¿Cansado de ir a lo seguro? Aprende a tomar riesgos que valen la pena

“¿Estás aburrido de hacer siempre lo mismo y anhelas un cambio emocionante en tu vida? Ha llegado el momento de aprender a tomar riesgos que realmente valen la pena. En este artículo te mostraremos cómo salir de tu zona de confort y aventurarte en nuevas oportunidades. ¡Prepárate para dar un salto audaz hacia el éxito!”

¿Cansado de ir a lo seguro? Aprende a tomar riesgos que valen la pena

Cuando piensas en asumir riesgos, ¿qué te viene a la mente?

La mayoría de nosotros pensamos inmediatamente en riesgos importantes, como saltar de un avión o conducir a velocidades vertiginosas. En otras palabras, conductas de riesgo. Tendemos a pensar en los que toman riesgos como individuos peligrosos e imprudentes, y nos enfocamos en las posibles consecuencias negativas.

Pero en verdad, la asunción de riesgos es muy subjetiva. Algunas personas, como los instructores de paracaidismo o los pilotos de carreras profesionales, corren este tipo de riesgos todo el tiempo. No son imprudentes. Estas personas han calculado sus riesgos, dominado las habilidades necesarias y creado sistemas de apoyo para mitigar las consecuencias negativas.

Los humanos tienden a aplicar este “pensamiento de vida o muerte” a otros riesgos menos intensos. Hacemos hincapié en hacerle una pregunta a alguien, hablar en público o pedir un aumento. Cognitivamente, sabemos que el nivel de riesgo no es el mismo, pero se siente igual de amenazante. Y ese miedo tiende a mantenernos firmemente en nuestra zona de confort.

El autor Robert G. Allen es conocido por decir: “Todo lo que quieres está fuera de tu zona de confort”. Dicho de otra manera, todo lo que quieres requiere cierto nivel de riesgo. Tomar riesgos puede ser una de las experiencias más gratificantes de la vida, pero también es una de las más difíciles de hacer bien. Pero no es porque el éxito no sea posible. Más bien, el miedo al fracaso a menudo nos impide incluso intentarlo.

¿Por qué es importante arriesgarse en la vida?

¿Alguna vez has oído hablar del principio de inercia?

La gente a menudo explica la idea usando la ley de Newton: un objeto en reposo tiende a permanecer en reposo, mientras que un objeto en movimiento tiende a permanecer en movimiento. Cuando se trata del comportamiento humano, este principio explica por qué a menudo es más fácil quedarse en el sofá y ver solo un episodio más (esa función de reproducción automática es tortuosa).

Sin embargo, esto también subraya la importancia de la asunción de riesgos. Cuando nos sentimos cómodos, ya sea en un rol, una relación o una carrera, es más fácil permanecer allí. Nuestros cerebros y cuerpos están conectados para la homeostasis (un estado de relativa estabilidad). Entonces, cuando nos sentimos cómodos, cualquier cosa que nos aleje de ese estado parece un riesgo.

Desafortunadamente, el hecho de que nos sintamos cómodos con nuestro estado actual no significa que estemos prosperando. Para prosperar, necesitamos tener un sentido de logro y oportunidades de crecimiento. Eso significa salir de nuestra zona de confort. La homeostasis puede ser “cómoda”, pero también es un terreno fértil para languidecer. No pasa nada per se, pero tampoco estamos creciendo ni cambiando.

La ley de movimiento de Newton viene con una advertencia: los objetos tienden a permanecer en su estado actual, a menos que una fuerza externa actúe sobre ellos. Para las personas que se sienten atrapadas, tomar el tipo correcto de riesgos puede ser la fuerza que necesitan para volver a moverse.

7 beneficios de tomar riesgos

1. Sentirás una sensación de logro

Puede dar miedo empezar, pero correr un riesgo, incluso si no sale exactamente como lo planeó, puede ser estimulante. Estarás orgulloso de ti mismo por tu valentía y coraje.

2. Borrar viejas historias

A veces, crecemos con creencias o suposiciones sobre nosotros mismos y la forma en que funciona el mundo que no nos sirven. A menudo dejamos de cuestionar estas suposiciones a medida que nos acomodamos en nuestras carreras, pero es posible que aún estén al mando.

