6 consejos de cuidado personal para cuidadores

Si eres un cuidador, sabemos que te entregas por completo a cuidar a tus seres queridos. Pero, ¿qué hay de ti? Hoy te presentamos 6 consejos de cuidado personal especialmente diseñados para ti. Descubre cómo cuidar de ti mismo para poder cuidar mejor a los demás. ¡No te lo pierdas!

6 consejos de cuidado personal para cuidadores

Algunas personas tienen la idea de que el cuidado personal es pan comido. Ponte una máscara facial, enciende nuestras canciones favoritas y boom, estamos practicando el cuidado personal.

Pero algunas personas realmente luchan por ponerse a sí mismas en primer lugar porque están muy acostumbradas a cuidar a los demás. El autocuidado para los cuidadores es difícil de lograr.

Aunque amemos cuidar a un ser querido o familiar, no podemos olvidar que todos debemos valorar y priorizar nuestra propia salud y bienestar. Podríamos perder el contacto con la mejor manera de cuidar nuestra salud mental, lo que podría conducir al agotamiento. Incluso podemos sentirnos culpables cuando reservamos tiempo para nosotros mismos.

No podemos chasquear los dedos y tener una rutina de cuidado personal impecable. Requiere tiempo, esfuerzo y dedicación. En BetterUp, nuestros entrenadores están aquí para mostrarle cómo aceptar sus sentimientos y aprender a poner sus propias necesidades en primer lugar.

¿Qué es el agotamiento del cuidador?

El agotamiento del cuidador ocurre cuando las responsabilidades del cuidado se vuelven demasiado difíciles de manejar. Pueden comenzar a consumir todo tu tiempo y energía, haciéndote sentir emocionalmente exhausto por poner constantemente una cara feliz o reprimir tus propios sentimientos. Y además de las demandas de salud mental de ser un cuidador, las demandas físicas pueden pasar factura. Dependiendo de cuánto apoyo necesite alguien, algo como empujar constantemente una silla de ruedas podría comenzar a dolerle la espalda.

Así como identifica signos de agotamiento en el trabajo, también puede identificar signos de agotamiento como cuidador, que es un trabajo de tiempo completo. Esto es especialmente cierto si la persona que está cuidando sufre de una condición crónica, incluyendo enfermedades del corazón, problemas de movilidad o Alzheimer.

Pero el estrés y el agotamiento de los cuidadores no solo les suceden a las personas que hacen ambas cosas a tiempo completo. Puede ocurrirle a personas con trabajos de medio tiempo o que solo ven periódicamente a la persona que cuidan. Ningún cuidador está excluido de los sentimientos de agotamiento o agotamiento, independientemente de la situación.

Tomarse tiempo para uno mismo sigue siendo una prioridad

¿Te sumerges de cabeza en lo que te apasiona? Ser un cuidador puede ser significativo para usted, pero no siempre lo deja sano y satisfecho. De hecho, podría llevarlo a descuidar sus propias necesidades y sueños. Tus propias necesidades están en un segundo plano cuando quieres hacer lo mejor posible mientras cuidas de otra persona.

La investigación incluso ha demostrado que los cuidadores familiares tienen dificultades para promover su salud. Luchan por ponerse a sí mismos en primer lugar, ya que están tan acostumbrados a hacer lo contrario.

Pero el cuidado personal siempre debe ser una prioridad para los cuidadores. Cuando descuidas tu cuidado personal, dañas tu salud mental y física. Y cuando no está en su mejor momento, no puede brindar su mejor atención. Estarías en mejores condiciones para brindar cuidado y atención a tus seres queridos. Tampoco estaría lidiando con la fatiga del cuidador.

Puede parecer difícil al principio, pero puedes elegir tú mismo. Puede hacer esto tomando una licencia por duelo para llorar y cuidarse adecuadamente o programando tiempo para sus propias citas médicas. No tiene que ser elaborado, siempre y cuando te priorices a ti mismo. Si usted es un cuidador familiar, ¿no se ha preguntado si su familiar también quiere verlo prosperar?

Puede ser difícil cambiar las cosas después de estar en una rutina establecida que no te elige a ti mismo. En BetterUp, nuestros entrenadores están aquí para ayudarlo a crear estrategias que prioricen el cuidado personal sin dejar de cumplir con sus responsabilidades de cuidado.

Cómo hacer malabarismos entre cuidar y trabajar

En lugar de ocultar el hecho de que usted es un cuidador de la familia o que ayuda a otros, es mejor ser abierto al respecto con su lugar de trabajo. De esa manera, sus jefes y miembros del equipo sabrán que tiene otro compromiso serio. Permite una discusión directa sobre la flexibilidad laboral o la licencia paga para brindar cuidados.

También hace que sea más cómodo para usted pedir ayuda. No pidas ayuda al final de tu cuerda. Deberías sentirte lo suficientemente cómodo para pedir ayuda antes de que estés exhausto o cuando tu equilibrio entre el trabajo y la vida se haya ido. Manténgase conectado con sus amigos, sistema de soporte y gerentes. No pueden leer tu mente, así que hazles saber cómo te sientes.

