Cómo tratar con personas difíciles, sin dañar tu salud mental

¿Estás cansado de lidiar con personas difíciles que parecen siempre socavar tu salud mental? ¡No te preocupes! En este artículo, te ofrecemos los mejores consejos sobre cómo tratar con estas personas sin poner en riesgo tu bienestar emocional. Descubre cómo mantener tu salud mental intacta mientras enfrentas los desafíos de interactuar con personalidades complicadas. ¡No te lo pierdas!

Cómo tratar con personas difíciles, sin dañar tu salud mental

Cuando se trata de tratar con personas difíciles, puede ser difícil simplemente “sonreír y soportarlo”. Una persona o interacción realmente desagradable puede permanecer en tu mente, incluso cuando no estás cerca de ellos. Suprimir esas interacciones puede comenzar a afectar su salud mental.

Muchas veces, como en el trabajo, tenemos que estar cerca de estas personas difíciles, queramos o no. Sin embargo, hay algunas cosas que podemos hacer para disminuir el impacto que tienen sobre nosotros. Aquí está la verdad sobre las personas no tan agradables, cómo detectarlas y cómo tratar con personas difíciles, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo.

¿Qué hace que alguien sea una persona difícil?

Todos tienen sus propios tipos de personalidad y peculiaridades. En sí mismos, los choques de personalidad no crean relaciones difíciles. Por lo general, lo que arruina las relaciones interpersonales es la mala comunicación, la falta de empatía o la crítica.

Mala comunicación

Es posible que hablen constantemente de ti o que nunca presten atención a lo que tienes que decir. Pueden ser indirectos, pasivo-agresivos o realmente groseros. Sea lo que sea, hablar con ellos nunca es sencillo. Y nunca te sientes bien acerca de cómo fue la conversación después de que lo haces. Las malas habilidades de comunicación pueden afectar cualquier relación.

Falta de empatía

Algunas personas nunca parecen preocuparse por nadie más que por sí mismas. Esta falta de empatía puede hacer que sea especialmente difícil tratar con ellos. Pueden tener problemas para comprender las emociones o circunstancias de otras personas. Estas personas a menudo se muestran insensibles e indiferentes.

Crítica

Las personas muy críticas pueden estar entre las más difíciles de encontrar. Puede parecer que nada y nadie cumple con sus estándares. Desafortunadamente, cuanto más cerca estás de una persona muy crítica, más duelen sus comentarios. Esto puede ser particularmente molesto en las relaciones personales.

¿Cómo detectar a una persona difícil?

Sería mucho más conveniente si la gente difícil caminara anunciando su desagrado. Pero si bien es posible que no usen letreros de neón intermitentes, emiten algunas advertencias claras. Aquí hay 11 maneras de reconocer a una persona difícil:

  • Insisten en tener todo a su manera.
  • Te menosprecian o te insultan
  • Te dejan fuera de conversaciones importantes
  • Siempre tienen una respuesta para todo.
  • Tienen dificultad con la regulación emocional.
  • La gente parece evitarlos.
  • Exhiben rasgos tóxicos, como ser quisquillosos, mandones o chismosos.
  • Ellos cuestionan todo lo que dices o haces
  • Su comportamiento público y privado es inconsistente.
  • No te sientes cómodo con ellos.
  • Exhiben celos extremos, codependencia u otras señales de alerta en sus relaciones.

Estar rodeado de personas difíciles puede tener un impacto en sus relaciones y en la cultura del lugar de trabajo. Debido a que su comportamiento puede tener un efecto tan perjudicial en su bienestar, es importante tomar medidas para evitar que su comportamiento le afecte. Sin embargo, no “dejar que te afecten”, puede ser más fácil decirlo que hacerlo.

Cómo tratar con personas difíciles, sin dañar tu salud mental

¿Cómo no dejas que una persona difícil te afecte?

