe comentarios en una reunión 1:1, intente revisar también los comentarios de las reuniones 1:1 anteriores para comparar perspectivas. Cuando empiece a ver patrones o reconozca algunos de los comportamientos que están describiendo, escríbalos.

La mayoría de las personas le brindarán comentarios constructivos debido a un deseo genuino de ayudarlo a mejorar su desempeño. Sin embargo, esto no significa necesariamente que siempre debas actuar en consecuencia. Si no está seguro, pida a otras personas una segunda opinión.

4. Desarrolla una estrategia

La lista de patrones que ha identificado ahora puede convertirse en su “plan de batalla”. Piense en cómo estos comportamientos podrían convertirse en barreras para las metas que se ha fijado. Identifique los pasos que podría tomar para abordar estos puntos.

Por ejemplo, imagina que has solicitado un puesto de dirección y quieres tomar la iniciativa en un próximo gran proyecto. Pero si sus colegas no sienten que les está prestando toda su atención durante las reuniones de equipo, está enviando el mensaje equivocado sobre sus habilidades de liderazgo. Piense en las formas en que puede abordar esto, que ayudarán a resaltar sus habilidades de liderazgo.

5. Comparte tu plan y pide apoyo

Una vez que haya identificado los puntos clave en los que trabajar y haya buscado patrones en los comentarios que recibió, ¿por qué no compartir su estrategia con otros?

En particular, si lo compartes con las personas que te dieron sus comentarios en primer lugar, esto demuestra que estás tomando medidas en base a sus comentarios. Es posible que tengan otras ideas que quizás no hayas considerado.

Finalmente, pídale apoyo a su gerente o entrenador para realizar estos cambios. Pídeles orientación y aliento mientras trabajas en tu plan de acción, o pídeles que te avisen si ven que te equivocas.

Del mismo modo, puede solicitar comentarios periódicamente, por ejemplo, después de una reunión o un proyecto, sobre los comportamientos que desea mejorar.

Comience a manejar bien los comentarios

Ser receptivo a los comentarios puede ser difícil al principio, especialmente cuando lo percibes como una crítica a tu trabajo. Superar este miedo inicial podría ser el paso que lo lleve de ser un buen empleado a uno de los mejores.

Estar abierto a todo tipo de comentarios demostrará que eres un comunicador eficaz, un jugador de equipo y un gran trabajador que siempre está ansioso por mejorar. Recordar:

  • Establece metas para ti mismo
  • Haz las preguntas correctas
  • Analice sus comentarios e identifique patrones
  • Desarrolle una estrategia ganadora para superar estos obstáculos y lograr sus objetivos
  • Comparta su plan con otros y obtenga apoyo

Ahora que comprende cómo recibir comentarios, ¿por qué no aprender a dar comentarios efectivos? Puede aprovechar los beneficios de los comentarios con la ayuda de BetterUp. Considere formas en que puede desbloquear el potencial de su fuerza laboral con entrenamiento personalizado. Cualquier comentario para los compañeros de trabajo debe considerarse un regalo en su viaje para mejorar.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Es usted receptivo a la retroalimentación? Sigue esta guía paso a paso

¿Es usted receptivo a la retroalimentación? Sigue esta guía paso a paso

La retroalimentación es fundamental para el crecimiento personal y profesional. Sin embargo, a menudo podemos encontrar dificultades para recibir y gestionar adecuadamente los comentarios que nos brindan los demás. En este artículo, responderemos a las preguntas más frecuentes sobre cómo ser receptivos a la retroalimentación y aprovecharla para nuestro beneficio.

1. ¿Por qué es importante ser receptivo a la retroalimentación?

La retroalimentación nos permite tener una visión externa de nuestras acciones, actitudes y desempeño. A través de ella, podemos identificar nuestras fortalezas y áreas de mejora, lo cual nos ayuda a crecer, aprender y adaptarnos a las distintas situaciones que enfrentamos en nuestra vida cotidiana.

2. ¿Cómo puedo ser más receptivo a la retroalimentación?

Para ser receptivo a la retroalimentación, es importante:

  1. Escuchar activamente: Presta atención a lo que te están diciendo sin interrumpir y evita ponerte a la defensiva.
  2. Tomar distancia emocional: Controla tus reacciones emocionales y evita tomar los comentarios de manera personal. Recuerda que la retroalimentación es una oportunidad de crecimiento.
  3. Buscar el porqué: Pregunta acerca de los motivos detrás de los comentarios para comprender mejor el punto de vista del otro y aprovechar la oportunidad de mejora.
  4. Reflexionar y actuar: Analiza la retroalimentación recibida y busca cómo aplicarla a tu desarrollo personal o profesional.

3. ¿Qué beneficios puedo obtener al ser receptivo a la retroalimentación?

Al ser receptivo a la retroalimentación, podrás:

  • Identificar áreas de mejora y corregir comportamientos o actitudes perjudiciales.
  • Aumentar tus habilidades y conocimientos.
  • Fortalecer tus relaciones personales y profesionales al fomentar una comunicación abierta y efectiva.
  • Impulsar tu crecimiento personal y profesional a través del aprendizaje continuo.

Si deseas profundizar en el tema, puedes encontrar información adicional en este artículo de Wikipedia sobre la retroalimentación.

Recuerda, la retroalimentación es una valiosa herramienta que nos permite crecer y desarrollarnos constantemente. Al ser receptivos a ella, abrimos las puertas a nuevas oportunidades de mejora y éxito en nuestra vida personal y laboral.


Deja un comentario