Tomar riesgos puede ayudarlo a crear evidencia para refutar esas viejas historias que tal vez ya no le sirvan. Incluso si no cambiaría nada de su vida, liberar esos pensamientos negativos puede ser maravillosamente liberador.

3. Aprenderás más sobre ti

¿Qué te gusta hacer? ¿Qué te hace feliz? ¿Cuáles son tus valores? Si te registras en un hotel a las tres de la mañana y no hablas el idioma local, y no tienen tu reserva, ¿qué harías?

Bueno, eso último fue un poco específico. Pero tomar riesgos te desafía en formas grandes y pequeñas. A medida que tienes nuevas experiencias, aprendes más sobre quién eres y qué impulsa tu comportamiento. Los nuevos desafíos te dan la oportunidad de impresionarte y crecer.

4. Aumenta la confianza

Con cada nuevo desafío y riesgo, se convencerá de su propia capacidad para manejar las circunstancias cambiantes. Esto te hará una persona más segura, flexible y un mejor líder. La confianza mejorada (probada a través de la experiencia) también puede tener un efecto positivo en sus habilidades para tomar decisiones.

5. Abre nuevas oportunidades

Salir de su zona de confort puede generar todo tipo de nuevas oportunidades, tanto a nivel profesional como personal. Es posible que se encuentre abriendo su propio negocio o convirtiéndose en un creador de tendencias en su industria.

6. Construye resiliencia

Tomar riesgos también puede ayudarlo a aprender cómo manejar los resultados adversos y los contratiempos, lo que lo hace más resistente frente a la adversidad. Sabrá que puede prosperar sin importar lo que suceda y volverse más experto en encontrar múltiples rutas hacia el éxito.

7. Sin remordimientos

Finalmente, los riesgos calculados a menudo valen la pena, incluso si no siempre resultan en resultados positivos. Sin tomarlos, nunca sabríamos lo que podría haber sido. Los que toman riesgos a menudo están más satisfechos con sus vidas. y más felices consigo mismos que los que no toman riesgos.

Asunción de riesgos en los equipos.

Aprender a tomar riesgos como individuo puede beneficiar su desempeño en el trabajo. Para que tanto las pequeñas como las grandes empresas crezcan, deben sentirse cómodas gestionando los riesgos, creciendo y manteniéndose al día.

BetterUp mide la toma de riesgos del equipo entre nuestros miembros, ya que influye en muchas otras áreas de desarrollo personal y profesional. En comparación con los que obtuvieron una puntuación baja, los miembros de BetterUp que informan altos niveles de toma de riesgos en equipo informan un 47 % más de innovación en el equipo, un 23 % más de consecución de objetivos, un 19 % más de compromiso en el trabajo y un 10 % más de satisfacción laboral.

¿Cansado de ir a lo seguro? Aprende a tomar riesgos que valen la pena

¿Cómo se obtiene el coraje para asumir riesgos?

Mucha gente piensa que la confianza en uno mismo es la clave para asumir riesgos, pero no siempre es así. No es más probable que asuma riesgos porque cree que no puede fallar. En realidad, se trata más de tener confianza en el resultado. Usted sabe que incluso si las cosas no salen a la perfección, tiene los recursos para manejar el fracaso.

Construyendo un sistema de apoyo

Cuando estás tomando riesgos, es esencial tener una red de apoyo de personas a tu alrededor. Estas personas pueden ayudarlo a mantenerse motivado y alentarlo cuando sienta miedo. También pueden ayudarlo a evaluar si vale la pena correr un riesgo en particular.

Por ejemplo, si está pensando en postularse para un nuevo puesto, su equipo de apoyo lo ayudará a identificar el trabajo que desea y prepararse para él. Ellos pueden darle retroalimentación sobre sus fortalezas y áreas de desarrollo. Pueden ayudarlo a mantenerse enfocado cuando surgen dudas. Estas personas desempeñan los roles de evaluación de riesgos, porristas y entrenadores.

Con el sistema de apoyo adecuado, la toma de riesgos se vuelve mucho más fácil. Por ejemplo, esos pilotos de carreras son plenamente conscientes de que conducir a velocidades tan altas es peligroso. No lo hacen pensando que nunca se estrellarán. De hecho, los conductores profesionales chocan mucho. En 2019, NASCAR reportó un promedio de tres choques por carrera.