Hay un dicho que dice que cuando tú cambias, también lo hacen los demás. Trabajar primero en nosotros mismos es el camino más seguro para asegurarnos de que las cosas salgan como queremos. Después de todo, es bastante difícil para una sola persona entrar en una discusión.

Con eso en mente, lo primero que debe hacer cuando se enfrenta a una persona desafiante es mirar hacia adentro. Comprender por qué te afectan puede ayudarte a determinar la mejor manera de manejar su comportamiento.

1. Presta atención a cómo reaccionas

¿Cómo te hace sentir el comportamiento de esta persona? ¿Se siente frustrado, insultado o rechazado? Ser capaz de etiquetar los sentimientos te ayuda a salir del modo de reactividad y a la curiosidad, un espacio mucho más productivo (y menos explosivo).

2. Mantén la calma

Incluso cuando estás lidiando con una persona difícil, por lo general no ayuda explotar con ella. Muchas veces, usarán tu reacción (justificada o injustificada) para conseguir apoyo, haciéndote parecer como si simplemente estuvieras “reaccionando de forma exagerada”.

Cuando te encuentres exasperado con alguien, comienza por tomar una o más respiraciones profundas. No sientas que tienes que relacionarte con ellos de inmediato. Está perfectamente bien dar un paso atrás, reagruparse y hacer un seguimiento cuando se sienta más centrado.

3. Haz tu propio Trabajo Interior®

A veces, las personas nos molestan porque nos recuerdan a nosotros mismos. Si ya estamos frustrados, ya sea con nosotros mismos o por nuestros propios problemas, sus defectos se sentirán intolerables.

Para mí, trabajar con un entrenador ha sido inmensamente útil para navegar situaciones difíciles. Me da la oportunidad de despersonalizar lo que está sucediendo y averiguar si hay un conflicto de fondo que no tiene nada que ver con esa persona. Y si la persona realmente está siendo difícil, es bueno que alguien lo valide también.

¿Cómo lidias con una persona difícil?

El hecho es que, en la vida, siempre nos vamos a encontrar con personas difíciles. Pero cuando comprendemos cómo nos afectan su comportamiento y sus actitudes, podemos prepararnos para enfrentarlos. Aquí hay 8 maneras de tratar con personas difíciles:

1. Escúchalos

Cuando se enfrente a una persona o situación desafiante, comience simplemente escuchando. Míralo como un ejercicio de curiosidad. Trate de entender, tanto como sea posible, lo que quieren y por qué le están haciendo pasar un mal rato.

Si están molestos, evite tratar de aplacarlos o silenciarlos. Decirle a alguien que se “calme” por lo general tiene el efecto contrario, especialmente si cree que no le tienes mucho cariño.

2. Ponte en sus zapatos

A partir de ahí, trata de imaginar las cosas desde su punto de vista. Si fueras esta persona y te comportaras de esta manera, ¿qué justificaría tu comportamiento? ¿Qué tendría que estar pasando para convencerte de que tenías razón? Eso puede darte una idea de cómo se siente la otra persona.

Mirar las cosas desde su perspectiva no significa necesariamente que tengas que estar de acuerdo con ellos. Pero te ayudará a desarrollar compasión por ellos. Una vez que desarrollas un poco de empatía por ellos, abres el camino para comunicarte con compasión y respeto.

3. Honra las necesidades de ambos

Mucha gente ve con malos ojos el compromiso, sintiendo que cuando la gente busca un término medio, nadie obtiene lo que quiere. Sin embargo, esa es la versión menos satisfactoria del compromiso.

Lo que funciona mejor, y se siente un poco más satisfactorio, es llegar a un acuerdo que respete las necesidades de ambos. Encuentre una manera (si tienen que pasar tiempo juntos) de que puedan hacerlo con respeto. Incluso si esa persona no cambia su forma de ser, puede volverse un poco más agradable de tratar. El entendimiento mutuo (y algún establecimiento de límites) puede ayudar a lograrlo.