Hacer malabarismos con sus responsabilidades de cuidado y trabajo puede parecer agitado. Cuando te sientas revuelto, prueba algunas actividades de atención plena para centrarte. Asegúrate de mantenerte organizado con herramientas como un cuaderno o un calendario. Recuerda que no eres perfecto. Nadie es. Solo puede hacer lo mejor que pueda y establecer metas realistas para lograr.

6 consejos de cuidado personal para cuidadores

Cómo cuidarse cuando se es cuidador

Es hora de hablar de poner en marcha estas prácticas de cuidado personal. Pero para advertirle, mantener las prácticas de autocuidado requerirá algo de aptitud mental. Debe hacerse responsable, ser resistente y aceptar el crecimiento diario. No es fácil, pero vale la pena tomar medidas en beneficio de su futuro.

Además, no es un escenario único para todos. Lo que podría ser una forma increíble de practicar el cuidado personal para usted, podría no funcionar para otros. Concéntrese en lo que funciona para usted.

Para darle una mejor idea de cómo son estas prácticas, aquí hay seis consejos de cuidado personal para revisar:

  • Practique ejercicios de respiración profunda al final del día y cada vez que se sienta estresado
  • Consume una dieta saludable que alimente tu cuerpo y te llene de energía
  • Desconéctate de la tecnología y tómate el tiempo para sintonizar tus emociones
  • Incorpora a tu rutina prácticas, incluido el yoga o la meditación, que conecten tu mente y tu cuerpo.
  • Crea una rutina nocturna relajante para dormir lo suficiente
  • Tómese un tiempo para pasatiempos o actividades paralelas que llenen su vida de propósito
  • 6 consejos de cuidado personal para cuidadores

    No seas demasiado duro contigo mismo

    Cuando dedica tiempo al cuidado personal, es posible que se sienta culpable por ello. Aunque sabe lo que es mejor para su propia salud y cómo mejorar sus habilidades de cuidado, la culpa todavía lo invade. La culpa lo abruma porque está priorizando sus necesidades por primera vez.

    Pero, ¿de dónde vienen estos sentimientos de ser duro contigo mismo? Es porque estás luchando por la perfección cuando la perfección no es realista. La culpa se conoce como una emoción no constructiva que desperdicia tu energía. Hace que te sientas presionado a actuar cuando ves que se está progresando.

    Es posible que se sienta culpable por no estar allí para apoyar a alguien lo suficiente, aunque sepa que no puede estar allí cada segundo del día.

    Ya sean familiares o amigos, cuidar a alguien es un desafío. Es otra razón por la cual el autocuidado y la autocompasión son invaluables. Es común tener fatiga por compasión o empatía, así que asegúrese de ser consciente de sus esfuerzos. No tengas miedo de tomarte un tiempo libre.

    6 consejos de cuidado personal para cuidadores

    Ser duro contigo mismo da lugar a más conversaciones internas negativas que positivas. Háblate a ti mismo con amabilidad y sé consciente de que te esfuerzas por dar lo mejor de ti. La perfección no es real.

    ¿Qué puedes cambiar?

    Te guste o no, el cambio sucede y continuará ocurriendo en cada etapa de tu vida. Pero no se puede cambiar todo. Saber la diferencia entre lo que es cambiable y lo que no es clave. Y no se puede controlar todo.

    Tal vez la persona que está cuidando tiene serios problemas de salud física que no puede cambiar o mejorar drásticamente, o tal vez cuida a sus padres ancianos y niños pequeños, pero no puede cambiar esa situación.

    Pero su rutina de cuidado personal está sujeta a cambios, al igual que su actitud. Tal vez hasta ahora te has sentido egoísta por tomarte un tiempo para ti. Entender que tu salud y bienestar merecen ser una prioridad y crear planes para ponerte a ti primero cambiará esos sentimientos. Aprenderá a reducir el estrés del cuidador y evitar el agotamiento.

    Se necesita acción y trabajo duro para que esto suceda, sin mencionar el coraje y la resiliencia. Inicialmente, es posible que le preocupe agitar las cosas, pero tenga en cuenta que está invirtiendo en su propio bienestar futuro.

    6 consejos de cuidado personal para cuidadores

    No estás solo

    El autocuidado de los cuidadores no es fácil, al igual que no es fácil ser un cuidador, punto. Es normal sentir todo tipo de emociones, por lo que también debes practicar la autoaceptación. Fortalece tu autoconciencia y acepta tus emociones en lugar de negarlas. Acéptalo cuando tengas fatiga mental o necesites tomar un descanso. Y cuando haga eso, recuerde que no está solo en lo que está sintiendo o experimentando.