Sin embargo, aléjese de cualquier pista de carreras competitiva y verá entrenadores, mecánicos y técnicos médicos de emergencia en espera para brindar apoyo inmediato a los conductores lesionados. Mire los vehículos en sí y encontrará características de seguridad que no existen en los automóviles disponibles comercialmente. Si su objetivo es competir profesionalmente, los choques son parte del trabajo. Su sistema de apoyo proporciona las herramientas para mitigar el riesgo de un resultado negativo.

Trabajar con un entrenador puede ayudarlo a desarrollar la confianza para tomar más riesgos. Pero un entrenador también puede ayudarlo a determinar qué riesgos tomar y cuándo es el momento adecuado para hacerlo.

¿Cómo sabes cuándo debes arriesgarte?

Cuando pienso en sopesar riesgos, me imagino una balanza anticuada, sopesando los pros y los contras.

Mientras considero lo que debería ir en cada lado, no pienso en el mejor de los casos ni en el peor de los casos. Pienso en quién me convertiré si me arriesgo. Pienso si los beneficios potenciales valen la pena y si tengo las herramientas para lidiar con el fracaso.

Los mejores riesgos que puedes tomar son los que te acercan más a tus valores y deseos. Por ejemplo, podría estar arriesgándose al cambiar de carrera. Pero si el resultado potencial es menos estrés financiero, más oportunidades para hacer un trabajo significativo y un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida, entonces es un paso que vale la pena dar.

Ese acto de fe, ya sea que produzca o no el resultado deseado, te acerca a quien quieres ser.

¿Cansado de ir a lo seguro? Aprende a tomar riesgos que valen la pena

Cómo tomar riesgos calculados

Tomar riesgos no significa “volar”. Cuanto mejor se prepare, mayores serán sus posibilidades de éxito la primera vez. Aquí hay 4 pasos para tomar mejores riesgos calculados que tienen la mejor oportunidad de dar sus frutos:

1. Desarrolle un sistema para evaluar sus riesgos

Cuando se trata de tomar mejores riesgos, es importante ser reflexivo y estratégico. Considere lo que tiene que perder y lo que tiene que ganar. Sopesar los pros y los contras. Habla de tu razonamiento con un entrenador o un amigo de confianza.

Recuerde que no está evaluando sus riesgos por extremos. Estás buscando la mejor manera de alcanzar un resultado exitoso. Las personas exitosas consideran muchos caminos diferentes a seguir y eligen el que más se alinea con sus valores y metas.

2. Haz tiempo para el Trabajo Interior®

El riesgo tiene dos componentes: emocional y sistemático. La parte emocional a menudo tiene lugar inconscientemente. Hay ciertas cosas en las que ni siquiera podemos pensar porque dan mucho miedo. Probablemente no sean los mejores riesgos para empezar, pero es útil tenerlos en cuenta.

Cuanto más sistemáticamente aborde sus riesgos con una estrategia establecida para gestionarlos, más cómodo se sentirá pensando en esos riesgos emocionalmente desencadenantes. Un entrenador puede ayudarlo a desempacar lo que le teme y cuándo es el momento adecuado para abordarlo.

3. Comience poco a poco

No tienes que correr grandes riesgos todo el tiempo. Desarrollar el hábito de tomar pequeños riesgos también puede dar grandes frutos.

Si usted es el tipo de persona que automáticamente equipara el riesgo con el peligro, intente cambiar su definición de riesgo. Piense en ello como cualquier cosa con el potencial de incertidumbre. Puede aumentar su tolerancia al riesgo de pequeñas maneras, lo que puede desarrollar el músculo para pensar y, finalmente, asumir riesgos mayores.

¿Qué constituye un pequeño riesgo? Busque cualquier cosa que esté fuera de su zona de confort. Si siempre pides el mismo café, prueba con algo nuevo. Si siempre vas al mismo lugar de vacaciones, prueba un lugar nuevo. Si está considerando un cambio de carrera, intente tomar una clase primero. Estos pueden parecer pequeños pasos, pero te ayudarán a sentirte cómodo con la incomodidad.

4. Redefinir el fracaso

No tengas miedo al fracaso, es parte del proceso. Si no estás fallando, no estás probando cosas nuevas y no estás creciendo. El truco es aprender de cada resultado. Muchas veces aprendemos tanto, si no más, del fracaso que del éxito. Un estudio de atletas olímpicos descubrió que, años después de competir, los ganadores de medallas de plata tendían a ser más felices y resistentes que los ganadores de medallas de oro.