Cómo tratar con personas difíciles, sin dañar tu salud mental

4. Usa el humor

A veces, nos metemos en conversaciones difíciles porque nos tomamos las cosas demasiado en serio. Si está en conflicto con otra persona, usar el humor (apropiado) puede ayudar a disipar la tensión. Hacer una broma, o incluso una sonrisa, puede ayudar a reducir las apuestas. Puede recordarle un terreno común compartido e incluso cambiarlo a un estado de ánimo más colaborativo.

5. Practica

Si evitas un poco los conflictos, es posible que dudes incluso en entablar conversaciones con personas difíciles. Si ese es el caso, trate de practicar lo que quiere decir primero. Las sesiones de coaching son un espacio útil para entablar conversaciones con diferentes personas. Puede intentar tener la conversación deseada, recapitular intercambios anteriores o hablar sobre diferentes resoluciones.

6. Cuando todo lo demás falla, expulse

Si alguna vez te encuentras atrapado tratando con alguien a quien realmente no puedes soportar, sal de ahí. A veces simplemente no vale la pena comprometerse. Cuando nuestros sentimientos están involucrados, a menudo nos sentimos atraídos por el intercambio. Estamos tan absortos que olvidamos que podemos irnos.

Hace años, escuché algunos consejos de un entrenador de ventas. Dijo que si los representantes alguna vez estaban en una llamada de ventas que iba mal, simplemente deberían colgar. Explicó que una desconexión rápida podría pasarse por alto como «problemas tecnológicos». Sería mucho más difícil deshacer cualquier cosa de la que pueda arrepentirse después de un momento de reflexión.

Lo mismo es cierto para las personas difíciles. Si tiene dificultades para lidiar con ellos, cuelgue (cierre sesión, aléjese o lo que corresponda). Incluso si está hablando cara a cara, puede encontrar una manera de irse. Inventa una llamada telefónica importante o de emergencia, y ofrécete a retomar la conversación más tarde.

7. Crea un búfer

Establezca límites en la cantidad de tiempo que pasa interactuando con vampiros emocionales y otros tipos difíciles. Si tiene que reunirse con ellos, hágalo en un espacio neutral, conéctese virtualmente o programe algo inmediatamente después para que no ocupen mucho de su tiempo.

Si puedes, trata de no interactuar solo con ellos. Traiga a un amigo, colega u otra persona para ayudar a amortiguar sus interacciones con ellos. Si comienza a enojarse o la situación comienza a empeorar, esta persona puede ayudarlo a expulsar antes de que las cosas se pongan demasiado difíciles.

8. Practica el cuidado personal

Estar rodeado de personas difíciles, incluso si todo parece tranquilo en la superficie, es emocionalmente agotador. Si va a lidiar con eso regularmente (por ejemplo, como cuidador o en otras relaciones), debe asegurarse de volver a llenar su taza. Inner Work® puede brindarle cierta distancia y perspectiva mientras reflexiona.

Sin embargo, también es importante practicar otros tipos de cuidado personal. Asegurarse de sentirse bien física y mentalmente también lo ayudará a sentirse emocionalmente más resistente.

Gente difícil en el trabajo.

Tratar con personas difíciles puede ser bastante difícil, pero tratar con un compañero de trabajo difícil puede arruinarte el día. Pasamos tanto tiempo en el trabajo que las personas negativas realmente pueden afectar nuestro sentido de pertenencia, seguridad psicológica y productividad.

En la medida de lo posible, trate de limitar sus interacciones con personas difíciles en el trabajo. Siempre que sea posible (o apropiado), incluya a un tercero en las conversaciones difíciles. Trate de mantener un lenguaje corporal neutral cuando trate con compañeros de trabajo, ya que llevar una tensión adicional probablemente hará que toda la interacción se sienta más tensa.