    Según Gallup, los cuidadores representan el 16% de los estadounidenses que trabajan a tiempo completo — y sabemos que algunos cuidadores tienen otros trabajos. Pero los cuidadores tienen un 49 % más de probabilidades de ser diagnosticados con depresión y experimentan más preocupaciones y estrés que las personas que no lo son. Esos números difícilmente sugieren que el agotamiento del cuidador sea raro.

    Tenga en cuenta que los demás se sienten de esta manera. No dude en comunicarse con los grupos de apoyo. Los grupos de apoyo para cuidadores pueden ayudarlo a sentirse conectado con otras personas que comparten experiencias similares y enseñarle cómo recuperarse del agotamiento.

    Es posible que descubra que lo que necesita es hablar con profesionales de la salud para obtener asesoramiento médico. Sus amigos y familiares no siempre pueden brindar el apoyo adecuado, que es donde entra en escena un profesional de la salud mental.

    Independientemente de cómo cuide a alguien, nunca olvide que su salud y bienestar siempre deben cuidarse.

    No tienes que emprender tu viaje de autocuidado solo. Si necesita ayuda para encontrar estrategias que funcionen para usted o cómo crear un equilibrio entre el trabajo y la vida personal que satisfaga todas sus necesidades, considere reunirse con un asesor de BetterUp. A medida que aprendas a ponerte a ti mismo en primer lugar, nuestros entrenadores serán tus mejores porristas.

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




    Preguntas frecuentes sobre los 6 consejos de cuidado personal para cuidadores

    Preguntas frecuentes sobre los 6 consejos de cuidado personal para cuidadores

    1. ¿Cuáles son los 6 consejos de cuidado personal para cuidadores?

    Los 6 consejos de cuidado personal para cuidadores son:
    1) Prioriza tu salud y bienestar: Es fundamental que los cuidadores se cuiden a sí mismos para poder brindar una atención de calidad. Esto implica mantener una buena alimentación, hacer ejercicio regularmente y descansar lo suficiente.
    2) Establece límites: Es importante establecer límites claros y aprender a decir “no” cuando sea necesario. No puedes hacer todo y estar disponible las 24 horas del día.
    3) Busca apoyo emocional: No tengas miedo de buscar apoyo emocional, ya sea a través de amigos, familiares o grupos de apoyo de cuidadores.
    4) Aprende a delegar tareas: No intentes hacerlo todo tú solo. Aprende a delegar tareas y acepta la ayuda de otros.
    5) Cuida tus emociones: Reconoce tus emociones y busca formas saludables de gestionarlas, como la práctica de la meditación o hablar con un profesional.
    6) Permítete descansar y disfrutar de momentos para ti: Es importante dedicar tiempo para descansar y disfrutar de actividades placenteras que te ayuden a recargar energías.

    2. ¿Por qué es importante priorizar la salud y el bienestar siendo cuidador?

    Priorizar la salud y el bienestar como cuidador es fundamental para poder brindar una atención de calidad. Si descuidas tu propia salud, es probable que te agotes rápidamente y no puedas cuidar de manera efectiva a la persona a la que estás ayudando. Mantener una buena alimentación, hacer ejercicio y descansar lo suficiente te ayudará a mantenerte en forma física y mentalmente.

    3. ¿Cómo puedo establecer límites como cuidador?

    Establecer límites como cuidador puede ser difícil pero es esencial para evitar el agotamiento. Aprende a decir “no” cuando sientas que estás sobrepasando tus capacidades, establece horarios de descanso y aprende a delegar tareas a otras personas que puedan ayudarte.

    4. ¿Dónde puedo buscar apoyo emocional como cuidador?

    Puedes buscar apoyo emocional como cuidador a través de diferentes fuentes. Puedes acudir a familiares y amigos cercanos que comprendan tu situación, o incluso unirte a grupos de apoyo de cuidadores donde puedes compartir tus experiencias y recibir consejos de personas que están pasando por situaciones similares. Una buena fuente de información y apoyo es Wikipedia.

    5. ¿Cómo puedo aprender a delegar tareas?

    Aprender a delegar tareas puede ser desafiante para algunos cuidadores, ya que pueden sentir la necesidad de hacerlo todo ellos mismos. Sin embargo, es importante reconocer que aceptar la ayuda de otros no significa que eres incapaz o que no te preocupas lo suficiente. Identifica las tareas que puedes delegar y confía en que otras personas también pueden hacer un buen trabajo.

    6. ¿Qué actividades pueden ayudarme a descansar y recargar energías como cuidador?

    Como cuidador, es fundamental dedicar tiempo para descansar y disfrutar de actividades que te ayuden a recargar energías. Esto puede incluir practicar la meditación, realizar actividades relajantes como dar paseos al aire libre, leer un libro o hacer algún hobby que te guste. El objetivo es encontrar actividades que te brinden tranquilidad y satisfacción personal.

    ¡Recuerda siempre cuidar de ti mismo mientras brindas cuidado a los demás!


    Deja un comentario