Siente el miedo y corre el riesgo de todos modos

Cuando empiezas a aprender a tomar riesgos, puede ser que todo se sienta aterrador. Pero eso está bien. Tu cerebro está tratando de mantenerte a salvo. Tendrá que demostrarse a sí mismo que la toma de riesgos no tiene por qué ser amenazante, y que incluso puede ser divertido.

Hay infinitas posibilidades en el mundo, y la mejor manera de descubrir qué riesgos son adecuados para usted es sintonizar con su intuición. No tengas miedo de experimentar. Incluso si algo no sale según lo planeado, aprenderá de ello y crecerá como persona, y eso lo ayudará a desarrollar la confianza en sí mismo. Ya sea que se mude a una nueva ciudad, comience un nuevo trabajo o inicie un nuevo negocio, sabrá que puede manejar lo que se le presente.

Sopesar el “buen riesgo” es personal, pero no tiene que hacerlo solo. Comuníquese con BetterUp para recibir asistencia tanto en riesgos pequeños como grandes. Un entrenador puede brindarle una nueva perspectiva y el apoyo que necesita para tomar riesgos inteligentes.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





¿Cansado de ir a lo seguro? Aprende a tomar riesgos que valen la pena

¿Cansado de ir a lo seguro? Aprende a tomar riesgos que valen la pena

Tomar riesgos en la vida puede ser aterrador, pero también puede llevarnos a oportunidades inimaginables y recompensas significativas. Si te has sentido estancado en la monotonía y estás buscando un cambio emocionante, es hora de aprender a tomar riesgos que valen la pena. Aquí te presentamos las preguntas más frecuentes para ayudarte en este desafiante pero gratificante viaje:

1. ¿Por qué debería tomar más riesgos?

Tomar riesgos te permite salir de tu zona de confort y experimentar crecimiento personal. Al enfrentar nuevos desafíos, te abres a oportunidades de aprendizaje, desarrollo de habilidades y perspectivas enriquecedoras. Los riesgos también pueden llevarte a lograr metas más grandes y alcanzar un mayor éxito.

2. ¿Cómo puedo superar el miedo a tomar riesgos?

El miedo es natural cuando se trata de asumir riesgos, pero es importante recordar que el miedo no debe controlar tus decisiones. Identifica qué te detiene y trabaja en superar esos temores paso a paso. Enfócate en los posibles beneficios, visualiza el éxito y busca el apoyo de personas que te inspiren.

3. ¿Cuándo debo tomar riesgos?

No hay un momento perfecto para tomar riesgos, pero es importante evaluar tus metas y prioridades. Cuando sientas que estás estancado o insatisfecho con tu situación actual, puede ser el momento adecuado para asumir nuevos desafíos. Recuerda que el crecimiento personal suele estar ligado a la disposición de correr riesgos.

4. ¿Cómo puedo evaluar los riesgos antes de tomarlos?

Es importante evaluar los riesgos antes de embarcarte en un nuevo camino. Investiga, analiza y considera las posibles consecuencias tanto positivas como negativas. A veces, asesorarte con expertos en el campo que estás incursionando puede darte una perspectiva más clara.

5. ¿Cómo puedo aprender de los fracasos?

Los fracasos son oportunidades de aprendizaje. Cambia tu perspectiva al fracaso y en lugar de verlo como un obstáculo, considéralo como un paso hacia el éxito. Reflexiona sobre lo sucedido, identifica las lecciones aprendidas y utiliza este conocimiento para tu crecimiento personal y profesional.

6. ¿Dónde puedo encontrar ejemplos de personas que tomaron riesgos exitosos?

Si buscas inspiración, puedes encontrar muchos ejemplos de personas exitosas que tomaron riesgos significativos para alcanzar el éxito. Puedes leer biografías, ver entrevistas, o investigar sobre emprendedores famosos y líderes en diferentes campos. Recuerda que cada persona tiene su propia definición de éxito, por lo que es importante encontrar historias que te inspiren personalmente.

Recuerda que tomar riesgos que valen la pena requiere coraje y determinación. No te limites a ir siempre por lo seguro, atrévete a desafiarte y buscar nuevas oportunidades. ¡Sé valiente y persigue tus sueños!

Deja un comentario