Si se trata de alguien con quien tiene que tratar, como un gerente, trate de que sus entrevistas personales sean breves y directas. Recuerde que tienen un interés común, en este caso, hacer el trabajo.

Cuándo escalar un conflicto a Recursos Humanos

Si bien es de esperar que no se lleve bien con todos en el trabajo todo el tiempo, hay ciertas situaciones que deben ser manejadas por recursos humanos. No dude en comunicarse con su gerente, líder o equipo administrativo si siente que una situación se está saliendo de control.

Debe escalar los conflictos con los compañeros de trabajo a Recursos Humanos cuando impliquen:

  • Acoso
  • Acoso
  • Conducta o insinuaciones sexuales inapropiadas
  • Amenazas contra usted, su familia o su sustento
  • Otros compañeros de trabajo
  • Violaciones de las leyes de discriminación, discapacidad, igualdad de empleo o igualdad salarial

En cualquiera de estos casos, comuníquese con recursos humanos de inmediato. Abstente de relacionarte con ese compañero de trabajo si no te sientes seguro.

Pensamientos finales

Nadie espera interactuar con personas difíciles, pero no tiene por qué arruinar tu día, semana o lugar de trabajo. Si bien a menudo no hay mucho que podamos hacer para cambiar su comportamiento, podemos cambiar nuestras propias respuestas y minimizar la forma en que nos afectan.

También podemos aprender a ser más abiertos a la conversación y al conflicto, ya que no todos los conflictos son inherentemente malos. Aprender a tener conversaciones difíciles y aceptar conflictos productivos puede ayudarlo a sentirse más seguro. ¿Y quien sabe? Podrías hacer un amigo en un lugar poco probable.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo tratar con personas difíciles, sin dañar tu salud mental

Cómo tratar con personas difíciles, sin dañar tu salud mental

Tratar con personas difíciles puede ser un desafío, especialmente cuando nuestras interacciones con ellas pueden afectar nuestra salud mental. Es importante aprender a manejar estas situaciones de manera efectiva para proteger nuestro bienestar emocional. A continuación, se presentan algunas de las preguntas más frecuentes sobre cómo tratar con personas difíciles:

1. ¿Cómo identificar a una persona difícil?

Para identificar a una persona difícil, es necesario prestar atención a ciertos comportamientos, como la negatividad constante, la falta de empatía, la tendencia a criticar o culpar a los demás, y la dificultad para comunicarse de manera efectiva.

2. ¿Cómo mantener la calma frente a alguien difícil?

Es fundamental mantener la calma y no tomar de manera personal los comportamientos de una persona difícil. Practicar la empatía, la paciencia y la respiración consciente son estrategias útiles para mantener la serenidad en situaciones desafiantes.

3. ¿Cuál es la importancia de establecer límites?

Establecer límites claros es esencial al tratar con personas difíciles. Definir y comunicar nuestros límites nos ayuda a proteger nuestra salud mental y establecer relaciones más saludables con los demás.

4. ¿Cómo comunicarse de manera efectiva con una persona difícil?

La comunicación efectiva es fundamental al tratar con personas difíciles. Es importante mantenerse calmado, escuchar activamente, expresar claramente nuestros sentimientos y necesidades, y buscar soluciones constructivas en lugar de enfrascarse en discusiones improductivas.

5. ¿Cuándo es necesario buscar ayuda profesional?

En algunos casos, las dificultades para lidiar con personas complicadas pueden tener un impacto significativo en nuestra salud mental. Si nos sentimos abrumados o experimentamos altos niveles de estrés, es importante buscar ayuda profesional, como terapia psicológica o asesoramiento.

No permitas que las personas difíciles afecten negativamente tu salud mental. Aprende a manejar estas situaciones de manera efectiva para proteger tu bienestar emocional.

Fuentes:

  1. es.wikipedia.org: Estrés
  2. es.wikipedia.org: Comunicación efectiva
  3. es.wikipedia.org: Psicoterapia


Deja un comentario